24 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato USO afirma que la televisión pública aumenta en 147 sus empleados temporales o de prácticas, mientras que reduce 255 puestos fijos

Acusan a RTVE de prescindir de los trabajadores indefinidos para contratar a más becarios e interinos

RTVE.
RTVE.
El sindicato USO ha denunciado el contraste entre la plantilla de RTVE en agosto de 2021 y 2022. Las cifras arrojan un total de 147 empleados más, pero 255 menos con puestos fijos. Esto ha supuesto un notable incremento en la contratación de interinos y personal en prácticas. Además, señalan que desde RTVE se fuerza, por convenio, a jubilaciones a los 65 años debido a que tienen una plantilla envejecida.

La plantilla de RTVE lleva años sufriendo polémicas. Desde 2006, cuando un acuerdo entre la corporación pública y los sindicatos llevó a una reducción de más de 4.000 personas, hasta este 2022, cuando ha salido a la luz que la plantilla de la cadena pública es casi el doble que la de Mediaset y Atresmedia juntas.

Ahora, la Sección Sindical de USO en la Corporación de Radio Televisión Española (CRTVE) ha denunciado la situación actual de su plantilla que, lejos de reducirse, se ha incrementado, pero no con contratos fijos.

Las tablas que ha sacado a la luz el sindicato muestran cómo en agosto de 2021, un total de 5.298 personas estaban contratadas de forma fija o indefinida. La comparativa con ese mismo mes de un año más tarde muestra que tan solo 5.043 disponen de este tipo de contrato, 255 personas menos.

Tabla comparativa de la plantilla de RTVE en agosto de 2021 y agosto de 2022.

Sin embargo, el balance general muestra 147 contrataciones más en este 2022. Si sumamos esta cifra a la anterior, un total de 402 personas han pasado a la columna de “contratados”. En ella, se incluyen contratos indefinidos no fijos, contratación de directivos, eventuales, colaboradores, interinos, contratos por obra y servicio y prácticas.

Al comparar esta misma columna entre los años 2021 y 2022 llama la atención el notable incremento en el personal de prácticas, los también conocidos como becarios, que han pasado de ser 446 en el año 2021 a 670 en 2022; es decir, 224 más. En el caso de los interinos, su número también se ha visto ampliado en 147 personas más.

El problema de los interinos y becarios

Según expresan los miembros de USO en su página web, no se quejan “del incremento de plantilla, pero sí de la situación de indefensión que muchos están viviendo, sin poder ver claro su futuro en RTVE”. De hecho, en enero de 2021 numerosos empleados interinos de RTVE se lamentaban de esta incertidumbre a través del hashtag #InterinosRTVE en redes sociales.

Ahora, la cifra ha aumentado a pesar de que Rosa María Mateo —administradora de la corporación pública en 2020— anunció que se iban a convocar “pruebas de ingreso” en las que podrían “participar los trabajadores con contratos temporales, entre ellos, los de interinidad”. Con esto, afirmaba, “el empleo temporal” pasaría “progresivamente a indefinido”.

El sindicato también ha querido resaltar la situación en la que viven los becarios —también en aumento— y expresan sus dudas sobre si su contrato debería ser tal citando una sentencia del Tribunal Supremo del año 2007 en la que se denunciaba la carga laboral no correspondiente a los becarios. “Toda actividad que sea desarrollada por un becario y que de no hacerlo este lo tendría que atender otro empleado o personal laboral, es indicativo de que la beca es simple ropaje para disfrazar la relación laboral”, citan.

Jubilaciones forzosas en RTVE

En el artículo elaborado por la organización se menciona, también, el acuerdo elaborado entre los sindicatos y RTVE en 2006, llamado también ‘Acuerdo de Los Peñascales’, ya que fue firmado en la urbanización madrileña del mismo nombre. Dicho acuerdo aceptaba un recorte laboral en la entidad pública de más de 4.000 trabajadores. Como mínimo, por aquel entonces, se establecían 5.900 empleados fijos y 500 contratados. Cifras que, como reflejan las tablas de USO, no se cumplen.

Por aquel entonces, y según publicaba El País, la solución para poder reducir personal fue la prejubilación del personal de más de 52 años y antigüedad de más de seis. Sin embargo, esto no impidió que en el año 2021 el 58% de sus trabajadores tuvieran más de 50 años.

Actualmente, el convenio colectivo de RTVE permite todavía la prejubilación a partir de los 63 años. Pero además, según explican desde USO, este convenio también acordó que “todo trabajador que tuviera los años de cotización, al cumplir 65 años tiene que abandonar la empresa de forma forzosa”, lo que supondría en algunos casos el despido de personal que quiere continuar trabajando.

COMPARTIR: