05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

SOSDesaparecidos ha organizado un encuentro para recordar a la mujer de Hellín que fue sometida a “un juicio de moralidad inmerecido e injusto”

Albacete recuerda en un acto la extraña desaparición de Mari Cielo Cañavate hace 15 años

El Cierre Digital en Mari Cielo Cañavate, desaparecida hace 15 años en Hellín, Albacete.
Mari Cielo Cañavate, desaparecida hace 15 años en Hellín, Albacete.
El 10 de octubre de 2007 Mari Cielo Cañavate desapareció en Hellín, Albacete. Quince años después, todavía no hay pistas sobre su paradero. Con motivo del aniversario de su desaparición, SOSDesaparecidos y la Asociación Feminista de Hellín han organizado un acto conmemorativo para recordarla. Un reconocimiento a una mujer que se enfrentó a un “juicio de moralidad inmerecido e injusto”.

Hace quince años, el 10 de octubre de 2007, Mari Cielo Cañavate Valverde desaparecía sin dejar rastro. La mujer de 36 años natural de Hellín, Albacete, tenía dos hijos. El día de su desaparición llevó al pequeño al colegio en compañía de su hermana, a la que comunicó que había quedado ese mismo día con su pareja sentimental. No volvieron a tener noticias de Mari Cielo, cuyo cuerpo todavía no se ha encontrado.

Quince años después de su desaparición, la asociación SOSDesaparecidos, en colaboración con Acción Feminista de Hellín, ha organizado un acto de sensibilización en recuerdo de la desaparecida y para apoyar a sus familiares. Tendrá lugar el próximo sábado 15 de octubre a las 9:45 en el Teatro Victoria de Hellín, Albacete.

“No se trata de enseñar, ni se trata de aprender. Se trata sencillamente de recordar y de hacer un acto conmemorativo para Mari Cielo y su familia”, afirma Joaquín Amills, portavoz de SOSDesaparecidos, en una conversación con elcierredigital.com.

Amills explica a este diario que la idea del acto surgió hace cuatro años, cuando conoció a Antonio Cañavate, padre de Mari Cielo. “Recuerdo que me enseñó el último sitio en el que fue vista Mari Cielo, esa famosa esquina en la que se despidió. Me acuerdo de la larga charla con él, en un café, muy temprano por la mañana. Vi a un hombre duro, pero cargado de dolor. Fuerte y a la vez cansado. Y entonces me prometí luchar para conseguir lo que nunca se había hecho, que era un acto conmemorativo para Mari Cielo y su familia”, relata Amills.

El acto conmemorativo para Mari Cielo Cañavate

El portavoz de SOSDesaparecidos ha querido agradecer “la gran ayuda de la Asociación Feminista de Hellín, que han hecho un trabajo fenomenal” junto al coordinador de la asociación, Christian Campos. Este acto de recuerdo a Mari Cielo constará de dos partes diferenciadas: las conferencias y un homenaje que tendrá lugar en el Parque Municipal de Hellín, donde se plantará un árbol en honor de Mari Cielo.

Programa del acto conmemorativo a Mari Cielo Cañavate.

En las conferencias, que se desarrollarán en el Teatro Victoria, participarán los abogados Juan Manuel Medina —colaborador de SOSDesaparecidos y delegado de la Asociación Clara Campoamor en Castilla-La Mancha— y María Loreto, coordinadora de SOSDesaparecidos.

Además, participarán el propio Joaquín Amills, los familiares de Mari Cielo y Ana María Canal. Esta última es hermana de Juana Canal, una mujer de 38 años que desapareció en Madrid en el año 2003 después de haber discutido, presuntamente, con su pareja. Sus restos fueron encontrados casi 20 años después en Ávila.

“Su testimonio va a ser muy importante porque también, de cierta forma, sufrieron la discriminación de que no se investigó la desaparición en su momento porque Juana tomaba pastillas para la depresión. Por eso decían que se había marchado porque había querido y había abandonado a sus hijos”, explica Amills a elcierredigital.com, estableciendo la similitud entre ambos casos.

La desaparición de Mari Cielo Cañavate

Según explica Amills, la desaparición de Mari Cielo estuvo rodeada de una “doble moral” debido a la naturaleza de su relación sentimental. Mari Cielo estaba divorciada, pero se veía con un hombre casado que tenía veinte años más que ella, lo que llevó a que los familiares tuvieran que hacer “frente a todos esos comentarios y esa falsa moralidad. Hoy en día nadie levantaría la voz. Nadie se atrevería a prejuzgar a Mari Cielo por tener relación con un hombre casado mucho mayor que ella”, comenta Amills, que afirma también que “en aquellos momentos pasó una factura muy dura a la familia y a todo el entorno de Mari Cielo”.

Este hombre fue una de las piezas claves durante la investigación de la desaparición de Mari Cielo. Ambos mantenían una relación desde el año 2004, tres años antes de que Mari Cielo desapareciera sin dejar rastro. Sin embargo, tuvieron que pasar dos años antes de que fuera considerado como sospechoso.

En todo ese tiempo, la investigación pasó de la Policía Nacional de Hellín a la Unidad de Desaparecidos de Madrid para posteriormente pasar a la Unidad de Homicidios en el año 2008. Un año después, la familia ofreció 50.000 euros a cambio de pistas fiables sobre Mari Cielo. Cuatro días más tarde, su pareja sentimental fue detenida debido a la confesión de nuevos testigos que los habían visto juntos el día de su desaparición.

Cartel de la desaparición de Mari Cielo Cañavate.

El 30 de noviembre de 2011 un jurado popular consideró probado —por siete de sus nueve componentes— que Mari Cielo había muerto y que el acusado la había matado. Se le impuso una pena de quince años de prisión. Sin embargo, un año después el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha revocó la sentencia, ya que no encontraron pruebas ni de la culpabilidad de su pareja, ni de la muerte de Mari Cielo. Esto hace que el caso de Mari Cielo se haya convertido en uno de los 12.300 pendientes de resolución.

Antonio Cañavate, padre de Mari Cielo, afirmaba que tras esa decisión dejó “de creer en la justicia”. Para Joaquín Amills, el resultado de ese proceso no sería igual ahora. “Si Mari Cielo desapareciera hoy, con una desaparición cargada de mentiras, de excusas… Sin duda, el resultado estoy convencidísimo de que sería muy diferente”, afirma, añadiendo que “el daño está hecho” y que, aunque “no podamos poner remedio, sí podemos darles un reconocimiento a todas estas personas afectadas por prejuicios y dobles morales”.

Amills también a expresado ante elcierredigital.com su deseo de que asistan “todos aquellos que quieran acudir” y añade que “la única forma de colaborar no es la asistencia. La persona que comparta el cartel, que le dé un me gusta, estará haciendo un gran favor a esta familia y a la injusticia que hubo con Mari Cielo en un juicio de moralidad inmerecido e injusto”.

COMPARTIR: