03 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Simon Leviev pagó a una mujer para que verificara su cuenta de Instagram y borrara los perfiles falsos con su nombre y cayó en su trampa

'El estafador de Tinder' pasa de timador a timado: Cae en una estafa de 6.000 dólares

El estafador de Tinder.
El estafador de Tinder.
‘El estafador de Tinder’, conocido como Simon Leviev, se ha hecho famoso en todo el mundo después de que hace un mes se estrenara un documental sobre él en la plataforma Netflix. El hombre que, desde hace años, se hacía pasar por millonario para timar a mujeres con una increíble táctica, se considera a sí mismo toda una celebridad. Sin embargo, esta necesidad de reconocimiento le ha llevado a ser víctima de una estafa en Instagram que le ha costado 6.000 dólares.

Un mes después de que saliera el documental del ‘Estafador de Tinder’, Simon Leviev ha se ha convertido en el estafador estafado en su intento por convertirse en una estrella. Su necesidad de reconocimiento y fama ha sido el origen de que el timador cayera en la trampa.

Según ha informado el portal de noticias estadounidense TMZ, el donjuán israelí pagó 6.000 dólares a una mujer para poder verificar su cuenta de Instagram y la de su novia, la modelo Kate Konlin. Ambos suman 45.000 y 128.000 seguidores respectivamente.

Una joven contactó con ‘el estafador de Tinder’ diciendo que su novio trabajaba en Meta, la empresa de Mark Zuckerberg que lleva Facebook e Instagram, y que podía ayudarle a verificar su cuenta de Instagram y borrar todos los perfiles falsos. Además, la mujer hizo varias videollamadas con el protagonista del documental haciéndole creer que estaba en las oficinas del gigante de las redes sociales. Tras estos acercamientos llegaron a un acuerdo y la mujer le envió un enlace en el que se le solicitaba dos pagos de 3.000 dólares para verificar su cuenta.

Varios días después de haber realizado el pago y viendo que en su cuenta no aparecía el icono de verificado, Simon sospechó que podían haberle estafado por lo que mandó a un colaborador suyo que se pusiera en contacto con Meta para comprobar lo que pasaba, confirmando que había sido estafado y perdido 6.000 dólares. A día de hoy, continúa con la cuenta sin verificar pero sigue intentando convertirse en un gran influencer, exhibiendo una vida lujosa junto a su pareja, amigos y colaboradores en redes sociales, especialmente en TikTok.

Leviev no desaprovecha ninguna oportunidad para ganar dinero. Su última acción para conseguirlo ha sido abrirse una cuenta en una app de pago llamada Cameo, donde cobra 200 dólares por mandar mensajes personalizados a fans.

¿Qué cuenta el documental?

El pasado 2 de febrero se estrenaba en Netflix la película documental ‘El estafador de Tinder’, que cuenta la historia de tres mujeres que aseguran haber sido engañadas por un hombre que logró quedarse con buena parte de su dinero. El documental se ha convertido en un éxito del gigante del streaming, llegando a estar en el top 10 en España. El filme se basa en un reportaje que el diario noruego VG publicó en febrero de 2019 y que también cuenta la historia de estas mujeres que fueron timadas.

Simon Leviev, 'el estafador de Tinder'.

En la hora y cincuenta minutos que dura ‘El estafador de Tinder’, la noruega Cecilie Fjellhøy, la sueca Pernilla Sjoholm y la holandesa Ayleen Charlotte cuentan cómo Simon Leviev las atrapó y las engañó. Se conocieron en una aplicación de citas y, desde ese momento, él pasó a formar parte de sus vidas. Las mujeres acabaron entregando grandes sumas de dinero que son difíciles de confirmar, aunque se estima que se trata de millones de dólares. Pese a las denuncias y las evidencias, Leviev se encuentra en libertad y niega haber robado.

¿Quién es Simon Leviev?

Su nombre de nacimiento es Shimon Yehuda Hayu. Nació en Tel Aviv, Israel, en 1990, en una familia ultraortodoxa judía. Tuvo un primer encontronazo con la justicia en 2011, cuando fue acusado de fraude por haber sustraído y cobrado cheques de personas para las que trabajaba. Sin embargo, antes de que la policía de Israel pudiera atraparlo, huyó a través de la frontera con Jordania con un pasaporte falso. Desde allí se desplazaría a Europa y se le perdió la pista durante años. Fue en 2015 cuando lo capturaron en Finlandia, acusado de un delito de estafa tras haber sido denunciado por tres mujeres. Fue sentenciado a tres años de cárcel.

Dos años después, en 2017, el hombre volvió a Israel para cambiar legalmente su nombre. En ese momento, nació quien hoy conocemos como Simon Leviev. Desde entonces, Leviev dedicó su tiempo a contactar con mujeres en Tinder y estafarlas. Se presentaba en la aplicación con su recién estrenada identidad y decía ser hijo de un multimillonario que se hizo rico gracias a la comercialización de diamantes. Lo que mostraba a las mujeres que estafaba era una vida de lujos, de viajes en jets privados y la necesidad de llevar guardaespaldas porque vivía en un supuesto constante peligro.

Son estos peligros, precisamente, los que llevaron a las mujeres a darle el dinero que les pedía. Simon Leviev se inventaba historias que iban desde sobornos, que ponían en peligro su vida, hasta cualquier disparate que se le hubiera ocurrido y que aquellas mujeres creían porque él, hasta entonces, no les había dado ningún motivo para desconfiar de su palabra, siempre vieron reflejada, tanto en sus redes sociales como en las conversaciones que mantenían con Leviev, la realidad que él había inventado.

COMPARTIR: