22 de mayo de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El sindicato ARP "repudia" los actos de los dos agentes acusados de robar en casas de víctimas alicantinas que ya habían sido asaltadas anteriormente

Juicio para los policías ladrones de Denia: "Lo mejor es que sean expulsados del Cuerpo"

Comisaría de la Policía Nacional en Denia.
Comisaría de la Policía Nacional en Denia.
El sindicato Asociación Reformista de Policías se ha dirigido a elcierredigital.com para expresar su "total rechazo" ante los presuntos hurtos llevados a cabo por dos agentes de la Policía Nacional del Ayuntamiento de Denia (Alicante). Los dos policías están siendo juzgados por acceder a viviendas que previamente habían sido asaltadas para llevarse objetos y venderlos a terceras personas.

Este lunes daba comienzo el juicio oral contra los dos agentes de Policía Nacional de la Comisaría de Denia (Alicante) acusados de cometer hurtos en casas de víctimas que ya habían sido asaltadas con anterioridad. Como parte de la investigación, se descubrió la existencia de varios mensajes de Whatsapp donde los dos agentes difundían "con orgullo" los artículos que robaban. Estos mensajes son pruebas clave para la resolución judicial.

En declaraciones a elcierredigital.com, el sindicato Agrupación Reformista de Policías (ARP), explica que está "totalmente en contra de este tipo de actos que ensucian el nombre de la Policía" y sostiene que "deberían irse a la calle”. De la misma manera, han expresado su rechazo a las acciones llevadas a cabo por estos policías de la Comisaría de Denia, que ha sido calificada por ARP como "la peor en toda España" ante elcierredigital.com.

Según las reflexiones del sindicato ARP, "cuando se pierden esos valores y esa obligación con la Justicia, los agentes deben ser expulsados inmediatamente. Dan mala imagen al Cuerpo de Policía Nacional y eso no lo arregla nadie durante un tiempo. Tendrán el rechazo total de sus compañeros de la Comisaría y desde luego que lo tienen desde el sindicato ARP".

Robos aprovechando su profesión

Los agentes acusados de la Comisaría de Denia siempre seguían el mismo modus operandi en sus robos. Aprovechando su posición como policías, los presuntos ladrones accedían a casas que ya habían sido asaltadas anteriormente para robar todo tipo de objetos.

Después de varios hurtos, llevados a cabo con este procedimiento, los agentes fueron descubiertos cuando uno de ellos activó su tarjeta SIM en un teléfono móvil de alta categoría que había sido extraído de una vivienda en Denia. A raíz de esta revelación, se puso en marcha una investigación que fue destapando uno a uno los hurtos cometidos en varios domicilios.

La investigación comprobó que los dos agentes se mandaban fotos por Whatsapp en las que alardeaban de los objetos robados en las casas de las víctimas, que por lo general eran personas extranjeras. Según las pesquisas, los acusados podrían haber estado vendiendo los artículos sustraídos a terceras personas.

"Los negocios son los negocios" o "auriculares por 20 euros, me los quitan de las manos", son algunos de los mensajes que llegaron al inspector de Asuntos Internos de la Policía Nacional. Por otro lado, gracias a estos Whatsapps se pudo saber que los acusados habían entrado en la casa de un hombre que había muerto para robarle sus pertenencias.

Los dos agentes también están siendo juzgados por cometer varios fraudes relacionados con accidentes de tráfico, por los que cobrarían más dinero de los seguros. Además, según ha podido saber elcierredigital.com, también se les acusa de "acceder a los datos personales de una compañera de trabajo por motivos ajenos a su profesión".

"Todo apunta a que serán condenados por muchos de sus delitos"

Según concluye el sindicato ARP sobre el caso, "habrá que esperar a saber la resolución de la sentencia, pero teniendo en cuenta la investigación de Asuntos Internos, todo apunta a que serán condenados por muchos de los delitos por los cuales han sido acusados".

En declaraciones a elcierredigital.com, la asociación policial ARP señala que "si son condenados, automáticamente la penalización más fuerte que hay en el régimen disciplinario es la expulsión del Cuerpo. El mecanismo que empleará la Policía es esperar a la Justicia. Régimen disciplinario ha abierto expediente pero se paralizará hasta la decisión judicial. En el momento en que hay condena, la policía puede cursarla y la expulsión es inminente. El mejor mensaje a la sociedad, es que esta gente no esté más tiempo en el Cuerpo y que se les penalice. No pueden estar infiltrados en la Policía como dos delincuentes más que son". 

COMPARTIR: