23 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La compañía que fabrica este tipo de dispositivos, Cellebrite, ya colaboró con la Guardia Civil para recuperar los datos del smartphone de Diana Quer

Interior usará tecnología israelí para 'hackear' teléfonos móviles en las fronteras españolas

Control fronterizo.
Control fronterizo.
El Ministerio del Interior dotará a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía, así como a la Comisaría General de la Policía Científica, de quince dispositivos Cellebrite UFED Touch II Ultimate Standard, tal y como consta el BOE del pasado 17 de agosto. Este tipo de tecnología, que permite hackear la información almacenada en teléfonos móviles de todo tipo, está fabricada por una empresa israelí que ya colaboró en el análisis del smartphone de Diana Quer, entre otros casos.

El pasado 17 de agosto, el Boletín Oficial del Estado anunciaba la licitación para la adquisición de quince dispositivos móviles Cellebrite UFED Touch II Ultimate Standard, destinados a la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía, así como a la Comisaría General de la Policía Científica.

Con un valor estimado de 151.500 euros, en torno a los 10.000 euros la unidad, este tipo de dispositivos, con apariencia similar a la de una tablet, permiten acceder al contenido de la inmensa mayoría de móviles, independientemente de si se encuentran encriptados, protegidos por contraseñas o por otra clase de sistemas de seguridad. Es decir, posibilitan el hackeo de todo tipo de terminales, así como analizar los resultados obtenidos.

Fabricados por la empresa israelí Cellebrite, especializada en proveer herramientas forenses tanto a cuerpos de seguridad como a empresas privadas, su tecnología permite, asimismo, reconstruir la actividad, la localización del teléfono y presentar sus movimientos de forma cronológica.

El dispositivo de Cellebrite. 

Aunque su funcionamiento, por cuestiones de seguridad, no es público, sí se sabe que con este dispositivo es posible realizar extracciones físicas y lógicas de datos y contraseñas de un móvil, incluyendo la recuperación de datos borrados o conversaciones de WhatsApp. Funcionalidades de utilidad para la Comisaría General de Extranjería y Fronteras en el desarrollo de sus investigaciones, "que hacen necesario disponer de elementos de investigación en el campo del análisis de datos de teléfonos móviles en fronteras", según se justifica en el pliego de condiciones de la licitación.

Además, y en el caso de la Comisaría General de la Policía Científica, su uso resulta indispensable para el “análisis forense de datos" y "para la realización de informes periciales judicializados en el ámbito de las fronteras terrestres, marítimas y aéreas".

Cellebrite recuperó el teléfono de Diana Quer 

No se trata del primer lote comprado por las fuerzas y cuerpos de seguridad españolas, ni tampoco es desconocida en nuestro país la compañía israelí que los fabrica.

De hecho, la Guardia Civil contrató los servicios de Cellebrite para desbloquear el teléfono de Diana Quer, la joven desaparecida en agosto de 2016 en la localidad coruñesa de A Pobra do Caramiñal, y cuyo cuerpo sin vida fue hallado casi un año y medio después sumergido en el interior de un pozo en una nave industrial de la parroquia de Asados. Entonces, Cellebrite consiguió desbloquear el terminal de la joven después de que un mariscador lo encontrara sumergido en el mar. 

La compañía israelí, cuya sede se encuentra en Múnich, también prestó sus servicios para analizar el teléfono móvil de Josep Maria Jové, 'exnúmero dos' del exvicepresidente Oriol Junqueras, considerado uno de los cerebros del referéndum independentista catalán del 1 de octubre.

Popular en Estados Unidos

Cellebrite, con más de dos décadas de experiencia, ganó popularidad en el año 2015 tras colaborar con el FBI en el desbloqueo del iPhone de uno de los terroristas implicados en la matanza de San Bernardino, en la que perdieron la vida catorce personas y veintiuna resultaron heridas.

En aquel entonces, Apple se negó a facilitar el acceso de las autoridades al smartphone de uno de los autores del tiroteo, y fue Cellebrite quien finalmente lo logró. Se estima que por sus servicios recibió cerca de 1,3 millones de dólares. 

COMPARTIR: