27 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

ADEMÁS DE LAS INCÓGNITAS DEL CASO, HA TRASCENDIDO QUE EL HIJO MENOR DEL MATRIMONIO ASESINADO ESTABA EN LA CASA Y SE PUDO ATRINCHERAR EN SU HABITACIÓN

El autor del crimen de Chiloeches dice que les mató al reconocerle: "Podría ser una estrategia judicial"

El Cierre Digital en / Una vivienda de la urbanización donde fue asesinada esta familia.
/ Una vivienda de la urbanización donde fue asesinada esta familia.
Ha trascendido que el presunto autor del triple crimen de Chiloeches, Fernando P.S., declaró el domingo 15 de abril cuando fue detenido que mató al matrimonio y a su hija porque le reconocieron y tenía miedo a que le delatasen. En todo momento los investigadores han apuntado a que el triple asesinato se debía a un robo fallido. Sin embargo, el criminólogo Vicente Planas mantiene que "seguramente se trate de una estrategia judicial", pero cree que "algo raro hay detrás de todo esto".

Con el paso de los días, las nuevas informaciones van arrojando más luz sobre el crimen de Chiloeches. Este 19 de abril ha trascendido que el presunto autor del triple asesinato de la localidad de Guadalajara, Fernando P.S., declaró el domingo 15 de abril cuando fue detenido que mató al matrimonio y a su hija porque le reconocieron y tenía miedo a que le delatasen. El robo se llevó a cabo porque la hija del matrimonio, Laura, les contó que su padre guardaba una colección de relojes de lujo y 5.000 euros en efectivo en su vivienda.

En un primer momento hubo tres detenidos. Fernando P.S. es el presunto autor material de los hechos. El segundo detenido es David M.A., primo del exnovio de Laura. Ahora, también ha trascendido que la tercera detenida, novia de Fernando, es la influencer Windybeth Bonny Guaidó, prima del político venezolano Juan Guaidó.

El pasado miércoles, la juez instructora del caso del Juzgado de Instrucción nº4 de Guadalajara decretaba el ingreso en prisión de Fernando y David. Sin embargo, a la novia de Fernando la dejó en libertad con cargos. Los tres investigados están imputados de manera provisional como presuntos autores de tres delitos de asesinato, delito de robo con violencia en casa habitada y delito de incendio. 

/ Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara.

Comandancia de la Guardia Civil de Guadalajara.

Respecto a las declaraciones de Fernando, el criminólogo Vicente Planas señala ante elcierredigital.com que “era la opción más factible que tenía el presunto autor de los hechos. Seguramente se trate más de una estrategia judicial que de la propia declaración realista sobre los hechos ocurridos. Antes de declarar debió hablar con su abogado y le debió comentar que tenía que decir eso para evitar que hubiese alevosía y premeditación y la pena fuese mucho mayor. Por ende, el abogado debe estar intentando reducir la pena lo máximo posible. Me extraña mucho, no es algo para nada habitual asesinar a tres personas por ser detectado cometiendo un robo, es algo incongruente”.  

El hecho de que haya ido concretamente a esta casa es algo absurdo porque era la manera más sencilla de ser detectado. Las circunstancias del crimen no me cuadran nada, algo tiene que haber detrás de este supuesto robo fallido. Si es alguien que ha delinquido antes no se arriesga tanto a depender de tantos factores, hay algo que no sabemos. No entiendo el fin de este robo porque era muy probable que fuesen descubiertos. No me cuadran estas declaraciones con los hechos ocurridos”, añade Vicente Planas.

Los hechos acontecidos


El matrimonio vivía con sus dos hijos en el lugar donde ocurrieron los hechos. En un primer momento se dijo que el menor de ellos no estaba en la casa aquella noche. Sin embargo, ahora ha trascendido que el menor de ellos, Yeray, estaba en su casa en el momento de los hechos y que logró atrincherarse en su habitación evitando que Fernando entrara. Fernando decidió hacer arder la casa para deshacerse de Yerai y borrar todo tipo de rastro, pero la jugada no le salió bien.

La mujer del matrimonio, Elvira, había llamado unos 20 minutos antes al 112 alertando de que había alguien en su casa, pero las autoridades tardaron demasiado en llegar. Al entrar a la vivienda, las autoridades encontraron los cuerpos sin vida de Ángel y Elvira de 52 años y de su hija Laura de 22 años. Sin embargo, se descartó el hecho de que hubiesen fallecido a causa del incendio ya que presentaban signos de violencia. 

Entrada de la urbanización Medina Azahara.

Supuestamente fue un individuo, Fernando, quien entró a la vivienda de madrugada para robar varios relojes y fue sorprendido por la familia. La urbanización contaba con cámaras de seguridad y es una zona de difícil acceso. Sin embargo, el presunto asesino pudo entrar en la urbanización porque llevaba estudiado que había un hueco en la valla que protegía el conjunto de viviendas. Posteriormente, Fernando entró por un habitáculo de la casa que estaba abierto.

Cuando Fernando entró a la vivienda con dos machetes de gran envergadura Yerai logró esconderse y subió a la planta de arriba donde atacó al hombre del matrimonio, que se defendió con fuerza y recibió un total de 20 puñaladas. Después, presuntamente Fernando asesinó a Elvira y acto seguido acabó con la vida de Laura, apuñalándola por la espalda cuando estaba bajando las escaleras de la casa con la intención de huir. 

Los tres individuos vinculados con los hechos sabían que el padre de la joven fallecida tenía varios relojes de gran valor y 5.000 euros en efectivo, ya que los tres eran conocidos de la joven asesinada y de su exnovio, de quien las autoridades han descartado que participase en los hechos. Fernando y David obtuvieron los datos sobre la fortuna de la familia de la víctima, que se los desveló de manera involuntaria.

/ Ayuntamiento de Chiloeches.

Ayuntamiento de Chiloeches.

El primer rastro de los tres detenidos descubierto fue el del coche en el que viajaban. Se trata de un Peugeot negro que fue grabado por las cámaras de seguridad de la urbanización. David conducía el coche, que era de su madre. Al ver que algo no estaba saliendo bien, huyó del lugar de los hechos. A las pocas horas del crimen fue detenido por la Guardia Civil tras ser detectado por las cámaras de una gasolinera a toda velocidad. El conductor no dudó en delatar al presunto asesino y revelar su ubicación.

Fernando, presunto homicida y nieto de un exalcalde de la cercana localidad de Pioz, se refugió en un hostal de Daganzo con su pareja, que es la tercera detenida, en este caso por encubrimiento. Allí, tras la confesión de David, fueron arrestados el domingo. En los registros se ha encontrado ropa ensangrentada del presunto autor material de los hechos, varias joyas de la familia y los relojes del hombre del matrimonio asesinado. Este 16 de abril los tres detenidos han pasado a disposición judicial.

COMPARTIR: