28 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los sindicatos ACAIP-UGT y CSIF han convocado una concentración a las puertas de los centros penitenciarios este viernes de 11:30 a 12:00

Grave agresión a un funcionario de prisiones en la cárcel de Cuenca: "Estamos hartos"

Centro penitenciario de Cuenca.
Centro penitenciario de Cuenca.
La tarde del pasado miércoles, un jefe de servicio del centro penitenciario de Cuenca resultó herido de gravedad durante una intervención con un interno extremadamente peligroso que se había atrincherado en su celda. El recluso llegó a cortarle con un cristal en el cuello, a pocos milímetros de la yugular, provocándole una herida muy sangrante. En estos momentos se encuentra estable y en su domicilio.

El interno ya ha sido protagonista de varios hechos violentos en prisión, uno de ellos en Villena durante el que tuvo que ser reducido por tres funcionarios y que, a pesar de la actitud agresiva del reo, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación, llegándose a filtrar a distintos medios imágenes de esta intervención.

El miércoles por la tarde, el reo había estado alterado, llegando a romper todos los cristales de su celda. Al relevo de funcionarios, se atrincheró en el baño, por lo que tuvo que acudir el jefe de servicio acompañado de tres funcionarios. Durante la intervención, el recluso saltó desde el aseo por encima de los funcionarios con un cristal en la mano para atacar al jefe de servicio, llegando a cortarle en el cuello, a pocos milímetros de la yugular, provocándole una herida muy sangrante, que fue valorada en un primer momento por la enfermera de guardia pero, ante la gravedad, fue trasladado al hospital Recoletas de Cuenca, siendo derivado posteriormente al Hospital General para que fuera atendido por un cirujano. En estos momentos se encuentra estable y en su domicilio.

El interno ingresó en la prisión conquense el pasado día 22 acusado de un delito de agresión sexual en Tarancón, hecho que había cometido pocos días después de haber salido en libertad vigilada y haberse desprendido de la pulsera telemática que se le había instalado para su control.

Al ingreso, se le advirtió a la dirección del centro de la peligrosidad del recluso sin que se tomaran medidas adicionales ni se realizara una conducción especial y directa de manera urgente a una prisión más acorde al perfil del mismo. Por este motivo, fueron los jefes de servicio quienes tomaron la precaución de que, siempre que hubiera que intervenir con el reo, fueran un mínimo de dos funcionarios.

Según fuentes consultadas, son notorios los problemas de personal que tiene el centro de Cuenca y la escasez de funcionarios en el servicio diario dificulta la medida adoptada. Como ejemplo, el viernes, cuando se produjo el ingreso, el reo fue atendido únicamente por el jefe de servicio y un funcionario en prácticas. También afirman que cuando se produjeron los hechos no había médico en el centro. Estas dos circunstancias, la falta de atención al agresor y la imposibilidad de atención médica de urgencia al funcionario herido, agravaron la situación.

Funcionario de prisión.

“Los trabajadores penitenciarios estamos hartos de la dejadez de la administración para solucionar el grave problema que se acumula en las prisiones españolas. Se es excesivamente laxo con los internos violentos, no se toman las medidas adecuadas, y se coarta de manera sistemática la actuación de los trabajadores, falta personal médico para atender a reclusos con problemas psiquiátricos y que puedan pautar la medicación adecuada, por lo que la situación de riesgo aumenta exponencialmente” denuncian los sindicatos ACAIP-UGT y CSIF, en un comunicado.

“Estamos convencidos de que, en esta ocasión, no habrá filtración de las imágenes de las cámaras de seguridad ni convocatoria de la Secretaría General a la puerta de los centros. Urge la consideración de autoridad de los trabajadores penitenciarios, no hay excusas para seguir dilatando esta medida” continua el escrito.

“Los sindicatos ACAIP-UGT y CSIF hemos convocado una concentración a las puertas de los centros penitenciarios, el viernes de 11:30 a 12:00, en repulsa por la brutal agresión sufrida por nuestro compañero, esperamos que la administración facilite que aquellos trabajadores que quieran participar en este paro puedan hacerlo. Es curioso que cuando la agresión la sufre un mando, como ocurrió con la subdirectora de Villena, sea la propia Secretaría General quien convoca las concentraciones y anime a la participación, sin embargo, pueda poner trabas cuando a quien casi le cuesta la vida, es otro trabajador del centro. Merecemos respeto por parte de nuestros gestores” concluye la nota.

COMPARTIR: