22 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La semana pasada los padres del fallecido en accidente de moto en 2017, denunciaron su situación irregular en 'Elcierredigital.com'

Los padres de Rafa Moral reciben la notificación de que la Fiscalía volverá a investigar su muerte

Rafa Moral.
Rafa Moral.
Los padres de Rafael Moral Castro, fallecido en un accidente de moto en 2017 en Ribatejada, continúan en su lucha por aclarar las circunstancias de la muerte de su hijo. El caso se encuentra actualmente recurrido ante la Audiencia Provincial. Sin embargo, de acuerdo con la información que la familia ha aportado a elcierreditigal.com, el fiscal de seguridad vial Bartolomé Vargas se ha puesto en contacto con ellos para investigar la documentación del caso a partir de septiembre.

El 8/1/2017 el municipio madrileño de Ribatejada era testigo de un trágico accidente de moto que acabó con la vida de un chico de 24 años y una chica de 18. De acuerdo con el atestado del siniestro, el conductor del vehículo, Rafael Moral Castro, infringía en el momento del accidente varios artículos del Reglamento General de Circulación y se habría visto obligado a realizar una maniobra evasiva que le costó la vida a él y a su acompañante.

No obstante, los padres del difunto, Rafael Moral y Carmen Castro (con quienes elcierredigital.com se ha puesto en contacto para obtener información de lo sucedido), en base a las pruebas que han podido reunir, defienden que el accidente fue causado por un coche tripulado por un hombre que “no reunía las mínimas exigencias físicas y psicológicas y que, además, tenía caducado el carné de conducir” y una mujer que lo acompañaría, según sostiene Carmen. Esta es la lucha en la que llevan inmersos más de tres años.

Aunque el Juzgado de Instrucción Número 4 de Torrejón de Ardoz emitió en su día acta de sobreseimiento del caso basándose en los informes del forense y el atestado de la Guardia Civil, los padres de Rafa consiguieron su reapertura en agosto de 2019 informando a la fiscal del caso y al fiscal jefe de la zona de Alcalá de Henares de lo que consideraban una presunta falta de diligencia en la elaboración de los informes que sucedieron al accidente.

Tal como ya informó este medio, la familia presentó las conclusiones del informe elaborado por el Grupo de Investigación de Accidentes de Tráfico (GIAT), un texto que “rectificó por irregular más del 60% del primer informe”, de acuerdo con la madre de Rafa. Sin embargo, según nos cuenta, la Fiscalía pidió el cierre provisional del caso, algo que concedió el juzgado. Por ello, actualmente está recurrido ante la Audiencia Provincial.

Los padres de Rafa acumulan decenas de pruebas documentales.

La lucha de los familiares de Rafa está lejos de concluir, pero en los últimos días han recibido novedades sobre su caso. La pasada semana, tanto Rafael como Carmen fueron entrevistados en Elcierredigital.com donde expusieron su visión del accidente. En dicha entrevista, expresaron nuevamente su angustia por la situación que están viviendo: “a mi hijo lo echaron de la carretera, lo único que pido es justicia y que se aclaren las cosas”, lamentaba Carmen. Además, informaron sobre la existencia de un testigo que habría presenciado in situ el siniestro y que, según sostienen, no habría aportado su testimonio hasta la fecha: “Nosotros queremos que la audiencia provincial permita que el testigo directo del accidente sea localizado”.

En cualquier caso, elcierredigital.com ha contactado con los padres de Rafa de nuevo para conocer qué vías han abierto para tratar de ser escuchados además de la denuncia pública. Rafael y Carmen afirman que llevaban tiempo intentando contactar sin éxito con el fiscal de seguridad vial, Bartolomé Vargas, a través de la Asociación de Ayuda y Orientación a los Afectados por Accidentes de Tráfico, STOP ACCIDENTES. No obstante, el magistrado, de acuerdo con los padres de Rafa, se habría comunicado recientemente con ellos a través de una llamada telefónica en la que, según nos cuentan, les informó de su disposición para investigar el caso y revisar la ingente documentación que ha acumulado la familia del fallecido a lo largo de estos años a partir del mes de septiembre.

Esta noticia ha sido positivamente acogida en la familia de Rafa, que llevaba tiempo sin recibir novedades del caso a pesar de haberlo puesto en conocimiento de la Agrupación Provincial de Tráfico y de haber interpuesto varias quejas ante el Ministerio del Interior. Sin embargo, se muestran prudentes y dispuestos a defender con firmeza su visión de los hechos, ya que dicen poseer fotografías y documentos que avalan sus argumentos y que prueban las presuntas incoherencias en las investigaciones que han tenido lugar hasta la fecha. En este sentido, los próximos meses se antojan cruciales para conocer nuevos detalles de las circunstancias del accidente.

COMPARTIR: