04 de octubre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se efectuaron catorce disparos desde un turismo negro que huyó del local sin dejar heridos, donde ya fueron drogadas dos jóvenes en diciembre

Investigan un tiroteo en una discoteca de Madrid a 200 metros de la Embajada de la Federación Rusa

Exclusiva Embajada de la Federación Rusa en Madrid
Embajada de la Federación Rusa en Madrid / Calle Velázquez, 155
La Policía Nacional investiga el grave tiroteo ocurrido a las puertas de una discoteca situada a doscientos metros de la Embajada de la Federación Rusa en Madrid y que tuvo lugar este pasado fin de semana. Se investiga si esta acción tenía la intención de perjudicar la reputación del local en venganza por su colaboración con la Policía y con las víctimas de una sumisión química acaecida el pasado mes de diciembre, chicas a las que los miembros del servicio de seguridad salvaron de una agresión.

Fue en la madrugada del fin de semana y los disparos llegaron a escucharse con nitidez desde la puerta de la Embajada de la Federación Rusa, situada en la céntrica calle de Velázquez de Madrid, sobresaltando a los policías de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) que integran el dispositivo de protección del edificio.

Los agentes, sin descuidar la protección de la embajada, enviaron una patrulla que cubrió a toda velocidad los 210 metros que separan la sede diplomática de la discoteca Tiffany's en la calle del Doctor Arce, a la que llegaron en menos de un minuto.

El coche patrulla que llegó a la zona se encontró con decenas de personas que  huían a la carrera del establecimiento, los policías estuvieron a punto de cruzarse con el vehículo desde el que se habían realizado los disparos. Se trataba de un turismo negro, según indican fuentes policiales a elcierredigital.com.

Realizaron 14 disparos contra la discoteca

En las puertas de la discoteca Tiffany´s, los testigos relataron a los policías que un turismo negro pasó lentamente ante la puerta de la discoteca y abrió fuego sin contemplaciones contra la fachada, o eso creen, ya que en principio no se registró ningún herido. Los mismos testigos hablan de una primera tanda de cuatro disparos, seguida de una decena de disparos más, y todos partieron desde ese turismo negro que, tras la ráfaga de disparos, huyó a toda velocidad.

Todo ocurrió de madrugada, en pleno corazón de Madrid, con numeroso público y a 210 metros de la Embajada de la Federación Rusa. En principio, la policía descarta que el grave incidente tenga algo que ver con la vecina sede diplomática y se centra más en otras hipótesis.

La discoteca donde drogaron a dos mujeres para abusar de ellas

Se da la circunstancia de que, en ese mismo local, el pasado mes de diciembre, una “manada” de jóvenes drogó a dos mujeres arrojando MDMA en sus bebidas para abusar de ellas. Sólo la decidida intervención del servicio de seguridad de esta discoteca impidió que los agresores consumaran sus intenciones de abuso sexual.

Esa noche, los agresores habían entablado conversación con las dos jóvenes de 18 y 19 años de edad, a las que ofrecieron invitarlas a unas copas. En cuanto las víctimas perdieron de vista las bebidas, los agresores presuntamente deslizaron dentro de las copas de las mujeres anfetamina y éxtasis (MDMA) con la intención de anular su voluntad y agredirlas sexualmente.

Discoteca Tiffany´s.

De hecho, uno de los agresores llegó a acompañar a una de las víctimas fuera del local porque la mujer comenzó a encontrarse mal y aprovechó el momento para realizarle tocamientos por todo el cuerpo. Por suerte, la víctima perdió el conocimiento, llamando la atención de los encargados de seguridad del local que decidieron actuar con rapidez a pesar de que la escena se desarrollaba fuera de la discoteca. Los vigilantes llamaron a los servicios de emergencia y los agresores aprovecharon el revuelo para huir a la carrera.

Ya en el hospital, los análisis médicos detectaron la droga que le habían proporcionado a la víctima contra su voluntad. La joven tuvo que permanecer 24 horas ingresada en el hospital y la policía abrió una investigación en la que contó con la total colaboración de los responsables de la discoteca Tiffany's. 

Los responsables del local facilitaron las imágenes de las cámaras de seguridad que ayudaron a identificar al grupo de agresores, y dos meses después la policía detuvo a los ocho, muchos de ellos contaban con antecedentes por robos y falsificación.

A todo esto, dos testigos señalaron a la Policía cómo vieron el momento en que los agresores echaban la droga en la bebida de las mujeres, aprovechando un momento en el que no estaban pendientes de las copas.

Ahora, la Policía investiga si el tiroteo de este fin de semana tenía la intención de perjudicar la reputación del local en venganza por su colaboración con la Policía y con las víctimas, a las que los miembros del servicio de seguridad salvaron de una agresión segura. Por ahora, se descarta que el grave incidente tenga algo que ver con la vecina sede diplomática de la Embajada de la Federación Rusa.

COMPARTIR: