20 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Ese mismo año también la cantante Marta Chávarri cobró 35 millones de pesetas por una de las portadas más recordadas y vendidas de 'Interviú'

Serie El Cierre Digital: "Qué fue del verano de...": La llegada de Jesús Gil a Marbella, 1991 (XVI)

Jesús Gil en el balcón del Ayuntamiento de Marbella.
Jesús Gil en el balcón del Ayuntamiento de Marbella.
En el verano de 1991, Jesús Gil alcanzó el culmen de su popularidad gracias al fútbol, era presidente del Atlético de Madrid, y a la televisión. Su fama lo llevó a convertirse en el regidor del Ayuntamiento de Marbella, el alcalde más famoso y polémico de España. Por su parte, Marta Sánchez protagonizaba la portada de un histórico número de 'Interviú' por el que llegó a cobrar 35 millones de pesetas.

En el verano de 1991 la disolución de la Unión Soviética y el Pacto de Varsovia cambiaban la geopolítica internacional de la manera más drástica que se recordaba desde el fin de la II Guerra Mundial. Sin embargo, en España el nombre de un outsider de la empresa y la política se colaba en los salones de los españoles para presentar Las noches del Tal y Tal en una incipiente Telecinco. Rodeado de las populares Mamma Chicho en un jacuzzi y acompañado en las tareas de presentación, o algo así, por la actriz venezolana Jeanette Rodríguez, entonces en la cumbre de su fama gracias al culebrón Cristal. Gracias a esa imagen pública, el presidente del Atlético de Madrid, Jesús Gil y Gil, se convertiría en el alcalde más famoso de España. 

La llegada de Jesús Gil a Marbella

En la primavera de 1991, con el apoyo de ciertos empresarios representativos de la Costa del Sol, de una feudal jet set que veía peligrar sus intereses si continuaban en el municipio los socialistas de Carlos Sanjúan y el respaldo financiero de algunas entidades crediticias, entre ellas Banesto, Gil inicia su campaña electoral, en una operación proyectada desde algunos gabinetes de relaciones públicas de Madrid.

El éxito de sus multitudinarios mítines electorales a la americana, unido a una estudiada distribución de vídeos sobre sus proyectos mesiánicos, hicieron de Gil un ídolo de masas deseosas de caudillaje. La campaña resultó espectacular y de un alto coste económico. Pero volvió a sacar a relucir sus modos habituales.

El 26 de mayo de 1991, fecha de las elecciones municipales, Gil y Gil arrasó en Marbella. Tras los espectaculares resultados alcanzados, diecinueve concejales de veinticinco, se convirtió en el alcalde más votado en toda la corta historia democrática de nuestro país, con 20.530 votos, casi el 65% de los votantes. Gil borraba del mapa al Partido Popular y a Izquierda Unida, reduciendo a la mitad los concejales del PSOE.

El 13 de agosto de 1991, dos meses después de recibir el bastón de mango, Gil y Gil acordó iniciar los trámites para la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Marbella. Así, Jesús Gil trasladaba a la Costa del Sol toda su añeja sapiencia en la creación de empresas de servicios. Una idea que ya puso en práctica en su complejo de Los Ángeles de San Rafael para rentabilizar aquel negocio, y que sus hombres iban a poner en marcha de nuevo.

El desnudo de Marta Sánchez 

Mientras Gil y Gil tomaba posesión de su feudo, el mes de junio el comentario general de todo el país lo generaba el desnudo de Marta Sánchez en Interviú. La cantante madrileña, en ese momento era una de las mujeres más deseadas de España y se encontraba en lo más alto al frente de la banda Olé Olé

Durante años se le había ofrecido realizar un desnudo en la extinta revista del Grupo Z, ofrecimiento que ella siempre había rechazado. Sin embargo, la prensa del corazón la tenía entre sus protagonistas predilectas gracias a sus relaciones, más o menos duraderas, con hombres como Juan Tarodo (compañero de su grupo musical), Cayetano Martínez de Irujo, Enrique Sarasola o José María Cano.  

A finales del año 90 vivió el culmen de su etapa como sex-symbol tras actuar ante las tropas españolas desplegadas en el Golfo Pérsico durante la Nochebuena al bordo de la fragata Numancia. Durante los primeros meses del 91, unas fotos de la artista un tanto comprometidas en una playa junto a su nuevo novio, Sterling Cambell, batería del grupo Durán Durán, habían llegado al famoso semanario y se desató una larga negociación entre la dirección de la revista y la cantante. 

Portada de 'Interviú' con Marta Sánchez. 

Marta Sánchez, finalmente, posó para el objetivo de César Lucas en un reportaje que pulverizó todos los récords de la revista superando en ventas otros números impactantes como los que protagonizaron Marta Chávarri y Lola Flores. Se cuenta que La Faraona incluso se dirigió a Marta en un evento y le preguntó: "¿Es verdad que te han pagado más que a mí?". 

Según descubriría años más tarde el Jefe de Ventas de la revista, Miguel Ángel Gordillo, la cantante habría cobrado 35 millones de pesetas por mostrar su cuerpo desnudo. Sin embargo, no se sentía cómoda con ese tipo de éxito y decidió poner tierra de por medio y marcharse a un país nórdico mientras duraba la polémica en la calle. A la vuelta abandonó el grupo Olé Olé y demandó a Interviú por haber filtrado una de las fotos del reportaje a un periódico. Una guerra en los tribunales que no se resolvería, a favor de Marta Sánchez, hasta 2010 cuando la revista fue condenada a pagar 300.000 euros a la artista. 

COMPARTIR: