30 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Según ha adelantado la revista ¡Hola!, se inmortalizadon algunos momentos del enlace en el cortijo 'Carrascalejo', propiedad del onubense

Las filtraciones en la boda de 'El Litri' con Casilda Ybarra rompen el veto del torero a la prensa

Miguel Báez 'el Litri' y su ya esposa Casilda Ybarra.
Miguel Báez 'el Litri' y su ya esposa Casilda Ybarra.
El pasado sábado Miguel Báez 'El Litri' blindaba su enlace con Casilda Ybarra a la prensa, tampoco quiso exclusivas. Pero se le olvidó lo más importante, que a invitados, personal del cáterin, decoradores, operarios de luces y sonido de la fiesta, entre otros, les confiscaran sus móviles. Ellos son los paparazzi en potencia. A pesar de la odisea que pasaron los periodistas que se acercaron a la finca donde tuvo lugar la celebración, se han filtrado grabaciones del baile y convite.

Miguel Báez Litri (53)  se casó con Casilda Ybarra (41), historiadora de arte y especialista en museografía, el pasado sábado 14 de mayo en su cortijo 'Carrascalejo', ubicado en Sanlúcar La Mayor (Sevilla).

Cada vez que se habla de prensa rosa 'al diestro le sale urticaria' por lo que, hoy miércoles, al ver publicado ‘el roto’ -argot periodístico en el ámbito del corazón- que le ha hecho la revista ¡Hola!, se habrá llevado una sorpresa poco agradable. 'El Litri' blindó su enlace a la prensa, tampoco quiso exclusivas, pero se le olvidó algo fundamental para mantener el secreto: que a invitados, personal del cáterin, decoradores, operarios de luces y sonido de la fiesta, entre otros, les confiscaran sus móviles. Cabe destacar, que anteriormente, en la boda de 'El Litri' con Adriana Carolina, esta hizo llegar en exclusiva fotos del enlace a ¡Hola!, su revista de referencia.

En las imágenes de la revista se aprecia con todo lujo de detalles cómo iban vestidos los novios. En especial, la novia, con un diseño sencillo, entallado, cuello en caja, bordado en oro, zapatos de tacón bajo, pendientes de perlas y dorados y con la melena recogida en una simple coleta tipo bubble que, en ciertas ocasiones, han lucido Blanca Suárez, Blake Lively o la reina Letizia.

El maestro madrileño, aunque criado en Huelva, entra con el estoque si ha de figurar en el corazoneo. En su momento, sufrió los envites de los rumores sobre romances con varios miembros de la familia real alauita, alguna que otra infidelidad y el reporte semanal sobre el naufragio de su matrimonio con Adriana Carolina Herrera, hija de la diseñadora Carolina Herrera, con quien tuvo tres hijos (Olimpia, Miguel, Atalanta) y de quien se separó hace cinco años tras trece de matrimonio.

Veto a la prensa

El sábado al mediodía 'se lió gorda'. En lugar de estar concentrado por el segundo día más feliz de su vida, el extorero se preocupaba de cómo impedir que la prensa trabajara. Un cartel de prohibido el paso es lo primero que se ve en la entrada de la finca, por lo que cámaras y periodistas aparcaron los coches en el arcén para poder cubrir la entrada de los invitados. Y se vio a un cura, que celebraría misa, ya que los novios son muy religiosos, pero no pudieron casarse por la iglesia ya que 'El Litri' no tiene la nulidad.

Pero llegó el encargado para decirles que habían llamado a la Guardia Civil para multarles. “Y vaya si lo hizo su jefe, como que un par de agentes salieron con la libreta y los bolis dispuestos a multarnos”, confiesa a elcierredigital.com uno de los profesionales presentes. “Pero por favor, lleguemos a un acuerdo”, dijo otra compañera. Al final se tuvieron que ir.

El convencimiento de Miguel Báez para mantener al margen de las cámaras el enlace llegó a tal extremo que llamó a las fuerzas del orden al ver volar globos y parapentes por encima de sus dominios, creyendo que eran paparazzi. Quiso prohibir los vuelos como si fuera el Rey de España. ¿Acaso no se acordaba que al lado hay una escuela y aeródromo oficiales para tales menesteres? 

Algunos de los periodistas que sufrieron el veto y trato humillante a la prensa.

Los compañeros encontraron un alma caritativa cuando el encargado de una obra les permitió aparcar los coches. Y ahí empezó la odisea. Los periodistas caminaron dos kilómetros de ida más otros dos de vuelta hasta llegar a la linde la finca de 'El Litri'. El sol parecía que había venido directamente del infierno, la prensa cargaba con agua fría y refrescos, ni un árbol que diera sombra durante el trayecto y, para colmo, se toparon de nuevo con el encargado.

“Mi jefe me ha dicho que no os dé ni agua”, comentó. Menos mal que los profesionales iban preparados, no solo con bebidas, sino también con munición: “Dígale a su jefe que lo único que tiene es dinero porque la educación a saber dónde la ha dejado”. El trato fue humillante y deleznable. La agencia Sevilla Press y TVE se marcharon ante semejante drama. Ya había vivido su propia odisea cuando en la entrada de la finca los coches de los invitados le daban al turbo para no ser fotografiados.

Unos invitados poco amigos de las cámaras

Algunos se tapaban la cara con abanicos, otros con las manos, los de más allá tenían los cristales tintados… ¡Pero qué invitados! No fue una boda de postín. Sí, fueron los íntimos, un centenar, pero casi ningún apellido con solera, exceptuando a los empresarios Manuel Entrecanales y Juan Abelló. Por ahí se dejaron caer Ana Abascal -hermana de la huidiza Naty por el escándalo de las comisiones de las mascarillas- y su hija Patricia; los rejoneadores Fermín e Iván Bohórquez, íntimos del torero; el cantante Arcángel, la influencer María León, etc. Los asistentes disfrutaron del almuerzo elaborado por Alda & Terry y de la música con disc-jockey y el grupo Los Alpresa.

Por apellido, Casilda Ybarra desciende de José María Ybarra Gutiérrez, el fundador, a principios del siglo XIX, de la conocida marca de mayonesas, aceites y salsas. Sus descendientes incrementaron alarmantemente el patrimonio al estar involucrados con los Altos Hornos de Vizcaya, el Banco Bilbao Vizcaya, Grupo Correo de Comunicación, Iberdrola o el BBVA. Uno de sus miembros más conocidos en el ámbito empresarial es Emilio Ybarra. A pesar de que algunos de estos apellidos tienen condados y marquesados, se comenta que a raíz de unas oscuras maniobras de hace algunos años, la familia de la novia no está lo que se dice boyante.

Por parte de la madre de la novia sí hay pedigrí. Su madre, Casilda de Fontcuberta y Alonso es hija de la marquesa de Bellamar y por sus venas corre también sangre azulada de los duques de Estremera e incluso de los Medinaceli. 'El Litri' no se queda atrás ya que su madre es Conchita Spínola, una dama tan elegante como educada, a la que han denominado en alguna ocasión la belleza de Hollywood. En la boda estuvo muy elegante, con pamela. No pudo asistir su marido, Miguel Báez Espuny ‘El Litri' (91), debido a su delicado estado de salud.

A sus hermanas las han bautizado como Carmen ‘la parisina’ y Mayte ‘la genovesa’, siendo esta una de las artistas y mecenas más importantes del mundo, una de las personas que mejor recibe en Mallorca e íntima de Juan Carlos I desde su adolescencia.

COMPARTIR: