18 de noviembre de 2019
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El abogado de Dana denuncia que la Junta de Andalucía ha incumplido las resoluciones y que la familia de la asesinada luchará por llevársela a Rumanía

Pelea por la custodia de la hija de 10 meses de Dana Leonte y Sergio Ruiz entregada en tutela a la familia del presunto asesino

Sergio Ruiz y Dana Leonte en una imagen de su Facebook.
Sergio Ruiz y Dana Leonte en una imagen de su Facebook.
El ingreso en prisión de Sergio Ruiz, acusado del asesinato de Dana Leonte, ha dejado sola a la niña de diez meses que tuvo con la mujer. El mismo día que decretó su ingreso en prisión la jueza también dictó un auto para que la custodia pasase a los Servicios Sociales de la Junta de Andalucía, que cedió la tutela a un hermano del presunto asesino. Ahora, la familia de Dana ya ha anunciado que peleará por la custodia de la niña.

La niña de la fallecida Dana Leonte, que apenas tiene 10 meses de edad, ya conoce el Servicio de Protección de Menores de la Junta de Galicia, después de que la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Vélez-Málaga, Cristina Córdoba, le retirase la patria potestad a su padre Sergio Ruiz por un auto del pasado 28 de septiembre y dictase que la niña pasase a la guardia y custodia de este Servicio de Menores. Pero ahora la menor ha sido dada en custodia al hermano de Sergio Ruiz, acusado del asesinato de su pareja y madre de su hija, Dana Leonte.

La petición fue realizada por la Fiscalía tras decretar la jueza el ingreso en prisión de Sergio Ruiz, que solicitó que "se acuerde como medida cautelar la suspensión de la patria potestad y de la guarda y custodia del señor Ruiz sobre la menor (...), poniendo esta circunstancia en conocimiento de servicios sociales y de los servicios de protección del menor y que la custodia de la menor, mientras se tramita el expediente, quede a cargo de la Junta de Andalucía". El letrado del investigado, Juan José Moreno, se opuso a esas medidas.

Detención de Sergio Ruiz.

El auto judicial aclara que "hasta tanto dicho servicio determina si existe algún familiar que sea idóneo para encargarse del cuidado y atención de dicha menor, mediante se tramita el oportuno expediente, o hasta tanto se decida otra cosa en la causa". La familia de Dana ya se ha interesado por la menor, no así la familia de Sergio Ruiz, con quien apenas tienen ni tenían contacto. Hasta ahora la niña se estaba quedando con Eva Ruiz, hermana de Sergio.

Sin embargo, la familia de Dana y su hermano Florín, que ejercen la acusación particular en este caso ya han anunciado su decisión de recurrir esta medida y de intentar lograr la custodia definitiva de la menor para criarla en Rumanía, alejada de todo el ruido mediático que el caso de sus padres pueda hacer en el futuro.

El escrito judicial también prohibía a Sergio Ruiz "acercarse a la menor (...) a menos de 500 metros, a su domicilio, al lugar en que se encuentre o a cualuier lugar frecuentado por ella, hasta tanto recaiga la sentencia definitiva o se disponga otra cosa en la causa".

Detenido el 26 de septiembre

Además, el padre tiene restringidas las comunicaciones con la menor "por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual, hasta tanto se disponga otra cosa en la presente causa, hasta tanto recaiga sentencia definitiva o se disponga otra cosa en la causa".

Sergio Ruiz fue detenido el pasado 26 de septiembre tras encontrar un perro un fémur de Dana en el campo. La Guardia Civil decidió detener al hombre y presentar contra él todas las pruebas indubitadas e indicios como ya hemos contado en elcierredigital.com. Entre las primeras la geolocalización del teléfono móvil de Sergio y el de Dana en algunas ocasiones junto al suyo. Entre las segundas, las declaraciones de una mujer que tuvo una anterior relación con Sergio y de una testigo que lo vio dirigirse en dirección a Arenas en vez de a Vélez-Málaga el día de los hechos, en contra de lo que el joven declaró, o los guías caninos especializados que detectaron restos de sangre en algunas estancias, a pesar de que había limpiado con lejía en profundidad y se había desecho de unas botas.

COMPARTIR: