03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente de la teleco resucita al exlíder de las Juventudes Socialistas, que entró en la compañía en 2007 y en 2018 lo daban ya por 'muerto'

Pallete se pliega ante Sánchez: Telefónica nombra al 'zapaterista' Javier de Paz como responsable de Asuntos Institucionales

/ Javier de Paz
Javier de Paz se ha convertido en el nuevo presidente de la comisión de Asuntos Institucionales de Telefónica para alegría de su amigo Pedro Sánchez, que ve con satisfacción cómo José María Álvarez-Pallete se pliega a sus deseos.

José María Álvarez-Pallete ha puesto Telefónica al servicio de La Moncloa, que hace dos años vio con satisfacción como la teleco rompía su pinza con Ana Patricia Botín (Santander) dentro del accionariado del Grupo Prisa, cuyo control pretendía ser retenido por Juan Luis Cebrián.

Poco antes, a principios de 2018, en Telefónica se daba por amortizado al 'zapaterista' Javier de Paz, que entró en la compañía en 2007 como favor de César Alierta al entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero (que no había sido tan intervencionista en las empresas estratégicas como sus antecesores). 

Pero en abril de 2018, advirtiendo las aguas revueltas de la política española, Pallete fue listo y renovó a Javier de Paz como consejero de Telefónica.

De Paz

El discreto De Paz acaba de perder su puesto como presidente de la comisión de Sostenibilidad de Telefónica en favor de la abogada del Estado María Luisa García Blanco, que cuenta con un currículum tan deslumbrante como ajeno a la sostenibilidad empresarial.

El 'zapaterista', ex líder de Juventudes Socialistas y miembro de la Ejecutiva del PSOE durante casi una década durante el 'felipismo', también pierde la presidencia de Ingeniería de Seguridad SA. Pero a cambio gana a cambio la presidencia de la comisión de Regulación y Asuntos Institucionales. De Paz se convierte así en el nuevo 'diplomático' de Telefónica por su excelente interlocución con Sánchez.

Otros cambios

Telefónica ha reducido su consejo de 17 a 15 miembros tras las salidas 'voluntarias' de dos miembros del BBVA y Caixabank, Ignacio Moreno y Jordi Gual. Ambas entidades de crédito ven reducidos sus cargos en el consejo a la mitad y los citados directivos son compensados al ser nombrados con cargos en el Consejo Asesor de Telefónica España, y como miembros del Consejo de Administración de Telefónica Brasil S.A.

Telefónica. 

Telefónica dice que Moreno y Gual "han aportado durante sus años como consejeros una probada y eficaz experiencia en el mundo de la gestión empresarial, visión estratégica de negocio y un compromiso excepcional, que han resultado claves para contribuir de manera relevante al liderazgo de Telefónica y su propósito de dar siempre el mejor servicio a la sociedad para construir un mundo más humano, conectado e impulsado por el mejor talento de las personas".

La teleco española asegura que la remodelación de su cúpula "es un gran paso adelante en el objetivo constante de mejorar la transparencia, responsabilidad y compromiso de la compañía con sus accionistas e inversores, y situar los estándares al más alto nivel de cumplimiento comparado de los criterios y principios internacionales de buen gobierno. Esta decisión se enmarca dentro del propósito permanente de Telefónica de realizar una gestión adecuada y transparente como factor esencial para la generación de valor, la mejora de la eficiencia económica y el refuerzo de la confianza de los inversores siempre desde una perspectiva de máxima profesionalidad y rigor".

4.000 bajas incentivadas

Telefónica está incentivando 4.000 bajas entre los mayores de 55 años con la intención de rebajar su deuda a la mitad que hace una década. La teleco española disponía de 37.000 empleados en 2012 y el próximo año, de ejecutarse esta operación de recortes, el número de trabajadores de la multinacional habría caído hasta los 18.000.

José María Álvarez-Pallete intenta domar una deuda heredada desde los tiempos de César Alierta que a 30 de junio del presente año llegaba a los 26.000 millones de euros, cifra que supera a la capitalización bursátil de Telefónica.

Recortes en el sector

La guerra de precios está motivando bajas entre las grandes telecos y Vodafone prepara su cuarto ERE en una década. Este recorte de la compañía británica afectará a medio millar de trabajadores. Este hecho y el anuncio de Telefónica ha motivado el enfado sindical.

UGT lamenta la "actitud irresponsable" que han tomado las autoridades europeas al fomentar una competencia salvaje que ha conllevado una guerra de precios promovida por operadores digitales que ni crean empleo, ni apenas invierten.

La Ley General de Telecomunicaciones tejida por el Gobierno de España tampoco parece que ayudará a romper con esta dinámica negativa ya que operadores virtuales relacionados con compañías como Facebook prácticamente no se verán afectadas.

Problemas y bajos precios para Telefónica

José María Álvarez-Pallete sigue haciendo malabares para intentar esquivar los innumerables problemas que le dejó como herencia César Alierta y para que Telefónica frene su sangría de abonados en móvil, fibra y televisión.

Los 'culpables' de esta dinámica son MásMóvil y Digi, que suman abonados gracias a unos precios ultracompetitivos. La situación se observa con la pérdida de clientes de Telefónica en todas sus principales líneas de negocio.

Con datos de junio de 2021, Telefónica perdió casi 180.000 líneas de banda ancha fija en dos años mientras el Grupo MásMóvil crecía en 800.000. En líneas móvil, la compañía liderada por Pallete se ha dejado más de 230.000 abonados en dos años.

El imparable crecimiento de MásMóvil y Digi, que no tienen televisión ni la quieren, intentará ser frenado por Pallete. El directivo ha apostado por lanzar una tarifa low cost de fibra más móvil por 30 euros mensuales a través de la segunda marca de la compañía, O2, que ahora será comercializada en las tiendas de Telefónica.

COMPARTIR: