27 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El plan denominado en el argot de Buckingham como 'el Puente de Londres ha caído' ha sido ensayado decenas de veces antes de la muerte de la monarca

'London Bridge': Así es el protocolo del funeral de Estado de la Reina Isabel II de Inglaterra

El Cierre Digital en La Reina Isabel II.
La Reina Isabel II.
La reina Isabel II de Inglaterra falleció ayer, jueves, a los 96 años. La operación 'Puente de Londres' será la que marcará el protocolo a seguir en los días y semanas posteriores a su muerte. El funeral de Estado de la reina empezó a diseñarse hace unos 20 años. Sin embargo, su muerte en su residencia de verano, el palacio de Balmoral, en Escocia, ha hecho que se active la 'Operación Unicornio' para trasladar su cuerpo.

Las banderas del Reino Unido ya ondean a media asta tras el fallecimiento de la Reina Isabel II en su palacio de Balmoral, Escocia. Desde las siete de la tarde de ayer, momento en el que se anunció su muerte, se activó la operación 'Puente de Londres', que marca el protocolo a seguir en los días y semanas posteriores a la muerte de la reina.

El funeral de Estado de Isabel II se empezó a diseñar hace casi 20 años y aunque la reina no formaba parte del mismo, sí que estaba al tanto de todos los planes organizados para su despedida. Durante este tiempo ha sido el duque de Norfolk, sir Edward William Fitzalan-Howard el que ha revisado periódicamente esta operación.

Con las palabras claves de “London Bridge is down” (el Puente de Londres ha caído), el secretario privado de la reina confirmó la defunción de la reina a la primera ministra Lizz Truss y desde ese momento se activó un protocolo que ha sido ensayado en numerosas ocasiones y cuyo coste va a superar los cien millones de libras.

Antes de hacer pública la noticia, el Centro de Respuesta Global del Ministerio de Exteriores británico comunicó la noticia a los 36 países que conforman la Commonwealth y a los gobernadores de las 15 naciones que compartían a la fallecida soberana con el Reino Unido.

Multitud de detalles engloban el fallecimiento de la soberana más longeva de la historia británica. La bolsa de valores, las empresas y las tiendas de todo Reino Unido cerrarán por respeto a su reina Lilibeth.

Operación unicornio

La reina Isabel II ha fallecido en el castillo de Balmoral, ubicado en las Highlands escocesas. Al haber muerto en su residencia de verano, se ha activado la denominada Operación Unicornio.

El cuerpo de la reina se trasladará este viernes desde Aberdeen al palacio de Holyrood, la sede del Parlamento escocés de Edimburgo, en un tren especial protegido por las Fuerzas Armadas. Allí se celebrará una misa solemne en la catedral de Saint Giles, tras la cual el féretro será llevado a Londres en el Royal Train, donde se daría por concluida esta primera operación para dar paso al protocolo del 'London Bridge'.

Operación Puente de Londres

El gobierno inglés ya ha decretado nueve días de luto oficial en el Reino Unido durante los que se prevé que más de un millón de personas se acerque a la capilla ardiente para presentar sus respetos al cuerpo de Isabel II.

Se estima que cuatro días después de su muerte el ataúd de la reina será trasladado desde el Palacio de Buckingham, donde llegará mañana en tren, hasta Westminster Hall en una procesión militar. Las puertas del Palacio de Westminster permanecerán abiertas al público durante cuatro días.

El ahora Rey Carlos III de Inglaterra en el funeral de Felipe de Edimburgo.

Pasado este tiempo, el mítico Big Ben hará sonar sus campanas a las 9 de la mañana y la bolsa se cerrará por segunda vez en menos de dos semanas. Dos horas después, a las once en punto, el país guardará silencio mientras da comienzo el funeral en la Abadía de Westminster, al que asistirán 2.000 invitados. Tras la ceremonia, el féretro con los restos mortales de la soberana será trasladado al castillo de Windsor, donde será enterrado en la cripta real junto a su padre, el rey Jorge VI.

Desde el momento oficial del fallecimiento, el príncipe de Gales se ha convertido inmediatamente en rey, y será hoy viernes cuando en una retransmisión en vivo, Carlos III de Inglaterra dé su primer discurso oficial como soberano. A cambio, el gobierno le jurará lealtad con una salva de 41 cañonazos en Hyde Park. Desde ese momento, el rey Carlos emprenderá una gira por todo el Reino Unido donde visitará a los líderes de gobierno de cada país (Edimburgo, Belfast y Cardiff) antes de regresar a Londres.

El futuro de la monarquía inglesa

Muchos otros cambios se esperan tras la muerte de Isabel II. Por ejemplo, se empezarán a acuñar monedas y billetes con la efigie del nuevo rey, y la moneda con la cara de la reina se irá retirando lentamente de la circulación. Lo mismo sucederá con pasaportes, sellos y uniformes del ejército y la policía. El himno nacional se cambiará por “Dios salve al Rey”.

Durante un mes, todos los organismos oficiales pondrán un crespón negro a las fotografías de Isabel II y, pasado este tiempo, el retrato de la soberana será sustituido por el del nuevo monarca.

Queda por ver cómo la muerte de Isabel II debilita la cada vez más tambaleante monarquía británica. La soberana mantenía aglutinados a varios países, que como es el caso de Australia, claman por convertirse en república. Por no hablar de la magra aceptación que goza Carlos en algunos estamentos ingleses.

COMPARTIR: