18 de junio de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

"Qué guarra, tiene la regla, qué asco" llegaron a gritarle los cuatro agresores tras penetrarla

Los violadores de la manada de Ciempozuelos dejaron ir a la joven agredida porque tenía el período y sangraba

La mujer fue asaltada entre la estación de tren y su casa.
La mujer fue asaltada entre la estación de tren y su casa.
La Guardia Civil y la Policía Local de la localidad madrileña de Ciempozuelos investigan un asalto y violación grupal a una chica venezolana de 24 años. La agresión sexual habría sido cometida por cuatro hombres de este municipio madrileño durante la madrugada de este jueves en un descampado, cuando la mujer volvía a su casa desde la estación de tren. El Ayuntamiento de Ciempozuelos convocó una concentración a las 6 de la tarde en repulsa y condena de este trágico hecho.

La agresión a la mujer, una venezolana de 24 años, se produjo a las 00.35 horas del jueves y la víctima fue trasladada al Hospital Infanta Elena de Valdemoro para ser atendida por personal sanitario, según fuentes de la Guardia Civil. A partir de entonces se activó un protocolo para investigar los hechos y se tramitó la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil de Ciempozuelos.

La joven fue asaltada al salir del tren en la estación, a las doce y media de la noche, cuando volvía de su trabajo y se dirigía a su casa, donde vive con sus primas, aunque tiene un novio con el que no convive. Los presuntos violadores la asaltaron en un descampado.

Los asaltantes le quitaron el abrigo, le desgarraron el pantalón, la camisa y la ropa interior. La joven venezolana no supo decir a la Guardia Civil el número exacto de asaltantes, aunque sabe que eran varios, uno esgrimía un objeto punzante y otro llevaba una gorra. Durante el reconocimiento médico un agente de la Guardia Civil le enseñó una gorra de un detenido aquella misma noche pero la mujer descartó inmediatamente a ese sospechoso.

La mujer agredida presentaba también heridas en el pecho y el abdomen, compatibles con el forcejeo. La víctima no supo declarar si la penetraron con un objeto o fue uno de los hombres quien lo hizo, pero sí recuerda que como estaba finalizando su período comenzaron a decir "qué guarra, tiene la regla, qué asco, está sangrando” y la dejaron ir entonces.

Concentración de los vecinos de Ciempozuelos el viernes por la mañana. / Foto: Ayuntamiento de Ciempozuelos.

Los médicos forenses que la examinaron tomaron muestras “a ciegas” sin saber exactamente si la mujer resultó penetrada con un objeto, unos dedos o el pene de un hombre. Los agentes, en colaboración con la Policía Local, abrieron una operación inmediata para dar con los posibles autores de la agresión, si bien no se han dado más detalles al respecto, ya que el primer sospechoso detenido resultó no estar implicado.

Los investigadores también guardaron la ropa rota de la víctima para posteriores investigaciones. Durante el examen médico la mujer se mostró tranquila, llegando incluso a declarar "por lo menos solo ha pasado esto".

El Ayuntamiento de Ciempozuelos ha condenado "de manera rotunda" estos hechos y ha transmitido "su más sincero apoyo a la víctima de tan execrable hecho, así como a su entorno cercano".

Además, fuentes municipales han detallado que el protocolo de actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en coordinación con el Ayuntamiento, "se activó con la máxima prioridad, responsabilidad y respeto, y se está investigando la autoría de los hechos", para lo cual se ha reforzado la presencia de efectivos de Policía Local.

La Plaza de la Constitución de Ciempozuelos acogió una concentración de repulsa a las 12.00 horas del mediodía del viernes, si bien el gobierno local ha convocado una segunda concentración a las 18.00 horas "por petición vecinal" y para facilitar que más ciudadanos puedan expresar su condena.

COMPARTIR: