17 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Pedro Sánchez teme perder el control en la cadena pública ante la fragilidad gubernamental en el Consejo de Administración de la Corporación

La Moncloa sopesa dejar caer a Elena Sánchez al frente de RTVE tras su 'veto' a David Broncano

El Cierre Digital en
/ Elena Sánchez
La decisión de la presidenta interina en RTVE, Elena Sánchez Caballero, de no apoyar el fichaje de 'La Resistencia' por la cadena pública con un contrato de tres temporadas, a 14 millones de euros por campaña, ha irritado a su mano derecha: José Pablo López, que había liderado las negociaciones con David Broncano, habría pedido amparo a La Moncloa, que estudia qué estrategia acometer en la Corporación pública y que podría pedir el cese de Elena Sánchez.

La pasada semana RTVE 'ardía en llamas' porque una negociación para poner en marcha el programa estrella de la próxima temporada de La 1 destapó la guerra soterrada que mantienen, desde hace meses, la presidenta interina Elena Sánchez Caballero y su jefe de Contenidos, José Pablo López

Este último, tras llevar a cabo personalmente unas negociaciones con el showman estrella de la televisión de pago, David Broncano, había propuesto la contratación de 'La Resistencia' por tres temporadas a cambio de 14 millones de euros por campaña, que es alrededor de cuatro más de lo que abona Movistar Plus+ por el show. 

160 capítulos de entre 70 y 80 minutos de duración por temporada eran la gran apuesta de López, que tenía intención de programarlos al inicio de la noche para competir contra 'El Hormiguero'. Pero Elena Sánchez, clave en el 6-4 con el que la 'opción Broncano' iba a salir adelante, se echó para atrás con este argumento: firmar tres temporadas son demasiadas para una casa tan inestable como RTVE. 

Fuentes de RTVE consultadas por Elcierredigital.com señalan que la decisión de Elena Sánchez irritó a José Pablo López, que no tardó en levantar el teléfono para señalarle a La Moncloa que esta era "la gota que colma el vaso". 

Y es que, desde hace meses, López ve cómo algunos de sus proyectos son zancadilleados por la presidenta interna, que tiró de galones para evitar el fichaje de Belén Esteban como miembro del jurado estrella del fallido talent show 'Baila como puedas'. 

Según las fuentes consultadas, la falta de sintonía personal entre ambos directivos han colocado en una situación complicada a La Moncloa, que advierte que "la presidenta no traga con los encargos del Gobierno" y en varias votaciones se apoya, además de en su voto ordinario (y el de calidad en caso de haber empate), en 2 consejeros designados por el PP, uno designado por el PSOE que se ha cambiado de bando (el histórico Ramón Colom) y alguno de los dos propuestos por Unidas Podemos (o incluso el del PNV)

No es fácil la salida

La Moncloa sopesa pedir a Elena Sánchez su salida, que podría declararse en rebeldía y obligar al Gobierno a tomar alguna de las tres medidas que tendría para seguir garantizándose el control de RTVE: renovar consejeros (lo que obligaría a sumar mayoría en el Congreso), buscar un nuevo presidente dentro del Congreso (lo que se antoja complicado) o nombrar a un nuevo administrador único. 

Esta figura, idéntica a la que utilizó cuando escogió a Rosa María Mateo, sería lo más factible gracias a que un decreto-ley ampararía echar al actual Consejo y nombrar un nuevo mandamás de RTVE que tenga unas atribuciones casi totales. 

David Broncano. 

Pero desde RTVE lo tienen claro: no es descartable que La Moncloa temple gaitas con la presidenta, por mucho que 'todos' la den por muerta.

Pedro Sánchez ya provocó indirectamente otra polémica  

El apoyo mayoritario de la plantilla de RTVE a Inés Hernand tras su actuación en la alfombra roja de los Goya, en la que elogió a Pedro Sánchez (que le devolvió el envite a través de las redes sociales), ha provocado la dimisión del Consejo de Informativos de Medios Interactivos de RTVE. 

El presidente del organismo, Alejandro Vega, ha renunciado al cargo junto a los dos miembros del mismo, Santiago Riesco y Óscar Canencia, que advierten del vacío que se genera con sus dimisiones, motivadas por la citada polémica

"La situación es inédita y por ello nos pondremos en contacto con los servicios jurídicos de RTVE, para saber cómo proceder en este caso, anunciando a la mayor brevedad la convocatoria de elecciones para su renovación. El Consejo seguirá en funciones hasta producirse el relevo. Ante tales circunstancias, queremos pedir que unamos fuerzas y no lo dejemos vacío", aseguran. 

Este Consejo mostró su enfado contra Hernand, que presentó la 'pregala' con una vis cómica que le llevó a eructar, realizar preguntas con evidente intención cómica o llamar "icono" a Sánchez. "Nos parece que el tono adulador hacia un presidente del Gobierno, sea del signo que sea, no tiene cabida en la radio televisión pública, que es la de todos", afirmó el Consejo. 

Que añadió en un comunicado que "por mucho que se quiera dar un tono desenfadado, alternativo y pensado para un público juvenil, creemos que cualquier contenido que lleve la marca de RTVE debe cumplir con los estándares de calidad y neutralidad recogidos en el libro de estilo de RTVE y dentro del marco del Estatuto de la Información, concretamente sus artículos 8 y 9, que bien conocen los profesionales de la Corporación y al que se deben". 

José Carlos López Vázquez, Secretario General de USO en la Corporación RTVE, apoyó al Consejo en unas recientes declaraciones a Elcierredigital.com: "Lo que está claro es que Hernand se sale de las normas de estilo que tiene RTVE, además parece como si nadie se lo hubiera explicado y no supiera bajo qué normas regirse". 

Es cierto que algunas voces sindicales subrayan que Hernand, como trabajadora externa de la casa, no tenía obligación de conocer el libro de estilo de RTVE, ya que la Corporación pública no se lo proporciona a sus empleados externos. 

COMPARTIR: