19 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Los trabajadores, liderados por ACAIP, se manifestarán ante la Delegación del Gobierno en Valencia por la saturación de presos en los penitenciarios

Situación límite en las cárceles: Los funcionarios protestan por el aumento de agresiones

Huelga contra las agresiones en las cárceles.
Huelga contra las agresiones en las cárceles.
Los problemas en las cárceles españoles se están incrementando y es por eso que ACAIP-UGT ha decidido actuar convocando una concentración que quiere visibilizar la situación insostenible de los centros penitenciarios y en la que se demanda que se pongan límites al número de internos en las cárceles para así frenar el incremento de casos de agresión a los funcionarios, como los que han tenido lugar en Picassent, Madrid o Murcia.

Los centros penitenciarios de España siguen sufriendo la misma dinámica, no hay semana en la que no haya disputas entre internos y trabajadores. Según las secciones sindicales ACAIP-UGT, el germen de esta situación radica en el elevado número de presos que albergan los centros penitenciarios, mayor del permitido. Según los datos que manejan, por ejemplo en Picassent hay un 65% más de internos de los que debería haber y falta un 75% de la plantilla médica.

Como ya informamos en el ‘Elcierredigital.com’, en las últimas semanas ha habido una agresión en la cárcel de Valencia, con consecuencias físicas y psicológicas para las víctimas. Un preso agredió a cuatro funcionarios después de discutir con su mujer por teléfono. Uno de ellos sufrió la rotura de pómulo y mandíbula, también se vio afectado el ojo. Los otros tres trabajadores necesitaron asistencia sanitaria y están de baja laboral a consecuencia de los golpes recibidos.

ACAIP-UGT afirma en un informe al que ha accedido elcierredigital.com, que se producen este tipo de agresiones porque existe dejadez por parte de los gestores de la institución, una inadecuada clasificación interior y una política de “buenismo” que provoca que los ataques que sufren los trabajadores y trabajadoras cada vez sean más graves.

Cárcel de Picassent (Valencia). 

En la rueda de prensa que convocó ACAIP-UGT, explicaron que “la gran mayoría de los funcionarios de cárceles tienen una edad avanzada, lo que incrementa en masa el número de jubilaciones”. Y, según sus datos, entre los años 2018 y 2021 se han registrado un total de 771 agresiones a funcionarios. Sin embargo, para ellos esta cifra no es real, pues muchas de las agresiones no se contabilizan en las estadísticas por diferentes motivos. Unos 54 funcionarios de prisiones han resultado heridos hasta mayo de 2022. 

Otros casos conocidos 

No solo la cárcel de Valencia es la que está sometida a presión poblacional. El pasado 1 de julio un interno atacó a un funcionario de prisiones de Murcia y le causó una grave herida en el cuello, cerca de la yugular, con la tapa de una lata de conservas. En Madrid, un preso noqueó a un trabajador tras golpearle varias veces en la cabeza.

ACAIP-UGT lleva mucho tiempo denunciado estos hechos, y viendo que no obtienen la respuesta que reclaman, han decidido manifestarse este 14 de julio a las 12 horas ante la Delegación del Gobierno.

Asimismo lo han comunicado en una nota de prensa oficial: “Las secciones sindicales de ACAIP-UGT de la Comunitat Valenciana asistirán a la concentración prevista para el jueves 14 de julio de 12:00 a 13:00 horas, frente a la sede de la Delegación de Gobierno (Plaza del Temple 1) como protesta por las agresiones sufridas por los trabajadores penitenciarios”.

Situaciones repetidas

Según aclara el sindicato, en los últimos incidentes producidos los protagonistas han sido internos de perfiles inadaptados que, sin embargo, cuentan con un régimen de vida ordinario. Por otra parte, indican que desde las direcciones de los centros se ponen trabas para la aplicación del régimen disciplinario. 

Centro penitenciario en España. 

Otro factor clave para ellos es la escasez de personal, que deriva en un deterioro de la atención médica. También se denuncia que los internos, tras cometer dichas agresiones, tan solo reciben “meras sanciones administrativas”. En su opinión, estas acciones deberían considerarse “como un delito de atentado”.

ACAIP-UGT tiene la sensación de estar en plena batalla con las administraciones penitenciarias pues afirman que por muchas denuncias que pongan las cosas no cambian. Por eso, en esta ocasión han decidido manifestarse exigiendo “una retribución adecuada a las funciones que realiza el personal, la declaración de agentes de autoridad a los trabajadores penitenciarios, formación universal, encuadramiento en el grupo B de TREBEP y reconocimiento y respeto por parte de los gestores de la administración penitenciaria”.

COMPARTIR: