17 de junio de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La presentadora regresa de Miami con la hija del fallecido Alex Lequio después de abrir debate sobre la gestación subrogada, ilegal en nuestro país

Ana Obregón vuelve a escena: Claves de su situación jurídica tras llegar con su bebé a España

/ Ana García Obregón.
La presentadora y socialité Ana García Obregón ha vuelto a abrir el debate sobre la gestación subrogada en España tras su regreso de Miami con su hija-nieta Ana Sandra. En España la gestación en vientre de alquiler no está permitida, pero se trata de una acción que otros famosos como Miguel Bosé o Cristiano Ronaldo ya han llevado a cabo fuera de nuestras fronteras para registrar posteriormente a sus hijos aquí. El abogado Alberto García Cebrián analiza la situación jurídica del caso Ana Obregón.

A sus 68 años Ana García Obregón ha conseguido algo inusual que ha impactado en la sociedad española con opiniones dispares. Ha dado cumplimiento al deseo póstumo de su hijo de ser padre.

Al haber nacido Ana Sandra conforme a la legalidad en Miami por “vientre de alquiler” y contar con una resolución judicial que así determina la filiación con Ana Obregón que jurídicamente es la única progenitora, ha traído a su hija a España logrando eludir la prohibición que existe en España, al igual que ya han hecho muchos otros como por ejemplo Miguel Bosé y Nacho Palau.

El hecho de que España prohíba la técnica de “vientre de alquiler”, que muchos critican por entender que es mercantilizar con los niños y cosificar a la madre gestante, no ha sido impedimento para que Ana Obregón haya cumplido su objetivo.

España lo que viene a hacer en estos casos es, en atención a la protección de los menores, reconocer el nacimiento y la filiación, pues todo niño merece tener reconocimiento legal y los mismos derechos. Si se hubiera efectuado dicha gestación subrogada en España hubiera sido ilegal y hasta podría haber sido constitutiva de delito, pero al no haberse efectuado en territorio español y bajo la jurisdicción española, no es perseguible, o al menos no existe ningún precedente en el que se haya hecho.

24221_diseno_sin_titulo-3

Cristiano Ronaldo, Tita Cervera, Miguel Bosé, Jaime Cantizano y Ana Obregón

A pesar de ello, el caso de Ana Sandra ha creado una expectación social sin precedentes, lo que no impediría de que la Fiscalía entrará a valorar estas situaciones y que pudiera sentar un precedente para limitar esta práctica.

El motivo es muy sencillo, la alarma social de que “por la puerta de atrás” y de manera intencionada se eluda la prohibición vigente en España para reconocer la filiación por gestación subrogada y después homologarla en España por medio del denominado exequatur. Esto puede crear un efecto llamada y abrir la puerta a prácticas que quedan impunes y que eluden una prohibición en España.

Existirían dos posibilidades en España

  • Reconocimiento en España de la gestación subrogada: Que España se pronuncie favorablemente y pase a reconocer la práctica de gestión subrogada por medio de vientre de alquiler, habida cuenta de que es algo que se está efectuando por ciudadanos españoles, pero que estigmatiza a unos que tienen capacidad económica como para poder gestionarlo y otros que no.

La Ley evoluciona conforme las necesidades sociales y es evidente que cada vez más personas recurren a esta técnica. Por tanto, existe una demanda social que es apoyada y secundada.

  • Prohibición y sanción de la gestación subrogada y vientre de alquiler: España podría no reconocer el nacimiento de los hijos fruto de gestación subrogada y vientre de alquilar, lo que abriría el problema de qué hacer con los niños que en adelante vinieran a España, pues estarían desprotegiendo a los menores.

Se entra en un debate muy complejo, pues la práctica de los padres no puede ser un prejuicio que limite los derechos de los niños o suponga discriminación por la manera en la que han sido concebidos.

¿Qué es lo que previsiblemente va a ocurrir?

Lo más normal es que, una vez más, todo siga igual y todo esto pase y se acabe normalizando. Es una situación muy compleja el hecho de que España siga reconociendo la filiación de los hijos fruto de gestación subrogada por medio de vientre de alquiler por no terminar de ser tajante en su prohibición. El Estado es perfectamente conocedor de que en la práctica sí que se está reconociendo algo que jurídicamente es ilegal.

Esto no quiere decir que más adelante, en otros casos mediáticos o tras iniciativas legislativas o directivas de Fiscalía, sí exista un pronunciamiento. Pero en la actualidad y a colación del caso de Ana Obregón, lo previsible es que todo siga igual.

Futuro de Ana Obregón y su hija y nieta Ana Sandra

Ana Obregón legalmente es madre de Ana Sandra en Miami en origen, y por reconocimiento legal también en España. Esto también ocurrirá en cualquier otro país en el que quisiera hacer valer el reconocimiento de la filiación.

24285_ana_lequio

Ana Obregón, Alessandro Lequio y Álex Lequio.

Ana García Obregón podrá empadronar a su hija en su domicilio con total normalidad, más adelante escolarizarla y cubrir todas las necesidades de su hija con normalidad pues ostenta en exclusiva su patria potestad y guarda y custodia y por tanto ella podrá tomar todas las decisiones esenciales y ordinarias de la vida de su hija.

En el caso de que Ana Obregón falleciera, ocurriría lo mismo que pasaría en supuestos de hijos biológicos o adoptivos. Habría un proceso que analizaría a cargo de qué familiar se quedaría la menor. En el caso de Ana Sandra, el amor y cariño de Ana Obregón es incuestionable y si ella falleciera es evidente que habría familiares que querrían y podrían hacerse cargo de la menor.

Además, se cumpliría con los requisitos legales y aparentemente no habría ningún obstáculo para que otro familiar con arraigo con la niña se hiciera cargo de la menor en ausencia de la madre y abuela Ana Obregón.

El caso de gestación subrogada de Ana Obregón 

Ana Obregón es una pionera y ha creado un precedente y abierto un debate que formará parte de la historia y de la evolución jurídica posterior. Será una premisa a tener en cuenta, pues ha conseguido algo que hasta ahora era infrecuente y hasta inconcebible.

En todo caso, es incuestionable que el amor de su hijo le ha llevado a ser madre y abuela y que Ana Sandra es la prioridad vital de Ana. Culmina el objetivo descrito en su libro “El niño de las musarañas”.

COMPARTIR: