07 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La calzada dedicada a la empresaria será una avenida y se ubicará en un tramo de la carrera a Istán donde se erige su majestuoso club homónimo

Olivia Valere y Manolo Santana tendrán calles a su nombre en la ciudad de Marbella

Exclusiva Olivia Valere y su marido Philipe.
Olivia Valere y su marido Philipe. / La empresaria tendrá una calle con su nombre en Marbella.
Olivia Valère y Manolo Santana fueron dos símbolos no oficiales de Marbella. Olivia a través de su local dominó la noche marbellí y su discoteca era parada obligatoria para todas las celebrities que visitaban la ciudada malagueña. Por su parte, Manolo Santana tenía allí su Club de tenis y vivía en la ciudad desde su retirada de las pistas. La calzada dedicada a la empresaria será una avenida y se ubicará en un tramo de la carrera Istán donde se erige majestuoso su club homónimo.

A lo largo del siglo XX ha habido notables empresarios que han ido cambiando el ocio nocturno a nivel mundial. Steve Rubell, Ian Scharager, Régine, Ricardo Urgell y, por supuesto, Olivia Valere, encargada de devolver a Marbella el glamur que sembró el príncipe Alfonso de Hohenlohe, a quien llamaban el príncipe Olé Olé porque la gente a duras penas podía pronunciar su nombre. Pero también porque le iba la marcha.

Olivia Valere falleció a principios de junio en su hotel particulier de París a causa de un cáncer de estómago. Marbella se fundió a negro. Sus amigos la lloraron a raudales, entre ellos, algunas de las fortunas más importantes del planeta como los principescos países de Oriente Medio. La importancia e influencia de Olivia no se puede cuantificar en quilates, pero sí en amor.

A mediados de los años 80 la Jet Set marbellí vivió una especie de primarias para elegir a la reina de la noche. Durante décadas lo había sido Regine, recientemente fallecida, pero en 1984 se había instalado en la capital de la Costa del Sol otra francesa dispuesta a animar la nuit de la ciudad. 

Manolo Santana. 

El Cierre Digital ha tenido acceso a una información privilegiada que ahora da en exclusiva a nuestros lectores. ¡Olivia Valere va a tener su calle en Marbella! Bueno, más que eso, se llamará Avenida Olivia Valere y se ubicará en un tramo de la carrera Istán donde se erige majestuoso su club homónimo donde Prince ejercía de pinchadiscos, Luis Miguel le pidió matrimonio a Mariah Carey, Antonio Banderas era una de las pocas celebridades que pedía la cuenta y Sean Connery quiso tener un affaire con ella, pero tenían que esquivar a Micheline Roquebrune, su esposa tremendamente celosa. No pasó nada.

La empresaria solo tenía ojos, corazón y sentimientos hacia su marido, el abogado Phillipe Valere, de quien tomó su apellido y a quien conoció por casualidad en los Campos Elíseos parisinos mientras ella miraba un escaparate y él salía de su bufete.

Esta será la Avenida Olivia Valère. 

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Marbella acaban de llegar a un acuerdo para que empiecen las obras para adecentar la zona donde se renombrará parte de la carretera de Istán. Aunque parezca mentira, en este lugar donde se encuentran algunas de las mansiones más caras de nuestro país hay tramos en los que no hay luz ni zonas verdes. Por ello, está previsto poner un alumbrado decente, plantar árboles, pavimentar de nuevo el asfalto y se rumorea que la rotonda situada al norte del Olivia Valere Club. Pero aún hay más ya que, a partir de esa rotonda, donde también continúa la carreta Istán, está previsto que se inaugure la Avenida Manolo Santana, en honor al primer tenista español ganador de un torneo Gran Slam, el Roland Garros, fallecido en diciembre de 2021. En ese lugar se encuentra el Manolo Santana Racquets Club Marbella. El tenista, al igual que la gran dama de la noche, fueron símbolos no oficiales de la ciudad de la Costa del Sol. 

COMPARTIR: