02 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mujer del torero onubense y madre de Rocío, Miriam y Miguel Báez 'Litri' tenía 71 años y asistió el 14 de mayo a la boda de su primogénito

Adiós a Conchita Spínola, la viuda del 'Litri' fallecida quince días después que el matador

El Cierre Digital en
/ Miguel Báez 'Litri y Concha Spínola.
Después de solo dos semanas de la muerte de la figura del toreo Miguel Báez Espuny ‘Litri’, este lunes fallecía a los 71 años su viuda, María Concepción Spínola González. Conchita Spínola, como se la conocía, compartió con el icono del toreo onubense 55 años de matrimonio y tuvieron juntos a sus tres hijos Rocío, Miriam y Miguel Báez ‘Litri’. Una de sus últimas apariciones públicas fue la boda de su hijo Miguel el pasado 14 de mayo.

Después de solo dos semanas de la muerte de la figura del toreo Miguel Báez Espuny ‘Litri’, este lunes fallecía a los 71 años su viuda, María Concepción Spínola González. Conchita Spínola, como se la conocía, compartió con el icono del toreo onubense 55 años de matrimonio y tuvieron juntos a sus tres hijos Rocío, Miriam y Miguel Báez ‘Litri’

Tras su última aparición pública en la boda de su primogénito Miguel el pasado 14 de mayo como madrina, Conchita ha muerto en su residencia de Madrid. Su capilla ardiente se ha instalado en el Tanatorio de San Isidro, donde permanecerá hasta las 20 horas de este martes y donde también se veló el cuerpo de su marido el 'Litri'.

Concha Spínola –hija de Máximo Spínola y Cárdenas– y Miguel Báez Espuny se hicieron amigos en una playa cuando ella tenía 15 años, dando paso a una relación sentimental que acabó en matrimonio hace 55 años, en el monasterio de la Virgen de Guadalupe de la provincia de Cáceres.

Conchita y Miguel.

La mujer fue la mejor y más fiel acompañante de todos los reconocimientos taurinos del diestro, sin embargo siempre prefirió estar en un segundo plano y fuera del foco mediático, dejándole al 'Litri' todo el protagonismo. Las hermanas de Conchita, Mayte y Carmen, también son dos personajes conocidos, ambas ligadas al mundo del arte. Mayte, que asistió a la boda de los reyes Juan Carlos y Sofía en Atenas y está casada con Graciliano Barreiros, cofundador del grupo Barreiros –pionero de la automoción en los años 60. Por su parte, Carmen, está casada con Luis Javier de Oriol y Díaz Bustamante, hijo del expresidente del Consejo de Estado, Antonio María de Oriol y Urquijo.

Adiós al Litri, dos semanas antes de la muerte de su mujer

El torero Miguel Báez Espuny, más conocido como “Litri”, fallecía en Madrid a la edad de 91 años el pasado 19 de mayo. El Litri fue una importante figura de los 50, especialmente reconocido por su manera de torear: el toreo tremendista. Aunque nacido en Gandía, se le ha considerado insignia de la tauromaquia onubense, aunque también en la Comunidad Valenciana fue querido y tomado como “propio”.

Miguel Báez formó parte de una gran dinastía taurina que constituye un estandarte y máximo exponente de la historia de la tauromaquia en Huelva. El primer Litri (1862-1932), que comparte nombre con el fallecido, era hijo de torero, y a su vez tuvo dos hijos que siguieron sus pasos: Manuel Báez Gómez (1905-1926), que fue herido de muerte en un ruedo de Málaga, y Miguel Báez Espuny (1930-2022), nacido del segundo matrimonio de su padre.

La dinastía siguió creciendo con el hijo del recientemente fallecido, Miguel Báez Spínola, también torero de profesión y que continúa usando el mismo nombre artístico de su abuelo y de su padre, Litri. Báez Spínola, además, contrajo matrimonio el pasado 14 de mayo, evento al que su padre no pudo asistir debido a una decadencia física que se hacía notable y que ha terminado con su fallecimiento esta misma madrugada.

El Litri, gloria del tremendismo

Debutante en Valverde del Camino, Huelva, en el año 1947 y creador del “litrazo”, el Litri fue una de las grandes figuras de la tauromaquia de la segunda mitad del siglo XX. Formó una gran pareja triunfal con Julio Aparicio, con quien arrasó, siendo ambos novilleros, desde el año 1949. Algunos dirían, incluso, que las carreras de los dos toreros fueron de la mano: se iniciaron a la vez, fueron novilleros al mismo tiempo, compartieron infinitas tardes en los ruedos, y posteriormente se convirtieron en matadores. Aparicio y el Litri triunfaron y, después de dejar el toreo, sus carreras también siguieron la misma senda puesto que los dos se convirtieron en ganaderos y en padres de toreros.

Miguel Báez Espuny, el Litri.

Lo más importante de la carrera del Litri empezó en el 1949, año en el que toreó en 115 novilladas, y él mismo recordaba, hace un tiempo, los largos viajes por carretera en un Hispano Suiza con el resto de la cuadrilla. Durante el transcurso de su carrera, anunció su retirada en distintas ocasiones, casi tantas como las que volvió a aparecer en los ruedos, hasta que en 1998 recibió la Medalla de Bellas Artes por parte del Ministerio de Cultura.

COMPARTIR: