25 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La cantante madrileña falleció el 25 de marzo de 2006 en su casa de Torrelodones a causa de un cáncer de útero que le fue diagnosticado en 2001

Diecisiete años sin Rocío Dúrcal: La Dulcinea de la Mancha 'reina de las rancheras'

El Cierre Digital en Rocío Dúrcal.
Rocío Dúrcal.
La llamaban la 'reina de las rancheras'. Su talento traspasó fronteras y se convirtió en una de las artistas más reconocidas a nivel internacional. El 25 de marzo de 2006 la cantante Rocío Dúrcal fallecía a los 61 años de edad en su casa de Torrelodones víctima de un cáncer de útero contra el que luchaba desde 2001. La artista dejó huérfana a una saga que tuvo que hacer frente a desencuentros familiares como la guerra por la millonaria herencia de la cantante.

El 25 de marzo de 2006 la vida de la 'reina de las rancheras' se apagó. La cantante Rocío Dúrcal fallecía en su casa de Torrelodones a causa de un cáncer de útero contra el que luchaba desde 2001. La muerte de la artista madrileña fue un duro golpe para la saga y dejó huérfana a la familia en la que la cantante era el nexo de unión.

Rocío Dúrcal, 'la señora de la canción', es uno de esos nombres propios del mundo del espectáculo que ha sobrevivido al paso del tiempo y que a día de hoy continúa como una de 'las grandes'. El recuerdo de su paso por el cine y la música sigue vivo diecisiete años después de su muerte.

Los inicios de 'Marieta'

María de los Ángeles de las Heras, o más conocida como 'Marieta' nació en el madrileño barrio de Cuatro Caminos en 1944 y decidió cambiar su nombre en 1959, con 15 años, por el más artístico de Rocío Dúrcal. Protagonizó quince películas, una serie de televisión y tres obras de teatro. 

Su descubridor, Luis Sanz, la vio en la entonces incipiente televisión interpretando canciones de Marifé de Triana. La capacidad de la cría para imitar a la tonadillera impresionaron al productor de cine que, ya entonces, tenía sobre sus espaldas el gran éxito de taquilla ¿Dónde vas Alfonso XII? .

Vidas fascinantes: Rocío Durcal

Rocío Dúrcal.

Marieta empezó a prepararse para el salto al estrellato de forma intensiva mientras le buscaban un nombre artístico. Primero pensaron en Rocío Benamejí, nombre con reminiscencias folklóricas. Luego Rocío Fiestas, organizado como truco publicitario para que pareciera su padrino artístico Jorge Fiestas, el cronista social más famoso de esos años.

Finalmente, Rocío puso su dedo sobre un mapa de España al azar y este se posó sobre el pueblo granadino de Dúrcal. Con ese nombre debutó en el cine con Canción de juventud. Sin embargo, fue con su segunda película, Rocío de la Mancha, con la que consiguió el éxito. Rodó rápidamente varios éxitos más: La chica del trébolTengo 17 años o Más bonita que ninguna, su mayor éxito.

El difícil paso a consolidar una figura adulta lo hizo con Acompáñame, un drama junto al cantante mexicano Enrique Guzmán. Luego haría Amor en el aire con Palito OrtegaBuenos días, condesita con Vicente Parra y Las leandras junto a Celia Gámez

"Una pareja adelantada a su tiempo"

Surgió en un plató de televisión. Marieta se encontraba rodando la película Más bonita que ninguna y Los Brincos, el dúo que causaba furor entre las niñas jovencitas era el encargado de componer la banda sonora. Por aquel entonces, la cantante salía con Juan Pardo, uno de los integrantes del dúo. Y Junior con Marisol. De hecho, los cantantes les dedicaron la canción A dos niñas.

Aquella niña prodigio no pudo resistirse a los encantos del cantante de ascendencia filipina. La cantante no se lo pensó dos veces, quería pasar el resto de su vida con “Moralitos” como ella le llamaba. Se declaró y comenzó su romance, como consecuencia el dúo se separó ( y a día de hoy se sigue especulando sobre si Rocío fue el detonante). La relación entre Marieta y Junior comenzó en 1969 y no contó en un principio con el beneplácito de Tomás de las Heras, su progenitor. De hecho, tal fue el rechazo a esa relación que no fue él quien ejerció de padrino en su boda, sino Jacinto, uno de sus hijos.

La boda de Rocio Dúrcal y Junior

Boda entre Rocío Dúrcal y Junior.

La pareja se dió el sí quiero el 15 de enero de 1970 en la Basílica de San Lorenzo del Escorial. Una ceremonia multitudinaria en la que no cabía un alma y a la que asistieron personajes del mundo del arte como Lola Flores, Carmen Sevilla, Marisol, Paquita Rico o Vicente Parra. Los novios demostraron que eran una de las parejas más vanguardistas de la época : ella llevaba un vestido desmontable y él un abrigo de terciopelo negro. La boda se convirtió en uno de los grandes acontecimientos de la década.

Rocío Dúrcal y Junior llevaban el arte en la sangre y lo demostraron con creces. Probaron suerte como dúo musical con “Unisex” y lanzaron temas como  Pídeme. No tuvieron demasiado éxito, pues Junior siempre estuvo a la sombra de su mujer, “la española más mexicana”, quien hasta pasó por el calabozo en 1975. Como pareja sufrieron una gran crisis a causa de la distancia entre ambos y una infidelidad por parte del ídolo pop con la filipina Vilma Santos.

A pesar de los baches a los que se enfrentaron, el amor que se profesaban eran inmenso y que perduró hasta el final de la vida de 'Marieta'. El fallecimiento de la 'reina de las rancheras' fue un golpe del que Junior jamás se recuperó y en palabras de su hija Carmen, "estuvo muerto en vida durante ocho años". El cantante falleció el 15 de abril de 2014 a los 70 años de edad víctima de un infarto agudo de miocardio.

Carmen, Antonio y Shaila: La mayor alegría para Rocío 

La llegada de la primogénita al matrimonio Dúrcal- Morales fue una gran alegría para ellos y por los que 'Marieta' sentía gran devoción. Carmen Morales nació el 12 de diciembre de 1970 y su bautizo, al igual que la boda de sus padres, fue un acontecimiento en la que no faltó el flamenco, el cante y la alegría. Carmen contó con unos padrinos de excepción, la folclórica Lola Flores y el representante de su madre, Luis Sanz.

Tras la llegada de Carmen, Marieta hizo un parón en su carrera, aunque pronto retomaría sus giras. La infancia de la actriz estuvo marcada por las continuas ausencias de su madre y una breve inmersión en el mundo musical. Junto a su hermano Antonio formó un dúo y lanzaron Sopa de Amor”.

La adolescencia de Carmen no fue precisamente relajada, pues aparte de ser una época complicada no contaba con la presencia de sus figuras paternas. Las desavenencias con su madre eran habituales y pronto, una noticia inesperada llegó para gran sorpresa de sus padres.

A sus 26 años iba a ser madre junto a Oscar Lozano. En 1996 llegó al mundo su hijo Christian con el que Marieta “se volvía loca”. El amor entre la pareja se rompió y en 2011, pasó por el altar con su última pareja, Luis Guerra, del que se separó el pasado año. La carrera profesional de Carmen ha estado focalizada en realizar varios trabajos televisivos. Ha aparecido en series como Al Salir de Clase, Amar en Tiempos Revueltos o El Pantano.

Al igual que sus hermanas, Antonio Morales se convirtió en un personaje famoso desde la cuna. No obstante, en la actualidad es el hijo más desconocido del matrimonio. Junto a su hermana Carmen, probó suerte en el mundo de la música, aunque fue una inmersión efímera.

Así fue la vida de Junior

Rocío Dúrcal y Junior junto a sus hijos.

Su infancia y adolescencia estuvo marcada por la falta de la figura de sus padres. Aunque pertenece a una de las sagas más relevantes de la música español, ha decidido quedarse en un segundo plano. A diferencia de sus hermanas, orientó su carrera profesional hacia el mundo de los negocios y la gestión de varios restaurantes, una decisión que acarreó problemas económicos.

En 2001, tras varios años de relación contrajo matrimonio con Edurne González en Villafranca del Castillo. Una ceremonia en la que Rocío Dúrcal se mostró espléndida en su papel como madrina. Junto a la joven fue padre dos años después de los mellizos Aitor y Antonio. El segundo hijo de Rocío Dúrcal no volvería a pasar por el altar hasta nueve años después. En octubre de 2010, dió el sí quiero a Barbara Suances, amiga de la infancia de su hermana Shaila y con la que tuvo una hija llamada Abril. 

“Os presento a la última Morales De Las Heras, Shaila de los Ángeles”. Así anunció Rocío Dúrcal en 1979 el nacimiento de la benjamina de la familia en televisión. La joven estaba muy unida a su madre, a quien tuvo que despedir tan solo con 26 años. La vida de Shaila no ha sido fácil. 

Durante su infancia fue víctima de bullying y hace años, se especuló sobre sus posibles problemas con la alimentación por sus continuos cambios de peso. Además, también se ha rumoreado sobre la mala relación con su hermana Carmen. Uno de los golpes más duros a los que se enfrentó fue a la pérdida de uno de los dedos de su mano a causa de un accidente doméstico.

Tras su fallecimiento, quiso rendir un homenaje a Marieta y continúo su legado en el mundo de la música. Se trasladó a México donde ha seguido trabajando como intérprete. Ha lanzado varios álbumes como “Recordando” o “Tanto Amor”. La sombra de su madre como una de las cantantes más exitosas internacionalmente siempre le ha acompañado, aunque no ha dejado de perseguir su sueño de convertirse en una gran artista. A finales de 2020, se instaló en España junto a su marido, el productor Dorio Ferreiracon el que se casó en abril de 2008. 

La guerra por la herencia

La muerte de Rocío Dúrcal  dio lugar a una batalla por su herencia entre su viudo, Antonio Morales Junior y dos de sus hijos, Antonio y Carmen Morales. La tercera Shayla siempre se mantuvo en un lugar complicado. Intentando templar gaitas entre su padre y sus hermanos. 

La cantante grabó 38 discos en vida y se editaron otros nueve tras su muerte. Protagonizó quince películas, una serie de televisión y tres obras de teatro. Obtuvo 54 premios en vida, entre ellos el Hall of Fame de la revista Billboard y un Grammy Latino, y otros 13 a título póstumo.

Tras la muerte de 'Marieta', el título de familia feliz se deshizo pronto. su viudo realizó un inventario de los bienes que esta había dejado a sus herederos: Varios locales en Madrid, dos magníficos solares en Marbella, la casa familiar de Torrelodones cuya finca rozaba los 10.000 metros cuadrados, y alguna otra propiedad en el extranjero

La que fuera niña prodigio testó en 1992 y ahí aparecían las propiedades antes enumeradas que daban un valor a la herencia de la artista de dos millones de euros. Una cifra contundente pero discreta si tenemos en cuenta el nivel de popularidad y éxito de los que gozó la Dúrcal desde que asomara su rostro por vez primera en la pantalla siendo una adolescente en Canción de juventud.

Según el testamento redactado por la actriz la herencia se repartía de la siguiente manera: para su marido el tercio de libre disposición, además del usufructo (en total unos 900.000 euros), 350.000 euros para cada uno de sus tres hijos, las joyas a repartir entre Shayla y Carmen. Por último, donaba en vida a sus hijos alguna propiedad inmobiliaria.

En 2008, dos años después de la muerte de ‘la reina de las rancheras’, Antonio Morales de las Heras descubrió que su madre había acumulado también un importante patrimonio en América que no aparecía tasado en el testamento y que su padre le había ocultado. En América Rocío tenía varios apartamentos en Miami y México y cuentas bancarias. Además, según publicó la prensa en esos meses, Junior habría realizado dos operaciones de venta a través de una sociedad situada en el paraíso fiscal de la Islas Caimán, que era propiedad de Junior y su fallecida esposa. Este patrimonio americano ascendía la herencia de la artista a 4 millones de euros

Fue entonces cuando padre e hijos comenzaron una guerra en los juzgados por la herencia de Rocío, en la que la pequeña de los Dúrcal intentó mediar. Como consecuencia de esta lucha, Junior anunció su deseo de que su patrimonio fuera a parar a su hija pequeña, Shayla, y a sus nietos, e incluso habría incluido una cláusula en la herencia para que la heredera no pudiera entregarles nada a sus hermanos, que se tendrían que conformar con su parte de la legítima, obligatoria por las leyes españolas.

La intervención de David Rocasolano

En 2011, Carmen Morales contraía matrimonio con Luis Guerra, una boda a la que asistió Junior como padrino y en la que parecía que las aguas comenzaban a apaciguarse. Aun así, los problemas no desaparecieron. A finales de febrero de 2015 se decretó el embargo preventivo sobre el 33% de la casa de Torrelodones por un juzgado de Collado Villalba y que venía motivada por una deuda económica contraída por Antonio hijo con el abogado David Rocasolano.

Este polémico letrado conocido por el libro que escribió contra su prima la Reina Letizia, fue el encargado de defender a Antonio y Carmen Morales en la guerra contra su padre. En su momento personas del entorno de los hijos de la Dúrcal aseguraban que no estaban de acuerdo con la cantidad que el abogado quería cobrar por sus honorarios.

Rocasolano recibió en 2019 un duro varapalo judicial, al ser condenado por la Audiencia de Madrid a un año y medio de prisión, una multa de 34.200 euros e inhabilitación para ejercer la abogacía por un periodo de dos años. Todo venía por la denuncia que le interpuso la familia de Rocío Dúrcal. La condena de la Audiencia se debe a la ilegal revelación de secretos familiares a la periodista María Patiño, presentadora de Telecinco. Hubo una primera sentencia absolutoria para el primo de Letizia Ortiz, pero en segunda instancia fue condenado.

El fantasma de David Rocasolano: sin domicilio conocido, trabajo o  propiedades

David Rocasolano.

“Tengo intención de defenderme. Voy a recurrir ante el Tribunal Constitucional y ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con el debido fundamento jurídico al haberse infringido mi derecho a un proceso con todas las garantías, a la presunción de inocencia y la no arbitrariedad de las resoluciones judiciales” declaró pocas semanas después de su condena. Fue la última vez que habló. Desde entonces ha vuelto a desparecer y no se ha sabido nada más de él. Un personaje secundario en una trama de herencias y rencillas familiares que acabo enlazando, por azar, a la ‘reina de las rancheras’ con la Reina de España.

COMPARTIR: