29 de enero de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La mujer de 83 años conducía un Dacia Sandero gris claro cuando se le perdió la pista el pasado martes 22 de noviembre en Torrelaguna, Madrid

Sigue la búsqueda de María Trinidad López Almansa: “Necesitamos ayuda ciudadana para encontrar su coche”

El Cierre Digital en María Trinidad López-Almansa y el coche en el que desaparició.
María Trinidad López-Almansa y el coche en el que desaparició.
María Trinidad López Almansa, de 83 años, volvía a casa después de acudir a la esteticista cuando desapareció. Las autoridades están buscando el vehículo que conducía —y en el que fue vista por última vez—, un Dacia Sandero de color gris claro con matrícula 2312GTS. Su sobrina, Mar Sánchez López-Almansa, pide “la ayuda ciudadana para encontrar el coche”, que podría ser clave para dar con el paradero de la mujer.

María Trinidad López-Almansa tiene 83 años y lleva desaparecida desde el pasado martes 22 de noviembre. La mujer salió de la finca de Pozadillo en la que habita y cogió el coche para acudir a una cita programada con una esteticista en Valdetorres del Jarama (Madrid). Aunque llegó al local —donde se hizo una limpieza cutánea—, no volvió a casa. Las cámaras de tráfico de la zona, inspeccionadas por la Guardia Civil, perdieron la pista de María Trinidad sobre las 19:20, a la altura de Torrelaguna.

María Trinidad está casada con un hombre de 86 años. Al no tener hijos, están siendo sus sobrinos los encargados de buscarla sin descanso. Una semana después de su desaparición, su sobrina, Mar Sánchez López-Almansa, explica a elcierredigital.com que es necesaria “la ayuda ciudadana para encontrar el coche” con el que María Trinidad salió de casa. “Ni helicópteros ni drones ni policías ni guardias civiles lo consiguen”, añade.

Tal y como explicó la sobrina de María Trinidad en una conversación con elcierredigital.com, ésta conducía un Dacia Sandero de color gris claro y con matrícula 2312GTS. “El hallazgo del vehículo puede darnos la clave”, confirmaba Mar a elcierredigital.com.

Información sobre la desaparición de María Trinidad López-Almansa.

Lo cierto es que, tal y como explica en una conversación con este diario, la Guardia Civil habría pedido la colaboración ciudadana después de días de búsqueda infructuosa. Los helicópteros y los drones se unieron a la visualización de las cámaras de seguridad de la zona, pero todavía no hay resultados.

Joaquín Amills, presidente de SOSDesaparecidos, afirmó a elcierredigital.com que el hecho de que no haya aparecido el vehículo aún es “extraño”. “En estos casos, el automóvil suele encontrarse en un radio bastante cercano. O bien porque han sufrido un accidente o bien porque lo han aparcado ahí”, añadía. Sin embargo, las autoridades encargadas de la investigación han confirmado que no se han producido accidentes en las áreas próximas.

La desaparición de María Trinidad López-Almansa

Pozadillo, la finca donde vive María Trinidad junto a su marido, se encuentra ubicada entre los municipios madrileños de Valdetorres del Jarama y Fuente del Saz. María Trinidad tenía cita en la esteticista el pasado martes 22 de noviembre en el primero de ellos, del que la separaba una distancia de apenas dos kilómetros. Según su sobrina, Mar Sánchez, “nunca suele coger el coche”, al menos, no sin ir acompañada de su marido. Sin embargo, aquel día María Trinidad cometió “la fatalidad de cogerlo. Salió sin el teléfono móvil porque no tenía batería e iba a llegar tarde”, explicaba su sobrina.

María Trinidad acudió a la cita, salió de ella y es a la vuelta a casa cuando se perdió su pista. Según apunta su sobrina, la mujer podría haberse “desubicado y desorientado”. “Mi tía es una mujer muy vergonzosa y creo que le dio miedo preguntar y salir del coche. Yo he visto las últimas imágenes de mi tía en las cámaras”, confirmaba Mar Sánchez a elcierredigital.com.

Al ver que no volvía a casa, su familia empezó a preocuparse. Mientras que la pareja de ancianos vive en Madrid, sus sobrinos residen en Valencia, pero Mar Sánchez se ha desplazado a la capital para estar en compañía de su tío. Es ella, junto a su marido, la encargada de coordinar la búsqueda. “Hemos llamado a los hospitales cercanos y no damos con el paradero de mi tía”, confesaba Mar.

No son buenos momentos para la familia de María Trinidad, que no cesa en su búsqueda. Ahora, piden la colaboración ciudadana para encontrar el coche con el que fue vista por última vez. “Es una situación que genera muchísima impotencia, pero la bondad de la gente nos ha sorprendido. Jamás te imaginas que ibas a pasar por un episodio como este”, declaraba la sobrina de la desaparecida a este diario.

COMPARTIR: