06 de abril de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

No podrán circular por las aceras ni superar los 25 kilómetros por hora

Tráfico regulará el uso de los patinetes eléctricos tras conocerse la muerte de una mujer de noventa años atropellada

La muerte de la mujer de 90 años el pasado mes de agosto tras ser atropellada por un patinete eléctrico, en el que se desplazaban dos jóvenes en una calle de Esplugues de Llobregat (Barcelona), ha desatado la polémica sobre el uso de este tipo de vehículos en la vía pública. La DGT pretende regular su circulación en cuanto a la velocidad y su tránsito por las aceras.

El patinete circulaba a unos 30 kilómetros por hora, la velocidad máxima de este tipo de vehículos hasta ahora. El joven que conducía el vehículo circulaba por la zona central de la rambla del Carme, una zona peatonal, donde impactó con una anciana, que caminaba con la ayuda de un andador. Posteriormente, la mujer ingresó en estado muy grave en el hospital Moisès Broggi y murió a los pocos días por las heridas.

El suceso ocurrió en agosto pero no había trascendido hasta ahora, cuando se ha dado a conocer el procedimiento judicial abierto. Además, Pilar Díaz, alcaldesa de Esplugues de Llobregat, trató el asunto hace unos días en la junta de seguridad local.

El joven que conducía el patinete tiene la condición de investigado por un delito de homicidio imprudente, castigado con penas de uno a cuatro años de cárcel, pero, al conducir un patinete eléctrico, no puede aplicarse ninguno de los delitos contra la seguridad vial, que solo aluden a vehículos motorizados.

Pero este no es el único accidente relacionado con este tipo de vehículos eléctricos que se saldó con tragedia. En octubre, una mujer de 40 años murió también en Sabadell (Barcelona) cuando utilizaba un patinete eléctrico. Cayó a la vía y fue arrollada por un camión. La mujer fue trasladada con vida, pero en estado muy grave, al hospital Parc Taulí de Sabadell y murió dos semanas después.

Prohibido ir por la acera y limita a la velocidad

Después de conocerse el suceso, la Dirección General de Tráfico anunció a Efe que ya se encuentra trabajando desde hace meses en un real decreto para impedir que los patinetes eléctricos circulen por la acera y para establecer una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora, cinco menos de los permitidos por el momento.

Tráfico quiere aprobar una normativa básica estatal y posteriormente poder ampliarla a los ayuntamientos. Con esta idea, la DGT pretende que los usuarios de estos patinetes sean sometidos a controles de alcoholemia y drogas, tal y como ocurre con los conductores de vehículos motorizados. En cambio, al tratarse de aparatos de movilidad personal con propulsión eléctrica, sus conductores no necesitan un permiso de conducción.  

Un punto preocupante que levanta más polémica sobre los patinetes eléctricos es la manipulación de estos vehículos para incrementar su velocidad. El ejemplo más cercano es de hace dos semanas, cuando un taxista grabó a dos jóvenes que circulaban encima de un mismo patinete a una velocidad cercana a los 80 kilómetros por hora. La Guardia Urbana abrió una investigación para aclarar lo sucedido.

Nuevas categorías para vehículos

Para evitar que se repitan estos accidentes la DGT ha preparado también una clasificación en cuatro categorías para estos vehículos. En la categoría juguetes, entrarían los hoverboards eléctricos o aparatos como motos eléctricas infantiles y patinetes sin motor. Los Vehículos de Movilidad Personal sería otra categoría aparte a la que pertenecerían los polémicos patinetes eléctricos y los segways. Las bicicletas y las bicicletas eléctricas podrían transitar por todo tipo de calzadas y carriles bici, pero no estaría permitida su circulación por aceras.

Otra categoría es la de los vehículos L1e, donde entran motocicletas en formato de scooters eléctricos con hasta 45 km/h de velocidad que tendrán que requerir de matriculación.

COMPARTIR: