20 de agosto de 2019
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

A pesar de la ofensiva contra el gasoil y la subida de impuestos para ese carburante, la Administración no predica con el ejemplo

El Gobierno de Pedro Sánchez continúa comprando coches diésel para la Guardia Civil

Algunos de los nuevos vehículos diésel de la Guardia Civil.
Algunos de los nuevos vehículos diésel de la Guardia Civil.
A pesar de la ofensiva contra el gasoil y la subida de impuestos para ese carburante, la Administración no predica con el ejemplo. Resulta cuanto menos contradictorio que, según las autoridades, el nivel de emisiones y las prestaciones hayan sido los principales valores para que el Seat León ST haya sido elegido como parte de la flota de los agentes.

En plena ofensiva del Gobierno contra el carburante diésel y los coches que lo utilizan, resulta que la Administración que dirige Pedro Sánchez sigue apostando por dotar a la Guardia Civil con coches contaminantes que se mueven gracias al gasoil.

En concreto, la marca española Seat ha llegado a un acuerdo con la Guardia Civil para que 249 unidades de su modelo León ST formen parte de los vehículos del cuerpo desde este año 2019, parte de ellos rotulados como coches patrulla y otra como coches camuflados.

Un Seat León ST con acabado FR como los que comenzará en breve a llevar la Guardia Civil.

Seat regresa así a la Guardia Civil, como en su día formaron parte de la flota verde los modelos 124, 131, 132 y Exeo. Todos, los 249 nuevos León ST de la Guardia Civil, llevan motores 2.0 TDI de 150 cv, cambio automático DSG y acabado deportivo FR.

Resulta cuanto menos contradictorio que, según las autoridades, el nivel de emisiones y las prestaciones han sido los principales valores para que el Seat León ST haya sido elegido como parte de la flota de los agentes. Además, desde Seat aseguran que los vehículos han sido modificados para incluir todos los elementos técnicos necesarios por la Guardia Civil, como antenas y luces

 
COMPARTIR: