17 de septiembre de 2021
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ACAIP-UGT ha condenado el ataque y ha solicitado la consideración de agentes de la autoridad a los trabajadores penitenciarios

Agreden a la subdirectora de la cárcel de Villena un día antes de declarar contra tres funcionarios investigados

Cárcel de Villena.
Cárcel de Villena.
La subdirectora de Seguridad de la cárcel de Villena sufrió el pasado lunes una violenta agresión a manos de media docena de encapuchados que la esperaron a la puerta de su casa cuando salía hacia su trabajo. Estos individuos le propinaron golpes mientras la amenazaban con frases como "mañana, calladita", en referencia a su declaración por una investigación abierta sobre la actuación de tres funcionarios en la reducción de un recluso. Sindicatos como ACAIP-UGT han condenado el ataque.

Este lunes, un grupo de entre cinco y seis encapuchados agredieron a la subdirectora de Seguridad de la cárcel de Villena, en Alicante, en la puerta de su domicilio, en el momento en el que la mujer salía de la casa. Estos individuos la amenazaron, exigiéndole mantener la "boca cerrada" en referencia a una investigación abierta sobre la actuación de tres funcionarios en la reducción de un recluso, enfermo mental, que tuvo lugar el pasado 16 de agosto y por la que la responsable de la prisión declaró ayer. 

Según ha confirmado en un comunicado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, que ha condenado los hechos y ha mostrado su "rechazo e indignación" por el "brutal ataque", tres de los participantes en la agresión sujetaron por detrás a la responsable del centro Alicante II mientras que otro le propinó dos fuertes golpes en la cara a la vez que la ordenaba que permaneciera callada en la citada declaración.

También desde ACAIP-UGT, sindicato mayoritario en prisiones, han emitido un comunicado condenando el ataque, que esperan se esclarezca y se actúe "con contundencia contra estos delincuentes".

"Queremos transmitirle todo nuestro apoyo y denunciamos todas las agresiones que sufrimos los trabajadores penitenciarios por causa de nuestro trabajo tanto dentro como fuera de los centros".

Un funcionario de prisiones. 

"Los trabajadores penitenciarios realizamos una función esencial de reeducación y reinserción con los internos, y en muchas ocasiones, como consecuencia de nuestro trabajo debemos intervenir ante situaciones violentas, teniendo que hacer uso de los medios coercitivos autorizados por la Ley Orgánica General Penitenciaria, lo que no evita un elevado número de agresiones sufridas por los funcionarios, por lo que es preciso una adaptación de estos medios a las situaciones que diariamente se viven en las prisiones con una modernización de los mismos y adecuación al perfil del interno".

Por este motivo, señalan, "es una reivindicación histórica la consideración de agentes de la autoridad de los trabajadores penitenciarios, para que las agresiones sufridas por los mismos, en el ámbito de sus funciones, sean tratadas como atentado a la autoridad con las consecuencias penales que pudieran tener".

Amenazas telefónicas

La subdirectora ya había recibido amenazas "similares" por teléfono, a través de un número oculto, una situación que se había puesto en conocimiento de los inspectores para que se añadiera al expediente de investigación abierto, informa IIPP. 

En concreto, el viernes 3 de septiembre, la subdirectora denunció la sustracción de su teléfono móvil cuando estaba en su lugar de trabajo. En ese móvil había recibido al menos dos mensajes amenazantes los días previos, uno de ellos en formato SMS y el otro, enviado desde un número oculto, era un mensaje que le llegó desde un chat de la asociación profesional Tu Abandono Me Puede Matar (TAMPM), en el que le llegaban a decir, entre otras frases: "Sabemos que tenéis imágenes. Bórralas o atente a las consecuencias".

En este sentido, cabe señalar que son los subdirectores de Seguridad de los centros los responsables de la custodia de las imágenes que se graban en el interior de las prisiones y la de Villena custodia las del incidente de agosto que son "parte fundamental para esclarecer" los hechos, señala el comunicado de Instituciones Penintenciarias.

Ahora, la funcionaria ha denunciado también estos hechos ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. 

COMPARTIR: