04 de junio de 2023
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se ha comenzado a extender el uso de este tipo de dispositivos telefónicos para arrancar y llevarse un vehículo en menos de 15 segundos

Vuelven los móviles sin acceso a internet: Su auge va unido a ser pieza clave en robos de coches

Móviles sin acceso a Internet.
Móviles sin acceso a Internet.
Los teléfonos sin internet dejan de ser buscados por coleccionistas o nostálgicos para pasar a ser comprados por ladrones de coches. El Nokia 3310 tiene un precio en internet de entre 2.500 y 18.000 euros. Se hace uso de la carcasa para introducir en el interior del dispositivo la tecnología necesaria para arrancar un coche en menos de 15 segundos. Además, en los últimos años la venta de teléfonos sin internet está creciendo por miedo al espionaje y por el deseo de desconexión.

El teléfono móvil que se convirtió en icono hace 20 años vuelve a centrar todas las miradas, pero esta vez no tiene nada que ver con sus características telefónicas. El Nokia 3310, ese móvil indestructible que tenía el juego de la serpiente, pero que no tenía pantalla a color ni acceso a internet.

Este teléfono se ha convertido en el mejor aliado de los ladrones de coches. Debido a la tecnología de los coches actuales, de ida y vuelta, con el gadget adecuado se puede conectar con el sistema del vehículo, abrirlo y robarlo. Todo esto sin necesidad de llave electrónica y en un tiempo récord de 15 segundos.

La noticia llega desde Estados Unidos, donde gracias a un vídeo explicativo en Youtube se han podido comprobar las sospechas. En la grabación se constata la facilidad para arrancar un coche con la sola ayuda de un Nokia 3310. Solo se necesita conectar el teléfono a un USB del vehículo para conseguirlo.

Nokia 3310

Este teléfono, que era buscado en internet por los coleccionistas y nostálgicos, ahora se ha convertido en el objetivo de los ladrones de coches. El teléfono en sí no costaría hoy más de 10 euros, pero en páginas webs y en canales de Telegram se está llegando a pagar entre 2.500 y 18.000 euros por uno de estos dispositivos móviles.

Sin embargo, la apariencia del Nokia 3310 es solo un disfraz. La tecnología que puede llegar a arrancar el coche está escondida dentro de este teléfono y de muchos otros dispositivos. Aunque el disfraz de Nokia 3310 es el más popular, existen otros muchos, como otros teléfonos móviles o altavoces bluetooth.

Los vendedores de estos dispositivos los ofertan para los cerrajeros o los usuarios interesados en tener una herramienta para arrancar en caso de emergencia, además de ofrecer actualizaciones para los gadgets comprados con anterioridad. Se trata de una estrategia muy bien pensada.

Este técnica es muy fácil y sencilla, basta con conectar el dispositivo al coche. "El dispositivo hace todo el trabajo por ellos. Lo único que tienen que hacer es coger dos cables del dispositivo, desmontar el faro y meter los cables en los agujeros adecuados en el lado del vehículo del conector", asegura Ken Tindell, director de tecnología de la empresa de ciberseguridad para coches Canis Labs.

A pesar de ello, los vendedores de esta tecnología explican que este tipo de robo a partir de un dispositivo móvil Nokia, solo es posible con coches estadounidenses.

Regreso a los orígenes

En los últimos años se ha podido comprobar un aumento en la venta de móviles sencillos. Una venta que crece a nivel mundial y que asombra al mercado. Limitados en cuanto a sus funciones, económicos y con un tamaño compacto y ligero.

Los teléfonos sencillos o los teléfonos tontos (dumbphones), son aquellos que sirven para llamar y para recibir o enviar SMS, y que prescinden de la parte que hace ‘inteligentes’ a este tipo de dispositivos, el acceso a internet. Estos teléfonos, llamados así en contraposición a los ‘smartphone’ o móviles inteligentes, no están conectados a internet, por lo tanto no tienen acceso a redes sociales. Sin embargo, son capaces de competir contra los dispositivos inteligentes.

En 2021 se publicó un estudio donde se comprobaba que la venta estaba creciendo considerablemente estos últimos años atrás. Ese año se llegaron a vender 1.000 millones de este tipo de móviles. De acuerdo con los resultados publicados, el interés por estos móviles, llamados  “dumbphones”, aumentaron las búsquedas en Google hasta en un 89% entre 2018 y 2021.

Estos móviles solo disponen de utilidades básicas como una agenda de contactos, linterna, calculadora y radio. En cambio, estas limitaciones hacen que muchas personas se sientan mejor, ya que les ayuda a enfocarse en sus trabajos y a disfrutar plenamente de sus momentos de ocio.

Muchos usuarios prefieren este tipo de dispositivos por el miedo a ser espiados y por el deseo de desconectar. Por lo tanto, son varias las ventajas del uso de estos móviles. Evitar la hiperconexión y sus consecuencias, la limitación de las redes sociales (motivo que esgrimen tanto jóvenes adultos como padres de menores), el bajo coste y la seguridad.

COMPARTIR: