29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La supermodelo británica ha reaparecido a sus 48 años desfilando para la firma Italiana Bottega Veneta durante la Milan Fashion Week

Kate Moss vuelve a las pasarelas: Icono de la moda de los noventa, musa de Calvin Klein y expareja de Johnny Deep

Kate Moss durante el desfile de Bottega Veneta en Milán.
Kate Moss durante el desfile de Bottega Veneta en Milán.
El regreso de Kate Moss a las pasarelas era un hecho esperado por los amantes del mundo de la moda. El icono de los noventa volvió a desfilar de la mano de la firma italiana Bottega Veneta y realizó su particular homenaje a la moda noventera. La 'heroin chic' se convirtió en musa de Calvin Klein a los 17 años y forjó una meteórica carrera profesional en la que sucumbió a las adicciones y a las relaciones tormentosas. Ahora, Moss está de vuelta.

La Semana de la moda de Milán ha escrito un nuevo capítulo. Desde su inauguración en 1958, es uno de los grandes acontecimientos que cada año reúne a lo más granado del mundo de la moda. Este año, la cita italiana ha contado con la presencia de diseñadores nóveles, como la Dj Paris Hilton con estética Barbie desfilando para Versace o el regreso de varias de las tops más famosas de la década de los noventa como Linda Evangelista o Kate Moss.

Una de las novedades de este año era la presentación oficial de Matthieu Blazy como director creativo de la firma italiana Bottega Veneta. El francés debutó con una colección en la que combinaba la extravagancia con el minimalismo, aunque prevaleció la nostalgia a la moda noventera. 

Y qué mejor embajadora a la década de la Generación X que la supermodelo británica Kate Moss. La musa de los 90´s regresó a las pasarelas vestida con tres básicos clave del fondo de armario noventero: jeans, camiseta básica y sobrecamisa tejana. El retorno de la top ha vuelto a poner de manifiesto que aunque la industria de la moda avance a pasos vertiginosos, siempre habrá hueco para las que fueron iconos mundiales durante los noventa.

La musa rebelde Calvin Klein

Kate Moss nunca imaginó que se convertiría en uno de los iconos de la moda. A sus 14 años, mientras esperaba un vuelo en el aeropuerto JFK de Nueva York, se topó con Sarah Douglas, la representante de modelos de la agencia Storm Models. La mánager lo tuvo claro al ver en la joven un diamante a explotar. 

It's a little bit of history repeating for Kate Moss, Mario Sorrenti and Calvin  Klein - Grazia

Cartel de la campaña publicitaria de "Obsession", perfume de Calvin Klein.

La top se movía en el mundo del modelaje como pez en el agua y de hecho, cambió el canon de belleza hasta entonces impuesto, dejando atrás la época de las curvas de vértigo y las modelos exuberantes. Sedujo a firmas como Gucci, Dolce & Gabbana, Versace, Chanel, Burberry y Dior. A sus 17 años comenzó a trabajar para la firma Calvin Klein y de hecho, junto a ellos entabló una alianza que lanzó al mercado las mejores campañas publicitarias de la firma.

Realizó todo tipo de spots para la firma que la convirtieron en su musa por excelencia. Bajo el objetivo del fotógrafo italiano Mario Sorrenti, con el que acabó manteniendo una relación laboral algo tormentosa por su “continua obsesión por fotografiarla", la top exhibía su inocencia que combinaba perfectamente con el minimalismo atemporal de la marca. La campaña del perfume Obsession, con una Kate Moss de 17 años siempre será una de las más recordadas.

Los excesos del icono

La meteórica carrera de la top model en el mundo de la moda le acabó pasando factura. Su apariencia corporal fue motivo de polémica en varias ocasiones. Su declaración “no hay nada mejor que sentirse delgada” ocasionó rechazo entre algunos de sus seguidores ya que le acusaron de promover la anorexia, incluso el ex presidente estadounidense Bill Clinton llegó a afirmar que padecía la enfermedad. Un hecho que ella desmintió.

Kate Moss: los escándalos del ícono del Heroin Chic que rehabilitó su  imagen y ya tiene una sucesora | TV y Espectáculo | BioBioChile

Fotografías en las que la modelo aparece consumiendo cocaína.

Ya en la década de los 2000, comenzaron a circular rumores sobre las posibles adicciones de la modelo. Moss hacía oídos sordos a las habladurías hasta que en 2005 salieron a la luz unas fotografías en las que aparecía consumiendo cocaína junto a su entonces pareja, el músico Pete Doherty. Un escándalo por el cual se le cayeron diversos contratos con firmas como Chanel o Burberry. 

En sus memorias confesó que se pasaba la vida “de fiesta en fiesta” y que padecía problemas con el alcohol. De hecho, recordó que un desfile donde no había alcohol “se enfadó muchísimo y amenazó con que no volvería a desfilar”. Y así fue, ingresó por cuenta propia en una clínica de desintoxicación.

Kate Moss y Johnny Deep, la historia de la pareja “más drogada y chic”

El pasado mes de mayo no se hablaba de otro tema. El juicio entre el actor Johnny Deep y Amber Heard se convirtió en uno de los contenciosos mediáticos más impactantes del panorama judicial. A lo largo de las sesiones, sorprendió la declaración de la modelo Kate Moss a favor de su expareja Johnny Deep contra Amber Heard. 

La top aclaró el famoso incidente que ocurrió en unas vacaciones en Jamaica durante su relación con el protagonista de Piratas del Caribe, en el que se especuló sobre posibles maltratos por parte del actor hacia la modelo. Un hecho que ella negó rotundamente. 

A quién apoyará Kate Moss en el juicio de Johnny Depp y Amber Heard?

Johnny Deep y Kate Moss.

La modelo no ha dudado en mostrar su apoyo al que fuera su pareja durante la década de los noventa, la más mediática del panorama artístico. Ambos eran  jóvenes, atractivos y vivían en un mundo de lujo. Moss quien rescató al actor de un agujero negro en el que se encontraba inmerso, pues había finalizado su historia de amor junto a la actriz Winona Ryder y la prematura muerte de su íntimo amigo River Phoenix, víctima de una sobredosis, le ocasionó una gran tristeza. 

Compartían adicciones, se dejaban ver por los photocalls y en las fiestas más exclusivas junto a compañeros de profesión como Iggy pop, quien denunció al actor por destrozar una habitación junto a la top del Hotel The Mark (Nueva York). La imagen del actor esposado junto a dos policías dio la vuelta al mundo.

Aquella relación que se forjó en el Café Tabac de Nueva York  y que duró hasta 1998 fue la que la escritora Maureen Callahan tildó de “la más drogada y chic”. La ruptura fue muy complicada para la modelo y aunque se especuló sobre un posible regreso, este nunca se produjo. Eso sí, en 2013 compartieron espacio en el videoclip de la canción Queenie Eye, interpretada por Paul McCartney. 

COMPARTIR: