23 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La última víctima mortal ha sido un niño de 13 años que se sometió a una prueba popular en la red social consistente en consumir antihistamínicos

Los retos virales de TikTok que han acabado en tragedia: De sobredosis de medicamentos al 'rompecráneos'

Los retos virales que circulan por la red social Tik Tok llegan a poner en peligro la vida de los más jóvenes. Retos que van desde provocarse una sobredosis de antihistamínicos, o forzar un desmayo voluntariamente hasta comerse una pastilla de detergente líquido. Es el caso de Jacob Stevens, un joven de 13 años que tras estar seis días en coma finalmente ha fallecido debido al llamado ‘Benadryl challenge’.

Jacob Stevens, un niño de 13 años de Ohio, ha muerto debido a una sobredosis de antihistamínicos, que son de venta libre, después de llevar a cabo un mortífero reto viral divulgado en la red social Tik Tok.

Dentro de la red social china son numerosos los retos virales que llegan a poner en peligro la vida de los más jóvenes. Stevens supo del reto y quiso probarlo en su propia piel llevándolo al extremo. Se trata del ‘Benadryl challenge’ o ‘Desafio Benadryl’ en español, que consisten en que el participante tome de 12 a 14 antihistamínicos, seis veces la dosis recomendada, para conseguir experimentar alucinaciones.

Jacob Stevens

El reto tiene ese nombre por el Benadryl, un antihistamínico de venta libre utilizado para el tratamiento de alergias. Se cree que 2020 fue el año en el que se creó este peligroso reto, cuando causó la muerte de otra joven estadounidense de 15 años.

El padre de Jacob trasladó a los medios de comunicación su tristeza: “Fue demasiado para su cuerpo". Jacob se encontraba el fin de semana en casa con sus amigos cuando decidieron probar el desafío y grabarlo para subirlo posteriormente a la red social.

Jacob fue traslado de inmediato al hospital donde le conectaron a un respirador. Tras seis días de esfuerzo por parte del equipo médico, el joven finalmente falleció. "Dijeron que podíamos mantenerlo con la respiración, que podía acostarse allí, pero nunca abrirá los ojos, nunca respirará, sonreirá, caminará o hablará", aclaró el padre a los medios.

La familia de Jacob después de lo sucedido no han querido perder la oportunidad de intentar concienciar sobre el uso de las redes sociales en menores: "Vigilen lo que están haciendo por el teléfono", añadió la abuela del joven además de recalcar que hará "todo lo posible para asegurarme de que otro niño no pase por eso".

‘El rompecraneos’

Tiktok también ha sido la encargada de dar difusión —aunque también llegó a aparecer en Youtube— al reto del rompecráneos. Un reto que causó la muerte de una adolescente de 16 años en Filipinas tras llegar al hospital con un traumatismo muy grave en la cabeza.

Reto 'rompecraneos'

El reto —que nació en Venezuela y aparece esporádicamente en las redes— consiste en que tres personas se graben saltando. Las dos de los extremos tienen como objetivo tirar al suelo a la del medio, haciéndole una zancadilla en el aire. El problema surge cuando esta persona cae de espaldas —en la mayoría de los casos—, lo que puede provocarle graves lesiones o incluso la muerte.

‘Tide Pod Challenge’

En 2018 se hizo famoso el 'Tide Pod Challenge', un reto que consistía en ingerir una pastilla de detergente líquido y que comenzó en Estados Unidos, donde causó más daños. Fueron muchos los jóvenes que tuvieron que ser hospitalizados.

Comenzó con las imágenes de jóvenes publicando memes en los que simulaban comer una de estas pastillas, ironizando así con las advertencias del envase. Sin embargo, la broma acabó por convertirse en realidad y muchas personas empezaron a comerse las pastillas.

Dependiendo de la cantidad que se ingiera, puede provocar vómitos o mareos, y en el caso más extremo puede causar la muerte. Además, las cápsulas pueden causar quemaduras internas irreversibles por todo el tracto respiratorio.

‘Blackout challenge’

El reto —que en español se podría traducir como el reto del apagón— consiste en aguantar la respiración hasta desmayarse para, después, despertarse y contar la experiencia a la cámara. El teléfono móvil ejerce de testigo de la peligrosa práctica por la que ya han muerto prácticamente una decena de jóvenes.

Un niño británico de 12 años acabó en coma tras ser partícipe de este peligroso reto. Sus padres lo encontraron en casa, inconsciente. La familia del joven, llegó a denunciar a la red social china Tik Tok.

A pesar de que la red social retiró todos los vídeos del 'blackout challenge' dada su peligrosidad, los retos virales siguen existiendo. Con diferentes grados de riesgo, multitud de jóvenes —en muchos casos menores de edad— deciden aceptarlos a cambio de popularidad en su perfil.

Antes de Tik Tok

Antes de que la red social china ganase popularidad, los retos encontraban otras vías para llegar a los usuarios. Algunos de ellos se alargaban bastante más que un simple vídeo y tenían un objetivo más allá de los ‘me gusta’: la muerte.

Uno de los más populares fue el conocido reto de la ballena azul. Los jóvenes contactan o son contactados por uno de los administradores del reto que les empiezan a proponer peligrosas pruebas diarias. En el caso de la ballena azul, estas iban desde cortes en los brazos hasta colgarse de grúas.

Al reto de la ballena azul llegaron a adjudicársele hasta 130 fallecidos. Sin embargo, hay muchas dudas y leyendas alrededor de este desafío, que dicen que comenzó en Rusia y se extendió rápidamente al resto del mundo. No hay pruebas de que la oleada de suicidios que se vinculó al reto lo estuviera realmente, pero fue causante de una alarma social que se inició aproximadamente en 2017.

COMPARTIR: