26 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los productores de leche reciben 33 céntimos por litro, mientras que ellos pagan 37 para obtenerlo, algo que ha obligado a cerrar muchas granjas

Agricultores y ganaderos se rebelan: El precio del producto no cubre el gasto de fabricación

Ganadería de leche.
Ganadería de leche.
Varias asociaciones de ganaderos han denunciado que los trabajadores encargados de la obtención de leche de vaca en nuestro país se encuentran viviendo una situación extrema debido a la cifra tan baja que ofrecen las empresas distribuidoras por sus productos, lo que se une al grave problema que están experimentando los agricultores del sur de España, que deben enfrentarse a la gran importación de frutas y hortalizas provenientes de Marruecos.

Los ganaderos que se dedican a obtener y comercializar la leche de las vacas en nuestro país están viviendo momentos muy delicados. Diferentes asociaciones de este gremio han denunciado que los 33 céntimos por litro que reciben de media ni siquiera permiten cubrir los gastos de producción, que, actualmente, están por encima de los 36 céntimos.

Pero este no es el único problema al que se tienen que enfrentar estos trabajadores, ya que, debido a la subida del precio de la luz que nuestro país lleva experimentando durante varios meses, los costes de mantenimiento de sus instalaciones y de producción han aumentado considerablemente.

En teoría, la ley impide que los compradores y distribuidores que pertenecen a la industria de la leche paguen un precio inferior al coste efectivo de producción pero, tal y como afirma la Asociación de Ganaderos Productores de Leche (AGAPROL), los ganaderos llevan años sufriendo “atropellos, abusos e intimidaciones” por parte de estas empresas. La fuerte concentración y el gran poder de estos negocios en nuestro país ha provocado que los productores se vean incapaces de negociar el precio de la leche.

Ganadería de leche.

Para intentar frenar estos graves problemas y denunciar el “abuso” de la distribución en los precios de la leche que está suponiendo la “ruina de miles de ganaderos”, la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha anunciado que, durante este verano, llevará a cabo una serie de movilizaciones en los territorios productores de toda España. Cabe destacar que, según los datos de esta asociación, un 30% de las ganaderías que existían en nuestro país en el año 2015 se han visto obligadas a cerrar como consecuencia de este problema.

Pero, esta no es la única dificultad a la que se tienen que enfrentar los trabajadores del sector primario de nuestro país ya que, tal y como informó Elcierredigital.com hace dos meses, el colectivo de agricultores del sur de España está viviendo una situación muy similar a la que viven los ganaderos. En este caso, el melón y la sandía son los principales productos afectados ya que el precio del primero cayó más de un 30%, mientras que el de la sandía los hizo en más de un 40%, una situación que incluso obligaba a algunos agricultores a destruir sus productos ya que su precio no cubría ni los costes de recolección y producción.

Este factor se ha visto agravado en los últimos años por la gran cantidad de futa y hortaliza que España importa desde Marruecos, los agricultores denuncian que, durante el pasado año, nuestro país pagó a Marruecos más de 800 millones de euros por este tipo de productos. De hecho, el diario digital de actualidad hortofrutícola Hortoinfo ha publicado una información que sostiene que, durante esta campaña, Almería ha importado doce millones de kilogramos de sandía proveniente de otros países y un 94% de esta cifra viene de Marruecos, seguido por países como Senegal y Francia.

Huerto de sandías.

Las cifras sorprenden a los agricultores de la zona pues el precio de estas importaciones asciende a 9,49 millones de euros, lo que supone un valor de 0,78 euros por kilogramo, una cifra que contrasta con los 0,38 euros por kilo que ha recibido de media cada agricultor almeriense.

Si esta grave situación continúa produciéndose, el sector primario en España se verá gravemente perjudicado y una gran cantidad de negocios se verán obligados a cerrar, lo que se traducirá en que el sustento económico de cientos de familias desaparecerá.

COMPARTIR: