25 de abril de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Derecho a Morir Dignamente (DMD) ha convocado este viernes 12 de abril una concentración frente a los juzgados de Plaza de Castilla

Convocan una manifestación de apoyo al hombre que ayudó a morir a su esposa y en favor de la eutanasia

Ángel, el hombre que ayudó a morir a su esposa.
Ángel, el hombre que ayudó a morir a su esposa. / Europa Press
La repercusión del caso de Ángel, acusado de homicidio y en libertad sin fianza, sigue siendo notoria. El hombre que ayudó a que su esposa muriera por suicidio asistido luego de 30 años postrada en situación de dependencia por una esclerosis múltiple que sufría, sigue a la espera de la resolución de su caso y en su apoyo se ha convocado una manifestación para el viernes 12 de abril en los juzgados de la Plaza de Castilla.

La organización de Derecho a Morir Dignamente (DMD) ha convocado este viernes, a las 17.00 horas, una manifestación frente a los juzgados de Plaza de Castilla de Madrid, en apoyo a Ángel Hernández, el hombre que ayudó este pasado miércoles 3 de abril a su mujer María José Carrasco a morir, diagnosticada desde hace 30 años de esclerosis múltiple y que llevaba años siendo totalmente dependiente, tal y como informamos.

Detenido tras llamar a la policía una vez cometido el acto y puesto en libertad sin fianza este jueves por la noche, Hernández está a la espera de su futuro judicial, por lo que el DMD, organización a la que tanto él como su mujer pertenecían, ha organizado una concentración para pedir que la actuación de Ángel no reciba "ningún reproche penal".

Además, la manifestación convocada este viernes va a servir también para solicitar a los partidos políticos que se tomen "en serio" la despenalización de la eutanasia y la regulen "cuanto antes".

"Desde hace años todas las encuestas dejan claro que más del 80 por ciento de la ciudadanía lo apoya, por lo que es una anomalía democrática que siga castigada en el Código Penal. En ninguna otra cuestión hay tanta distancia entre lo que opina la ciudadanía y lo que recogen las leyes", ha dicho la organización, para avisar de que mientras que no se despenalice la ayuda a morir seguirán sucediendo casos como el de María José y Ángel

COMPARTIR: