19 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se colapsa una vez más la red de la empresa de transportes estatal en uno de los lugares más concurridos, con nuevos atascos y parones en el servicio

El caos reina en la Estación de tren de Chamartín: Temen una 'catástrofe' por culpa de RENFE

El Cierre Digital en Atascos en Chamartín.
Atascos en Chamartín.
La Estación de Chamartín,en Madrid, se ve sobrepasada y se enfrenta a aglomeraciones, retrasos en las líneas ferroviarias y falta de frecuencia en los servicios. Es el cuento de nunca acabar. Una vez más, coincidiendo con la alta demanda de transporte por la temporada alta vacacional y con los usuarios que aún siguen trabajando. Una situación que ha empeorado el servicio que da RENFE, sobre todo, desde que a principios de 2023 comenzaron las obras en Madrid-Chamartín Clara Campoamor.

Una vez más, los atascos y los problemas de organización de RENFE son noticia. La Estación de Chamartín, en Madrid, que es una de las paradas centrales del servicio de trenes en la capital, sufría otra vez esta mañana los problemas que se vienen denunciando desde que empezaron las obras en Madrid-Chamartín Clara Campoamor: aglomeraciones, trenes llenos hasta la bandera, atrasos y falta de señalización.

A las 10 de la mañana, una usuaria denunciaba que la entrada a la Estación de Chamartín se encontraba cerrada, bloqueando el acceso a las líneas coincidentes de Metro (que son la L1 y la L9) en plena hora de acceso a los trabajos. Y el 28 de julio llegó a varios medios de comunicación la noticia de que el AVE se veía afectado, con incidencias de hasta 30 minutos, por “problemas en la infraestructura”, coincidiendo con la primera tanda de salida de vacaciones en agosto.

Pero la historia sigue repitiéndose y parece que no va a cambiar hasta que concluyan las obras en diciembre. Otra avería en la estación madrileña de Atocha el pasado 8 de febrero provocaba retraso en ocho de las diez líneas que componen el núcleo de la capital. Los retrasos causaron aglomeraciones en la citada estación y también el enfado de todos aquellos que hacían uso del servicio, que, tal y como se ha podido ver a través de los vídeos difundidos en redes sociales aquel día, llegaron a intentar “sacar a un conductor de la cabina para pegarle”, según comentaban a elcierredigital.com usuarios frecuentes de Cercanías que se encontraban en la estación en el momento de la avería.

Las obras, una de tantas “excusas” de RENFE

La Estación de Madrid-Chamartín Clara Campoamor lleva en obras desde principio de 2023, con un ambicioso proyecto de modernización y recuperación de la estructura de la céntrica parada. Al igual que tantas otras obras de la capital, el objetivo es transformar Chamartín en “un referente de la movilidad sostenible, multimodal, conectada e integrada con el proyecto Chamartín Ecosistema Abierto”, tal y como describe ADIF en su sitio web.

Exteriores de Madrid-Chamartín Clara Campoamor después de las obras. | Foto: ADIF

Para ello, la intención de la propuesta es centrarse en tres elementos arquitectónicos que ayuden a crear las condiciones óptimas para el desarrollo de la estación. Esos tres pilares serían las terrazas del parque, la recuperación de las bóvedas que hay en la zona sur de la estación y las propias torres del centro de negocios.

En el proceso se están viendo afectados los servicios por las reformas en los túneles, pero, aunque se enarbole como el argumento principal para el mal servicio, la realidad es que uno de los talones de Aquiles de la línea es la falta de frecuencia de trenes, que hace que vayan repletos de pasajeros, hecho que ya se ha denunciado en diversas ocasiones y que sigue sin cambiar.

Falta de trenes y retrasos, cuento de nunca acabar

Esta situación, que impide a los viajeros de varias líneas (aunque la que más sufre estos problemas es la línea C3) parar en estaciones de alta demanda para acudir a sus lugares de trabajo o hacer trasbordos (como lo son Sol o Nuevos Ministerios), hace que los usuarios se vean obligados a parar en Atocha, con la consiguiente aglomeración en la propia estación y en los vagones de otras líneas.

Elcierredigital.com pudo hablar con una usuaria asidua de esta línea, que utiliza la C3 para ir a trabajar cada día. Esta usuaria confirmaba que, con apenas cinco días desde el comienzo de las obras, “los trenes llegan a Villaverde Bajo (parada anterior a Atocha) hasta arriba. No puede entrar ni subir más gente. Y en Atocha nunca he visto tanta gente como estos últimos días”.

La situación, que se vive desde comienzos de año, estaría provocando además problemas de salud, ya que la usuaria afirmaba haber sido testigo de “varios desmayos en el tren. Hay gente que se desmaya y se marea por el calor y la acumulación de tanta gente en los vagones”.

Las obras en la estación de Chamartín parecen haber empeorado un servicio del que, desde hace tiempo, ya se quejaban otros usuarios de la línea que parte desde Aranjuez. Algunos de ellos comentaban a elcierredigital.com que “la línea C3 es la gran olvidada de Cercanías Madrid”. La parada de los trenes de esta línea dos estaciones antes que los de la otra afectada parecían confirmar estas sospechas.

“Entiendo que se tengan que sacrificar algunos trenes para poder hacer las obras, pero parece que la única afectada es la C3. Lo justo habría sido equiparar los trenes de C3 y C4 que paran en Sol y Nuevos Ministerios”, comentaban los usuarios frecuentes de Cercanías consultados por elcierredigital.com

COMPARTIR: