16 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La investigación e identificación de los agresores está siendo complicada debido a que llevaban el rostro cubierto

La manada de Ciempozuelos: la retuvieron entre forcejeos, le rasgaron la ropa y la penetraron

Indignación popular en Ciempozuelos.
Indignación popular en Ciempozuelos.
La seguridad ha aumentado en Ciempozuelos, los ciudadanos están alerta, nadie baja la guardia, las jóvenes extreman ahora sus precauciones. Una localidad tranquila de Madrid ha pasado al nerviosismo y el estado de alerta, vigilante tras el asalto y violación hace unos días de una joven venezolana cuando volvía del trabajo. Cuatro encapuchados componían esta nueva manada que ahora busca la Policía y la Guardia Civil.

Ciempozuelos sigue con atención las noticias en torno a la evolución de esta nueva agresión sexual en sus calles. Los vecinos quieren y esperan que se detenga cuanto antes a esta nueva manada de violadores que ha actuado en esta localidad madrileña. Pero la identificación está siendo complicada. Cuatro hombres asaltaron y agredieron sexualmente a una mujer de 24 años este jueves pasado cuando la joven salía de la estación de tren hacia su casa. La retuvieron, le rasgaron la ropa y abusaron de ella. Fue penetrada y en su cuerpo han quedado múltiples rastros de evidente forcejeo. Los agresores desistieron al final y la dejaron marchar porque tenía la regla tal como informamos en días anteriores.

El Ayuntamiento de Ciempozuelos ha aumentado la vigilancia policial.

La joven denunció los hechos y asegura que los atacantes llevaban la cara cubierta, uno portaba un objeto punzante y otro una gorra que no ha sido identificada aún. Como tampoco lo han sido ellos, los cuatro componentes de esta nueva manada que parecen salir a cazar de noche y en grupo,  mujeres que van solas, no acompañadas.

Según el relato de la joven, al salir de la estación de Cercanías la abordaron cuatro individuos que la llevaron a una zona retirada de camino al municipio. Un tramo boscoso y oscuro aislado de noche. Los agresores iban vestidos de oscuro, abrigados, lo que está dificultando su identificación.

La víctima recibió atención en el hospital Infanta Elena de Valdemoro, donde los médicos determinaron que no tenía ninguna lesión grave, aunque sufre estrés postraumático. Los investigadores examinan minuciosamente la ropa de la joven para poder encontrar algún rastro de los agresores. El Ayuntamiento de Ciempozuelos ha reforzado la presencia de la Policía Local y se trabaja en coordinación con las fuerzas y cuerpos de seguridad en la investigación del suceso.

El viernes 22 de marzo, los vecinos de la localidad se concentraron en la plaza de la Constitución como símbolo de repulsa y condena por la agresión y horas más tarde volvieron a hacerlo en otra protesta más numerosa. Ahora aguardan solo una buena noticia, la detención de los culpables.

COMPARTIR: