14 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El psicólogo analiza este tema, convertido hoy en debate tras la maternidad de Ana Obregón a los 68 años, desde el ámbito de la protección al menor

Gestación subrogada en España: "Los niños se merecen tener unos padres y no unos abuelos"

El Cierre Digital en
/ Gestación subrogada.
Desde que se anunciara que la presentadora Ana Obregón es madre por segunda vez a través de un proceso de gestación subrogada en Estados Unidos, se ha abierto un gran debate sobre los vientres de alquiler en España. Se trata de un tema que siempre ha dado de qué hablar al tener detractores y defensores a partes iguales. El psicólogo Javier Urra aporta su opinión como experto exdefensor del Menor desde el punto de vista de la protección de los hijos.

Desde que Ana Obregón se convirtiera en madre por segunda vez a través de un proceso de gestación subrogada en Estados Unidos, el debate entraba en juego en España, un país donde este proceso no es legal. 

La imagen de la presentadora Ana Obregón saliendo de la clínica con su pequeña en brazos ha desatado la polémica. La noticia de la nueva maternidad de la actriz ha generado cierta controversia e incluso ha llegado hasta los pasillos del Congreso de los Diputados, ya que algunos miembros del Ejecutivo han querido dar su opinión. La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha manifestado que “la gestación subrogada no es una práctica legal en España” y “es una una forma de violencia para las mujeres”. Por su parte la ministra de Hacienda, Maria Jesús Montero, ha declarado que “es una forma más de explotación del cuerpo de la mujer”.

19188_bebes_en_un_hotel_en_ucrania

Sala de neonatos en un hospital.

Por su parte, Javier Urra, doctor en Psicología y en Ciencias de la Salud, que ha trabajado 32 años en la Fiscalía del Tribunal Supremo de Justicia y ha sido el primer Defensor del Menor, ha querido destacar en una conversación con elcierredigital.com la importancia de los derechos que deberá tener la menor: "Una vez que esa niña llegue a España, más allá de lo que todos pensemos, es una niña. Que su madre sea famosa no importa, ella es una niña y tiene todo el derecho a la Intimidad, al respeto, al honor y a la dignidad". Además, señala que "Hay que preservar su futuro" y que "solo tiene que haber un principio, el mejor interés del menor".  

Qué es la gestación subrogada

La gestación subrogada o vientre de alquiler es un proceso donde una mujer completa el proceso del embarazo hasta que nace el bebé y da el niño o niña a otra persona o pareja, renunciando así a sus derechos legales sobre el recién nacido desde el momento en que nace.

FF-MADRE-BEBE-HOLLIE-SANTOS-UNPLASH-WEB-672x378

Mujer con recién nacido.

En cuanto al proceso, existen dos tipos de gestación subrogada: la gestación tradicional o parcial, donde el gestante cede sus propios óvulos, siendo inseminados por esperma de donante o del hombre interesado. O la gestación completa, en la que la gestante solo será la portadora durante el embarazo, y el embrión fecundado será de los padres que están realizando este proceso.

La gestación subrogada o vientre de alquiler tiene, normalmente, un fin económico o un fin altruista. En el primer caso, la madre gestante o portadora recibe una compensación económica por "sus servicios", o por el contrario, no recibe ninguna compensación económica aparte de los gastos médicos y del proceso de embarazo. Un proceso que resulta poco ético en muchos casos y que ha derivado en un debate actual en España y en otros países donde no es legal. 

Vientre de alquiler ilegal en España

En España, según el artículo 10 de la Ley 14/2006 sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida, la gestación por sustitución no está permitida. Según el artículo citado, “Será nulo de pleno derecho el contrato por el que se convenga la gestación, con o sin precio, a cargo de una mujer que renuncia a la filiación materna a favor del contratante o de un tercero”.

En cuanto a la filiación de los hijos, la ley entiende que "los hijos nacidos por gestación de sustitución será determinada por el parto", lo que significa que la maternidad es para la mujer que da a luz y no para la gestante.  "Es una muy buena ley por que se entiende que tiene que haber unas circunstancias, y sobre todo que no haya pago económico" comenta Javier Urra a elcierredigital.com. "No puede ser que una persona tenga en su seno a quien va a nacer para no educarle y menos que haya pagos", añadía.

La edad máxima para adoptar en España

En España la única vía legal para poder tener un hijo de otra persona es a través de la adopción. Sin embargo, es una práctica que está muy regulada. Para que una persona pueda adoptar debe cumplir la edad mínima de 25 años, y en caso de ser dos personas, al menos una debe cumplir esta edad mínima.

anaobregonyaless

Ana Obregón con su hijo Alessandro cuando este era un niño.

Otra de las medidas es que la diferencia de edad entre adoptante y adoptado sea, al menos, de 16 años. Pero también existe un limite de edad máximo de 45 años para poder llevar a cabo este proceso legal de adopción. Un requisito que en el caso de Ana Obregón no cumpliría si hubiera optado por la adopción, ya que actualmente tiene 68 años. "Esto se debe a que hay una edad para jugar con los niños, para que los niños tengan unos padres y no unos abuelos", comenta Javier Urra. 

Durante el proceso de adopción, las familias pasan por una valoración de idoneidad, cuyo objetivo es proporcionar a un niño una familia que pueda darle la mejor educación y seguridad para un buen desarrollo tanto a nivel personal, familiar como social. "Si una familia recurre a la adopción cuando ha muerto un hijo, la respuesta es no, ya que un hijo no sustituye a otro", explica Javier Urra.  "Lo que no se puede es buscar un hijo para sustituir al que se fue, eso estigmatiza al que llega", añade. 

Otros países donde sí el legal

A pesar de que haya países donde este proceso es ilegal, existen otros en los que sí se puede llevar a cabo esta práctica, como Estados Unidos, Canadá, Ucrania, Rusia, Georgia, Reino Unido, Australia, Sudáfrica, Tailandia e India, aunque en cada país hay diferentes limitaciones y regulaciones, como algunos casos donde no se puede llevar a cabo la gestación subrogada para personas de fuera de su país. 

Un problema al que se enfrentan las personas que acceden a la gestación subrogada en países que sí es legal es demostrar la filiación al volver a un país en el que es ilegal la práctica, como ocurre en España. Aunque si el proceso se ha realizado en Estados Unidos, como es el caso de Ana Obregón, resulta fácil probar la filiación mediante sentencia judicial.

COMPARTIR: