04 de junio de 2020
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El ex Vicepresidente del PP tiene que entrar antes del sábado en una cárcel española para cumplir 4 años y medio por las tarjetas black

Instituciones Penitenciarias no quiere que Rodrigo Rato entre en la prisión de Brieva junto a Iñaki Urdangarin

El ex presidente de Bankia Rodrigo Rato
El ex presidente de Bankia Rodrigo Rato
Tras el órdago lanzado a Instituciones Penitenciarias por el ex presidente de Bankia, Rodrigo Rato, para ingresar en la prisión abulense de Brieva, una cárcel de mujeres donde cumple condena Iñaki Urdangarin, desde el organismo no creen conveniente concederle la estancia en esta prisión porque podría desatar una nueva polémica

Según las fuentes consultadas por este periódico, la posibilidad de que Rodrigo Rato ingrese en el centro penitenciario de Brieva (Ávila) es difícil. El hecho de que cumpla condena en la misma cárcel el cuñado del Rey, Iñaki Urdangarin, complica esta opción por la polémica que puede levantar. “No creo que le concedan ir al centro penitenciario de Brieva porque allí se encuentra también Urdangarin y eso sería un problema”, confirman las fuentes preguntadas.

Rodrigo Rato deberá ingresar esta semana en prisión, tras la condena el pasado tres de octubre del Tribunal Supremo por el delito continuado de apropiación indebida en el caso de las tarjetas ‘back’. La pena de cárcel asciende a los 4 años y medio y junto con él fueron condenados a prisión con penas de más de dos años otros 14 exdirectivos y exconsejeros de Bankia. Entre los que acompañarán a Rato a la cárcel, figuran: Moral Santín, Antonio Romero Lázaro, Rodríguez Ponga...y así hasta 14 personalidades vinculados a la política desde el PSOE, el PP, pasando por los sindicatos CCOO y UGT. 

Tanto Rato como Estanislao Rodríguez Ponga, ex secretario de Estado de Hacienda, tendrán que ingresar a finales de esta semana, después de que la Audiencia Nacional les fijara un plazo de 10 días para entrar en la cárcel.

La prisión de Brieva se ha convertido en el centro de las miradas después de que Iñaki Urdangarin ingresara en el centro penitenciario de mujeres, en un pabellón habilitado especialmente para su estancia. Además, esta prisión ha sido protagonista de las protestas de los funcionarios de prisiones para exigir una mejora de las condiciones laborales al Ministerio del Interior.

COMPARTIR: