23 de junio de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El dueño de Mediapro usaría su señal de TDT para crear un nuevo canal donde el líder de Podemos realizará tertulias y documentales reivindicativos

Los planes de futuro de Pablo Iglesias: Una alianza con Roures para lanzar una nueva televisión, 'La Sexta verdadera'

Exclusiva
/ Iglesias y Roures
Pablo Iglesias se dedicará al "periodismo crítico" tras dejar la política activa y ya está diseñando un nuevo canal televisivo generalista que producirá Jaume Roures. En este proyecto podría incluirse fútbol premium, cine clásico y algunos espacios presentados por Monedero, Cintora y él mismo Iglesias. El todavía líder de Podemos haría documentales y tertulias de corte social y reivindicativos. Esta aventura podría emitirse a través de una licencia de Unidad Editorial, grupo que ultima cambios.

Pablo Iglesias Turrión está volcado en lanzar un proyecto audiovisual de "periodismo crítico" que será producido por el empresario audiovisual catalán Jaume Roures, encantado con volver a la primera línea mediática tras perder el control de la cadena de televisión La Sexta TV.

El fundador de Podemos y el productor televisivo soberanista catalán podrían lanzar una nueva señal que se convierta en algo parecido a lo que fueron los primeros años de La Sexta o a una versión progresista de Trece TV, cadena propiedad de la Conferencia Episcopal.

Fuentes cercanas a Mediapro explican a Elcierredigital.com que "Iglesias podría firmar para el canal, denominado a nivel interno como 'La Sexta verdadera', varios documentales de corte social filmados a pie de calle que estarían relacionados con asuntos relacionados con la vivienda, igualdad, educación, sanidad o pensiones". 

El exvicepresidente del Gobierno, que podría seguir también haciendo entrevistas culturales, tutelaría además el regreso al prime time de 'La Tuerka'. Esta tertulia política se enfrentaría cada noche en la TDT a 'El Cascabel' de Antonio Jiménez en Trece TV o a 'La noche en 24 horas' de Xabier Fortes en el Canal 24 Horas de RTVE.

Otros proyectos

Fuentes de la productora catalana explican a Elcierredigital.com que Roures baraja "convertir el canal deportivo temático Gol TV en un canal generalista que contaría con retransmisiones futbolísticas solo los sábados y los domingos, tal y como hacía La Sexta TV en sus orígenes".

Cabe recordar que la licencia de Gol TV pertenece al grupo Unidad Editorial, editor del periódico de papel más crítico contra Podemos (El Mundo). Se da la circunstancia  que Unidad Editorial tiene arrendada esta señal de la TDT a Jaume Roures hasta el próximo año de 2022.

Es evidente que Roures podría intentar mantener su relación con Unidad Editorial, por lo cual aumentan las opciones de que utilice también la señal que este grupo tiene alquilada a un holding audiovisual que es considerado afín al PP: el Grupo Secuoya de Raúl Berdonés, que ya alquiló Ten TV a Mediapro.

La parrilla

Amén de los documentales, 'La Tuerka' y el fútbol del fin de semana, este nuevo proyecto de Jaume Roures y Pablo Iglesias podría contar con el programa 'En la frontera', que presenta a diario el que fuera fundador de Podemos Juan Carlos Monedero, y unos informativos relacionados y controlados por el periódico digital de Roures, Público.

El canal, tal y como señalan las mismas fuentes, podría sumar dos fuertes apuestas a diario: el periodista Jesús Cintora, buen amigo de Iglesias, que conduciría una tertulia al mediodía tras dejar TVE el próximo mes de junio, y un espacio de humor en sobremesa con artistas vinculados a la coalición Unidas Podemos.

Problemas para Roures

Antes del lanzamiento del proyecto, Jaume Roures intentará suavizar relaciones contra el sindicato favorito de Pablo Iglesias: Comisiones Obreras. Y es que esta central de origen comunista denunció hace unas semanas que la empresa audiovisual Mediapro había despedido a once trabajadores "amparándose en la pandemia y en un problema de viabilidad".

Jesús Cintora podría ser compañero de Pablo Iglesias. Foto: RTVE. 

La productora Mediapro, según CCOO, es "un referente en el sector audiovisual europeo con 58 sedes en cuatro continentes y tuvo en 2019 unos ingresos de explotación de 1.208 millones de euros. Por otro lado, la facturación de Globomedia, ese mismo año, superó los 100 millones de euros".

"Estos despidos se están viendo acompañados, en paralelo, de una disgregación de los trabajadores con la creación espontánea de nuevos 'centros de trabajo' donde sólo existen 'lugares de trabajo'. No podemos dejar de interpretar este hecho como una intención clara de debilitar el derecho de los trabajadores y mermar la capacidad de acción de sus representantes sindicales", explican.

Comisiones Obreras también aseguró que en la compañía dirigida por Roures se han realizado "subrogaciones de trabajadores de ficción de Globomedia a The Mediapro Studio (que ha pasado de ser una marca a ser una empresa), que implican pérdida de derechos como la antigüedad laboral, además de debilitar a la compañía y nuevamente disgregar a los trabajadores que quedarían sin representación sindical".

"Tras la sucesión de despidos injustificados, y esta serie de acciones, que consideramos mala fe, el Comité de Empresa decidió suspender temporalmente las negociaciones en curso con la empresa hasta que no se aclare el futuro de la plantilla", explican.

Los trabajadores de Mediapro, según desvela CCOO, mostraron hace unas semanas "su apoyo sin fisuras al Comité de Empresa de Globomedia y han decidido exigir a la empresa la paralización de esta oleada de despidos. Exigen además que cesen las modificaciones de contratos que afectan a las condiciones laborales de los trabajadores".

Iglesias y los medios

La obsesión de Pablo Iglesias Turrión por el periodismo le llevó a decir en 2014 que "los medios de comunicación, por lo menos una parte, tienen que tener mecanismos de control público (...) Si el derecho a la información es un derecho democrático, la concentración de la propiedad es incompatible con ese derecho. No puede ser que algo tan importante, y de interés público, imprescindible para la democracia, como son los medios de comunicación, esté solo en manos de multimillonarios".

"¿Por qué no va a existir una regulación que garantice la libertad de prensa en el mejor sentido del término, sin condicionantes de empresas privadas o de la voluntad de partidos políticos? La sociedad civil tiene que verse reflejada con independencia y veracidad en los medios de comunicación", añadía.

Iglesias aseguraba que la ciudadanía "no milita en partidos políticos, la gente milita en los medios de comunicación. Una persona es de La Razón, de El País, de la COPE o de la Cadena SER. Son mucho más importantes las tertulias en televisión que los debates en el Parlamento". Y el tiempo le ha situado de nuevo en lo que le gusta, en su verdadera pasión u obsesión, como confirmó en su última entrevista concedida a elcierredigital.com.

Problemas en Unidad Editorial

La señal televisiva del canal de Jaume Roures e Pablo Iglesias podría ser la de Unidad Editorial, que hace cuatro años arrendó una señal a Mediapro para emitir Gol TV. Al grupo editor de El Mundo no le agradaría este hecho, pero es cierto que Unidad Editorial tiene problemas más graves de los que ocuparse tras la destitución del veterano CEO del grupo de El MundoAntonio Fernández Galiano. 

Fernández Galiano, tras una década liderando el multimedia que se diseñó en torno a la figura de Pedro J. Ramírez, pierde el puesto y su caída arrastrará previsiblemente al actual director de El Mundo, Francisco Paco Rosell. Este mismo jueves podría conocerse el nombre del nuevo máximo responsable del periódico tras la celebración del consejo de Administración de RCS, la empresa propietaria de El Mundo, en Italia.

COMPARTIR: