12 de diciembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La Fiscalía pide 24 años de prisión para Miguel Ángel López por el asesinato de su suegra sin pruebas concluyentes

El juez del crimen de la CAM tiene ya que decidir si archiva el caso o abre vista oral con un tribunal popular ante el sorprendente informe del fiscal

María del Carmen Martínez, viuda de Vicente Sala / Europa Press
María del Carmen Martínez, viuda de Vicente Sala / Europa Press
Se cumplen casi dos años de la muerte de María del Carmen Martínez, la viuda de Vicente Sala, ex presidente de la CAM, asesinada de dos disparos en la cabeza en el lavadero de un concesionario propiedad de la familia, y el titular del Juzgado de Instrucción nº 7 de Alicante deberá tomar una inminente decisión sobre si archiva el caso o lo manda a juicio oral con un Tribunal Popular. En el conocido crimen de la CAM sólo hay un único sospecho, Miguel Ángel López, el yerno de la viuda

Tal y como informamos en El Cierre Digital, la instrucción por el crimen de la viuda de la CAM ha llegado a su fin tras un verano en el que el juez instructor pidió más tiempo para seguir con la investigación debido a la necesidad de analizar otros dos objetos personales de Miguel López, el famoso yerno de la viuda fallecida y único sospecho por el momento y que está en libertad provisional bajo fianza por esta causa.

Se trataba del móvil y de la tablet de éste a los que finalmente se accedió a través de una herramienta utilizada por el FBI y adquirida por el Ministerio de Interior después de que la defensa de López se negara a facilitar las claves de acceso de los dispositivos electrónicos por los errores sustanciales cometidos. Pero, tras esta intervención policial, nada se ha resultado, tal y como las acusaciones pretendían, y nada más importante aún ha resuelto las grandes incógnitas que presenta este mediático caso, con graves errores desde el inicio en la investigación policial en uno de los casos judiciales con más fallos en toda su ya larga instrucción.

Ahora, casi con toda probabilidad se irá casi a un juicio oral después de que el Juzgado de Instrucción 7 de Alicante haya cerrado hace unos días la investigación y la Fiscalía haya solicitado 24 años de prisión. Será un Tribunal Popular, con nueve personas elegidas previamente, el encargado de determinar sobre la inocencia o culpabilidad de Miguel López en una vista a la se llegará después de la sorprendente acusación de la Fiscalía sin ninguna prueba fehaciente y rotunda.

Lavadero propiedad de la familia donde apareció el cadáver de María del Carmen Martínez,"la viuda de la CAM"

Como ya adelantó El Cierre Digital, el abogado de la defensa, el prestigioso catedrático de Derecho Penal de la Universidad Complutense de Madrid, Javier Sánchez-Vera, va a presentar un escrito de conclusiones el que solicita el sobreseimiento de las actuaciones por falta de elementos que incriminen a su cliente. Pero, por su lado, las partes acusatorias se han sustentado en los indicios que llevaron a la detención de Miguel López, dos meses después del asesinato y su posterior estancia en prisión durante 39 días, para instar a la apertura del juicio oral contra el único sospechoso del crimen.

Así, la Fiscalía solicita, sorpresivamente para los juristas consultados, unas penas que suman 24 años y seis meses de prisión para el yerno del ex presidente de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) por el crimen a tiros de su suegra, María del Carmen Martínez. Según el escrito de conclusiones presentado por el teniente fiscal de la Audiencia de Alicante, José Llor, ya en retirada y con este caso como última bala mediática bajo su sombra, se atribuye a Miguel López un delito de asesinato y otro de tenencia ilícita de armas y reclama que se abra juicio contra él, “sin pruebas concluyentes y solo para justificar una instrucción penosa “, afirman fuentes jurídicas consultadas por este periódico.

Un juicio mediático para el año 2019

La viuda del que fuera presidente de CAM, falleció el 9 de diciembre de 2016 tras recibir dos disparos en la cabeza en el lavadero Novocar del concesionario de coches propiedad de su familia, que dirigía su yerno. Este crimen sembró el desconcierto en la alta sociedad alicantina y acaparó cientos de titulares durante  casi dos años.

Todo ello en el marco de una guerra fratricida por el control del emporio empresarial que levantó el difunto banquero Vicente Sala y que, supuestamente, desencadenó el crimen de la matriarca del clan. Tanto su primogénito y único varón, Vicente Jesús Sala, y ella formaban un bloque homogéneo enemistado con el que integraban las otras tres hijas (Mar, Eva Fuensanta y Antonia) y sus respectivos maridos e hijos. La tensión familiar se disparó en los meses anteriores a la muerte de la matriarca, como quedó de manifiesto en dos juntas de accionistas celebradas durante el verano antes del crimen. Eso, en teoría, desencadenó el famoso crimen.

El escrito de conclusiones provisionales presentado el pasado martes por el teniente fiscal José Llor atribuye a López un delito de asesinato con la agravante de parentesco, por el que se reclama 23 años de cárcel y otro de tenencia ilícita de armas, que conllevaría una segunda pena de 18 meses. Pero todo sin relatar evidencia concluyente alguna, ya que el juez instructor, José Luis de la Fuente, cerró hace unos días la investigación sin reunir tampoco pruebas contra el acusado. Hay que recordar que Miguel Ángel López fue detenido el 8 de febrero de 2017 y solo permaneció en prisión preventiva 39 días y quedó libre tras pagar una fianza de 150.000 euros.

Miguel López, el único de su suegra, María del Carmen Martínez, "la viuda de la CAM"

Además, la Fiscalía propone el interrogatorio de más de medio centenar de testigos, entre policías y peritos, y que el jurado designado para enjuiciar el crimen visite la escena del crimen, algo inusual en cualquier juicio.

Será en unos días, tras recibir los informes completos de las dos acusaciones particulares como el de la defensa, cuando el magistrado De la Fuente celebrará una vistilla y decidirá si archiva el caso o lo remite a la Audiencia Provincial para que López sea juzgado ante un Jurado Popular. Según las fuentes consultadas, “la contundencia del escrito del Ministerio Fiscal hará casi con toda seguridad que el Juez abra juicio oral”.

Sin embargo, la línea de defensa llevada a cabo por el prestigioso catedrático Javier Sánchez Vera ha logrado que la opinión pública considere que hay muchos argumentos sobre la presunción de inocencia de su cliente Miguel Ángel López, que ahora también deberá valorar el juez instructor que, “por tanto, puede desmarcarse del Ministerio Fiscal y decidir el sobreseimiento del procedimiento”, afirman fuentes de la investigación.

En el caso de que el Juez instructor decrete la apertura de juicio oral emplazará a las partes para que se personen en la Audiencia Provincial, esto es, delante del Tribunal donde se juzgarán los hechos. Se procederá a una previa selección de los jurados y, posteriormente, se iniciarán las sesiones del juicio oral. Al estar en libertad el acusado y, por tanto, no es una causa preferente, todo indica que el juicio dará comienzo en los en los primeros meses del año 2019.

COMPARTIR: