29 de junio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Esta francesa se instaló en la ciudad malagueña en 1984 y por su conocido local pasaron nombres como Sean Connery o Antonio Banderas, entre otros

Adiós a Olivia Valère: La mujer que arrebató el reinado de la noche marbellí a Regine y defendió a Jesús Gil

Olivia Valère.
Olivia Valère. / La francesa reinó en la noche marbellí desde la mitad de los años 80.
En pocos meses han fallecido las dos mujeres que reinaron en la noche marbellí: Regine y Olivia Valère. Esta último lo ha hecho en su casa de París a los 75 años. Valère se estableció en la Costa del Sol en 1984 y arrebató el reinado del ocio nocturno a su compatriota Regine. El triunfo de Olivia coincidió con los últimos años de la Jet Set clásica, la llegada de Gil al poder y la decadencia de la localidad malagueña.

A mediados de los años 80 la Jet Set marbellí vivió una especie de primarias para elegir a la reina de la noche. Durante décadas lo había sido Regine, recientemente fallecida, pero en 1984 se había instalado en la capital de la Costa del Sol otra francesa dispuesta a animar la nuit de la ciudad. 

Oliva Valère nació en Marruecos en la época del protectorado francés, en 1947. Conforme la situación política se enrarecía en el norte de África su familia tomó la decisión de volver a Francia y en este país estudió literatura, aunque siendo muy joven, con 18 años, se casó con un hombre llamado Albert con el que tuvo dos hijos, Karen y Arnaud. Esta primera unión se rompió en 1973 cuando conoció al que sería su marido para el resto de su vida, el abogado Philippe Valère. Su peculiar forma de ver el mundo le hizo compartir casa con su exmarido y su nueva familia. Con Philippe Valère (del que tomó el apellido que la haría popular) tuvo también un  hijo, el golfista Xavier Valère

En esos años Valère comenzó a trabajar como relaciones públicas llegando a serlo del Senado francés. Su trabajo como empresaria de discotecas empezó en 1981 cuando inauguró en París el pub Apocalipse, que pronto pasó a ser uno de los locales imprescindibles de la farándula y la alta sociedad en la capital gala. 

Olvia Valère en su juventud. 

A principios de 1983 junto a su amiga la princesa Kimera, la famosa esposa de Raymond Nakachian, visitó Marbella y se enamoró de la Costa del Sol. Sólo unos meses después inauguró su primera discoteca en esta ciudad y la fauna marbellí que hasta entonces tenía el Regine's como parada oficial poco a poco fue decantándose por el bar de Valère. Alfonso de Honhenlohe, Jaime de Mora y Aragón o Shirley Bassy se dejaban caer por ahí. También hubo una época en que todos los veranos era cita obligatoria la visita de Julio Iglesias. Sin embargo, Olivia siempre aseguró que ella de quien era amiga era del padre del cantante, el doctor Iglesias Puga, el recordado 'Papuchi'

Fama catódica 

Aunque fue una de las más entusiastas defensoras de Jesús Gil y Gil en sus primeros años al frente de alcaldía, la deriva de la noche marbellí empezó a no gustarle demasiado. Con la inauguración de su local en el año 2000 en Puerto Banús vio que el ambiente estaba mutando. De Sean Connery se había pasado a personajes como Belén Esteban o Yola Berrocal. Y los grandes inversores pasaron de ser los árabes a ser los rusos, algo que echaba de menos. 

"Ellos saben vivir bien, aunque no se puede comparar con lo que gastaban hace 30 años. Entonces, si querían una linda casa, entraban y le decían al dueño, te damos tres, cuatro veces, lo que vale, y dentro de quince días necesito que esté vacía. Los dueños, encantados, salían corriendo. Hoy en día esas cosas no pasan porque sus hijos han estudiado en las mejores universidades del mundo, son muy cultos, y no tiran el dinero como sus padres. Hoy compran buenas cosas pero al precio justo", contaba a Rosa Villacastín para una entrevista en Diez Minutos.

"La noche ahora es para jóvenes y las estrellas son los DJ's", asegura en El País después de una celebrada fiesta de cumpleaños de Antonio Banderas en 2009, donde el actor estuvo acompañado por su actual pareja, Nicole Kimpel. Fue un destello de los antiguos fastos de la Marbella de la edad dorada de la Jet Set. 

Con Antonio Banderas. 

Aunque siempre adoró Marbella y era su lugar favorito en el mundo, Olivia nunca dejó de pasar temporadas en otros países como Uruguay, Estados Unidos o Marruecos. Con la mutación de la noche marbellí, Olivia optó por participar en varios realitys televisos. En La Sexta participó en Mujeres Ricas, un programa de telerrealidad que seguía el día a día de varias señoras acomodadas. Tras este programa participó en Mira quién salta, un programa en el que varios famosos competían en saltos de trampolín. 

Desde hacía años, Valère se había alejado de los medios aunque no de la gestión de sus negocios. A los 75 años ha muerto en su casa de París, rodeada de su familia y siendo la última reina de los locales de ocio de una época irrepetible. 

COMPARTIR: