19 de septiembre de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El alcalde de esta localidad madrileña ha confirmado el hallazgo del cadáver de la joven

Encuentran muerta a Mayte Cantarero Parlón, de 27 años, desaparecida en Rivas Vaciamadrid el 6 de septiembre

Cartel con la imagen de Mayte.
Cartel con la imagen de Mayte.
Mayte Cantarero Parlón ha sido localizada sin vida tras haber desaparecido el pasado domingo en Rivas-Vaciamadrid (Madrid). La joven cordobesa, que se había trasladado a esta localidad para buscar trabajo, fue vista por última vez dirigiéndose hacia las afueras de esta localidad y llevaba tiempo sin responder a las llamadas y mensajes de WhatsApp de su familia. Los equipos de búsqueda llevaban varios días rastreando la zona.

La peor de las noticas se ha confirmado. El pasado domingo la cordobesa Mayte Cantarero Parlón desaparecía en Rivas-Vaciamadrid (Madrid). Hoy, el cuerpo sin vida de la joven ha sido hallado. La noticia ha sido confirmada por el alcalde de la localidad, Pedro del Cura (IU), a través de su cuenta oficial de Twitter: “Por desgracia, Mayte Cantarero Parlón, la joven desaparecida en Rivas, ha aparecido muerta. Nuestras condolencias a la familia, tiene desde ya al Ayuntamiento a su entera disposición. Gracias a Guardia Civil, Policía Local, Protección Civil y Bomberos por sus tareas de búsqueda”, lamentaba el alcalde.

Además, la asociación SosDesaparecidos, que había colaborado en las labores de búsqueda, también ha informado del fallecimiento de Mayte. El cadáver, según informa Efe, ha sido hallado “en una zona situada en la Laguna del Campillo en el Parque Regional del Sureste”. Hasta el momento, no ha trascendido más información, aunque se espera que en las próximas horas se conozcan nuevos detalles sobre las circunstancias que han rodeado la muerte de la joven.

SOSDesaparecidos ha confirmado el fallecimiento.

Mayte abandonó la vivienda de su tío en la mencionada localidad madrileña, con quien vivía, a las 17:00 de la tarde del pasado 6 de septiembre. La última vez que se la vio llevaba ropa de color marrón y se dirigía a las afueras de la ciudad.  Desde entonces, ha estado en paradero desconocido, pues no respondía ni a los mensajes de WhatsApp ni a las llamadas telefónicas de sus familiares.

Precisamente su tío fue el primero que dio la voz de alarma. Mayte se había trasladado recientemente a Madrid para buscar trabajo. Según los datos difundidos por SosDesaparecidos y las autoridades policiales, medía 1,76 metros de estatura, y era de complexión corpulenta, con el pelo castaño y los ojos azules. En el momento de su desaparición, además del móvil, llevaba auriculares y un paquete de tabaco.

El dispositivo de búsqueda que se había habilitado, formado por unos 100 profesionales de distintos cuerpos (Seprona, Protección Civil, Guardia Civil y Policía Local), inició las primeras labores de rastreo el pasado miércoles. Previamente, la Guardia Civil había hecho las primeras indagaciones. El terreno donde se han realizado las batidas, al ser escabroso, ha hecho que se desplieguen multitud de medios, como un helicóptero de la Benemérita, drones y unidades motorizadas. Del mismo modo, desde la Asociación de Voluntarios UCRS Madrid también aportaron su granito de arena merced a la aportación de tres unidades caninas.

En cualquier caso, la muerte de Mayte se une a las de recientes casos, como los de José María Rentero, y los hermanos Jesús y Amelia Fernández, que perdieron la vida tras haber desaparecido, como ya informó elcierredigital.com. Ahora la Guardia Civil investiga la causa de la muerte.

COMPARTIR: