03 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

MEHREZ AYARI CUENTA CON MÁS DE 50 ANTECEDENTES EN FRANCIA Y AHORA LA AUDIENCIA NACIONAL HA EMITIDO UNA ORDEN INTERNACIONAL DE DETENCIÓN CONTRA ÉL

Atentado contra Vidal-Quadras: El autor del disparo es un sicario tunecino con nacionalidad francesa

/ Alejo Vidal-Quadras.
/ Alejo Vidal-Quadras.
El 9 de noviembre el exlíder del PP en Cataluña, Alejo Vidal-Quadras, de 78 años de edad, fue disparado en la mandíbula en la céntrica calle madrileña de Núñez de Balboa. Casi dos semanas después eran detenidas tres personas por su presunta vinculación con los hechos, ya que presuntamente uno de ellos es el ideólogo del atentado. Sin embargo, el autor material de los hechos está en paradero desconocido. Este sicario es el tunecino Mehrez Ayari y sobre él hay una orden internacional de detención.

El 21 de noviembre se tuvo constancia de la detención de tres individuos vinculados con el intento de asesinato de Alejo Vidal-Quadras el pasado 9 de noviembre. Pese a las detenciones, fuentes policiales aseguraron a elcierredigital.com que ninguno de los tres detenidos era el autor material de los hechos. El responsable continúa en paradero desconocido y se sospecha que pudo haber huido del país.

Este 28 de noviembre el juez instructor del caso de la Audiencia Nacional, Francisco de Jorge, ha difundido una orden de busca y captura contra Mehrez Ayari, el sicario que disparó contra el político. "Este hombre de origen tunecino tiene 37 años y cuenta con más de 50 antecedentes policiales en Francia, entre ellos, asesinato por lapidación", indican fuentes policiales a elcierredigital.com.

Mehrez Ayari.

Tal y como ha podido saber elcierredigital.com a este sicario nacionalizado francés, pero de origen magrebí, se le busca en el norte de África, concretamente en Marruecos, Túnez y Libia. Aunque tampoco se descarta que pueda estar escondido en un piso franco en España

Tres detenidos por su presunta vinculación con los hechos

Uno de los tres detenidos supuestamente implicados es un hombre español que fue localizado en la localidad malagueña de Fuengirola. Este individuo era el dueño de la moto usada en el intento de asesinato. Los otros dos detenidos, otro hombre español y una mujer británica, fueron hallados en Lanjarón (Granada). Ambos hospedaron al sicario que cometió los disparos. El detenido en Lanjarón se llama Naraya Gómez y se encuentra en prisión desde el viernes 24 de noviembre.

Es importante destacar que Naraya se crio en la comuna hippie de Beneficio, ubicada en la Sierra de la Alpujarra, y ahora se investiga si el sicario se refugió allí tras cometer el atentado. Los otros dos detenidos quedaron en libertad con medidas cautelares, teniendo prohibido salir del país y estando obligados a presentarse en los juzgados cada quince días.

La clave para dar con estas personas fue la moto usada para cometer el atentado, que fue encontrada calcinada en Fuenlabrada. Sin embargo, los investigadores consiguieron reconstruir el bastidor del vehículo marca BMW y matriculado a nombre del hombre detenido en Fuengirola. 

Tal y como señalaba el diario ABC, Naraya Gómez preparó el atentado y contrató al sicario que efectuó el disparo contra Vidal-Quadras. Fue la Audiencia Nacional, concretamente el juez Francisco de Jorge, quien supervisó el exhaustivo operativo realizado, ya que podría tratarse de un atentado terrorista. Las diligencias comenzaron en manos del Grupo V de Homicidios de Madrid, pero luego se sumaron los expertos antiterroristas de la Brigada Provincial de Información. 

Image

Alejo Vidal-Quadras // Twitter.

El propio Vidal-Quadras señaló que el ataque pudo estar relacionado con alguna organización proiraní. Cabe recordar que, tal y como señala el citado medio, en 2022 Irán incluyó a Vidal-Quadras en una lista negra por sus vínculos con los opositores al régimen de Teherán, el Consejo Nacional de Resistencia Iraní (CNRI). En enero de este año las autoridades de Irán dieron luz verde a nuevas sanciones contra el exdirigente del PP por su presunto apoyo al ‘terrorismo’.

Fuentes policiales contactadas por elcierredigital.com señalaban que “el autor material no es ninguno de los tres detenidos. La mujer detenida, pareja del ideólogo, fue quien hospedó al sicario que disparó. El hombre detenido en Lanjarón y el sicario se reunieron en Madrid para preparar cómo se iban a cometer los hechos y vigilaron a Vidal-Quadras”.

Naraya Gómez es nacionalizado español, pero de origen magrebí. Se trata de un musulmán chiita que es simpatizante del régimen iraní. Tras identificar al sicario se supo que estaba siendo buscado por otro asesinato en Francia.

Pese a las sospechas de Vidal-Quadras "no se puede demostrar que Teherán tenga responsabilidad o haya dado una orden de realizar este atentado. Hasta el momento no se puede relacionar con el gobierno iraní”, añadían las mismas fuentes. 

Un intento de asesinato planificado

El 9 de noviembre el exlíder del PP en Cataluña, Alejo Vidal-Quadras, de 78 años de edad, fue disparado en la mandíbula alrededor de las 13.30 horas en la céntrica calle madrileña de Núñez de Balboa. Un suceso que tuvo lugar una hora después de la publicación de un mensaje en la red social X en la que criticaba el pacto firmado por las formaciones políticas PSOE y Junts per Catalunya. 

Según señalaron fuentes de la investigación a elcierredigital.com, este atentado contra la vida de Vidal-Quadras se trata de "una acción planificada ejecutada por posibles profesionales" y entre las hipótesis posibles que se barajaban tras este intento de asesinato "se encuentra la presencia del Régimen de Irán". Régimen por el que era perseguido desde 1999.

Vidal-Quadras se encuentra fuera de peligro tras ser tiroteado

Imagen de la calle Núñez de Balboa donde fue atacado Vidal-Quadras.

Según señalaron las mismas fuentes, los responsables del atentado contra la vida de Vidal-Quadras tenían un conocimiento detallado de la rutina del fundador del conjunto político Vox. La elección del día en el que se celebra la festividad de la Virgen de la Almudena en Madrid ya sugiere una baja presencia de viandantes o testigos en la vía pública en el momento del ataque, por lo que los atacantes pudieron establecer una estrategia en la que no corrieran riesgo de ser descubiertos

COMPARTIR: