20 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ESPAÑA CARECE DE REGULACIÓN GENERAL ALGUNA PARA ESTOS MEDIOS DE TRANSPORTE, DEJANDO LOS PLANES DE ACTUACIÓN EN MANOS DE LOS AYUNTAMIENTOS

La problemática de los patinetes eléctricos: Paris aprueba su eliminación

Patinetes eléctricos de alquiler
Patinetes eléctricos de alquiler
París se convirtió en la ciudad pionera cuando introdujo los patinetes eléctricos en 2018, pero ha tardado tan solo un lustro en arrepentirse de esa decisión y por medio de un referéndum local donde el 90 por ciento votó a favor de expulsar a los patinetes de alquiler de la ciudad. En España la situación empieza a preocupar porque los patinetes y los problemas que les rodean abundan y ya son 25 las personas que han muerto debido a un accidente con patinetes eléctricos

París se ha convertido en la primera gran capital que ha decidido sacar de sus calles a los patinetes de alquiler. El domingo dos de abril los parisinos votaron la posibilidad de expulsar a los patinetes de alquiler de la ciudad. El Ayuntamiento parisino realizó un referéndum local que contó con una participación escasa, de 1,3 millones de personas inscritas tan solo votaron 103.000. Anne Hidalgo,  alcaldesa parisina, se comprometió a respetar el resultado pese a que el resultado no es vinculante a nivel jurídico y por lo tanto esta nueva norma se aplicará el 1 de septiembre. París cuenta con casi 15.000 patinetes eléctricos en sus calles operados por empresas como Dott, Lime o Tier.

La alcaldesa lleva tiempo predicando que los patinetes le parecen poco ecológicos debido a la corta duración de sus baterías de litio, son foco de conflictos y son peligrosos. Cabe remarcar que esta votación no afecta a los patinetes particulares. Finalmente cerca de un 90 por ciento de votantes ha apoyado la exclusión de estos vehículos, ya que consideran que genera un gran caos para la seguridad, son peligrosos y dan lugar a muchos accidentes. En el 2022 hubo tres muertos y 459 heridos en París en más de 400 accidentes en los que estuvieron implicados los patinetes.

25 muertes en España en los últimos dos años


En España la situación es similar, hay una inmensa cantidad de patinetes que dan lugar a numerosos accidentes de tráfico. Según un informe elaborado por la Fundación Mapfre y CESVIMAP, se produjeron un total de 385 accidentes con patinetes eléctricos desde enero de 2021 hasta septiembre de 2022. Trece de ellos acabaron en siniestro mortal. Las redes sociales están repletas de infracciones, patinetes circulando por las autovías y autopistas, y numerosos problemas más que han generado estos nuevos vehículos desde su llegada a España. Respecto al referéndum parisino en España la posibilidad de que hayan patinetes eléctricos de alquiler depende de cada ayuntamiento. 

La caótica forma de conducir estos vehículos también preocupa, ya que circulan por donde les place e incluso por aceras y alcanzan velocidades de casi 30 km/h. La siniestralidad de los patinetes eléctricos ha cambiado la movilidad urbana ya complicado sus cauces. El 3 de abril un menor de 14 años falleció tras ser arrollado por un coche cuando circulaba con su patinete eléctrico por una calle de Robledo de Torío, León, en ese patinete viajaban dos menores sin casco. Los patinetes eléctricos han llegado para quedarse ya que suponen una forma de movilidad barata, rápida y eficaz, pero los atropellos y accidentes se han disparado

En los dos últimos años se han registrado en España 25 muertos en accidentes de tráfico con un patinete eléctrico implicado, mientras que en 2018 se registraron cinco fallecidos, en 2019 también fueron cinco muertos y en 2020 seis por esta tipología de accidentes. En 2022 se registraron 299 accidentes en patinete eléctrico, que dejaron 12 fallecidos.

La ausencia de una regulación los hace más peligrosos


Una de las principales problemáticas en torno a los patinetes es que pese a estar prohibido el uso del móvil, el transporte de los viajeros y circular por las aceras, así como ir sin casco o sin seguro los conductores de estos vehículos hacen caso omiso a estas normas básicas establecidas por la DGT. Pese a que estas cosas están prohibidas todavía no está regulado

Otra importante consecuencia de los patinetes eléctricos es que suponen cierto riesgo de incendio, ya que es un vehículo que carece de tubo de escape de gases tóxicos. Las baterías de litio arden por tres motivos: porque han sufrido una perforación, por sobrecargarse un exceso de energía o por recibir un impacto. De hecho ya han habido varias explosiones de patinetes eléctricos.

Las normativas municipales que regulan su uso no siempre son claras ni tampoco se respetan. Actualmente, los patinetes eléctricos carecen de una normativa que los regule de forma clara y homogénea. La instrucción elaborada por la DGT no es más que un 'parche' para dejar el problema en manos de los ayuntamientos, que lo están regulando provisionalmente. Con la llegada de las empresas de alquiler y su masificación esta situación no para de empeorar.

Consistorios como el de Madrid, Barcelona o Valencia han creado ordenanzas municipales para regular su uso, que principalmente se centran en por dónde deben o no circular. El Ayuntamiento de la capital aprobó en el pleno la ordenanza que regulaba el uso de los VMP en base al texto aprobado en julio por la Junta de Gobierno, aunque con matices.

La ordenanza definitiva estipula que podrán circular por calzadas limitadas a 30 km/h. Éstas representan un 85% de las vías de Madrid, ya que la misma regulación ha reducido el límite a esa velocidad máxima en las calles de un sólo carril o de uno para cada sentido. A éstas se suman las ciclocalles, los carriles bici y las pistas bici.

Actualmente los VMP tienen prohibidas las aceras y se establece la edad mínima de uso en los 15 años, bajo la responsabilidad de sus tutores o padres, siempre acompañados y en zonas cerradas al tráfico. Valencia y Barcelona también han prohibido la circulación de los patinetes eléctricos por la acera, mientras que Valencia limita su uso hasta los 16 años e incluye la obligatoriedad de llevar casco.

COMPARTIR: