23 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

JOAQUÍN AMILLS ASEGURA QUE ESTOS ATAQUES OBEDECEN "A UNA CAMPAÑA DE INSULTOS y DIFAMACIONES EN CONTRA DE LA ASOCIACIÓN Y DE MI PERSONA"

El presidente de SOS Desaparecidos denuncia amenazas de muerte: "Esto es algo muy cobarde"

El Cierre Digital en / Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos.
/ Joaquín Amills, presidente de SOS Desaparecidos.
Fue el 8 de marzo cuando Joaquín Amills recibió varios mensajes en los que incluso se le amenazaba de muerte. El sujeto que realizó esas amenazas lo hizo con la foto de perfil de uno de los guardias civiles asesinados con una narcolancha en Barbate. Además, en los mensajes se hacía mención al supuesto cobro de subvenciones, algo que Amills ha querido desmentir categóricamente. "En catorce años de actividad que lleva SOS Desaparecidos nunca hemos recibido ninguna subvención", señala Amills.

El 8 de marzo el presidente de SOS Desaparecidos, Joaquín Amills, recibió un mensaje de WhatsApp desde un teléfono con prefijo de Haití. En este mensaje el emisor decía: “tú lo que eres es un hijo de la gran p*** que te crees que por estar ahí donde estás puede llamar e insultar al que te salga de la po*** y poner denuncias falsas en la Guardia Civil. Soy capaz de pegarte un tiro en tu cabeza viejo de mierda. Te quiero ver muerto ladrón de subvenciones”.

En una conversación con elcierredigital.com el presidente de SOS Desaparecidos cuenta que “en un primer momento pensé que se trataba de un error y por eso le respondí diciéndole que no entendía por qué me decía eso y por qué me estaba amenazando. A esto me contestó diciendo que me iba a mandar su DNI y que si quería que nos veíamos en comisaría. Ante esta situación le llamé para pedirle explicaciones y me siguió amenazando diciendo que tenía ganas de patearme la cabeza y que me iba a matar”.

El sujeto decidió colgar la llamada, pero Amills volvió a llamarle pidiéndole explicaciones de lo que estaba aconteciendo. En esta segunda llamada el sujeto siguió sin entrar en razón e hizo mucho hincapié en el tema de las subvenciones. Inmediatamente Joaquín Amills mandó las capturas de pantalla de la conversación a la Policía Judicial de la Guardia Civil.

Mensajes enviados a Joaquín Amills.

“En su perfil tenía el nombre de Marius Sebastian, que era falso. También ponía que era guardia civil y tenía un tip que pertenece a un guardia civil, pero no al que tenía en la foto de perfil. Lo más sorprendente de todo fue que de perfil tenía la foto de Miguel Ángel González Gómez”, añade Joaquín Amills. Miguel Ángel González fue uno de los dos guardias civiles que murieron asesinados por la narcolancha en Barbate el pasado 9 de febrero.

Amils explica, “cuando le volví a pedir que se identificase y que no pusiese la foto de un Guardia Civil fallecido tuvo el valor de decirme que no se esconde, que soy un ladrón. Si yo soy un ladrón que me denuncie, pero que no haga esto. Acto seguido me dijo que este guardia civil —el de la foto de perfil— mató a su hermano en 2021 y que es un asesino impune. Algo que es mentira. El individuo detrás de todo esto es alguien muy cobarde en todos los sentidos”.

Solo alguien muy cobarde puede esconderse bajo una fotografía de un guardia civil asesinado cumpliendo con su deber, solamente la cobardía es capaz de injuriar el buen nombre de la Guardia Civil”. Ante esta situación, Amills decidió poner una denuncia por amenazas de muerte, insultos, calumnias y difamación el 11 de marzo ante la Guardia Civil. “Creo que perfectamente se puede aplicar la usurpación de identidad”, observa Amills.

"Nunca hemos recibido una subvención"


Pese al prefijo de Haití, el presidente de SOS Desaparecidos considera que “el hombre era español, usaba un español muy vulgar y tenía un ligero acento del sur”. Tal y como se ha narrado anteriormente el hombre que amenazó e insultó a Joaquín Amills estaba realmente “obsesionado” con que SOS Desaparecidos esté cobrando subvenciones

El presidente de la asociación subraya que “resulta curioso que esa llamada, junto a algunas otras que no son tan preocupantes, siempre sacan el asunto de las subvenciones. En los últimos meses SOS Desaparecidos junto a mi persona está siendo difamada por algunas personas que son recientes en el mundo de los desaparecidos y que se centran en atacarnos. Repito como he hecho siempre. En catorce años que lleva de actividad SOS Desaparecidos nunca hemos recibido ni pedido una subvención. Están muy equivocados si piensan que el camino más corto para crecer es criticar a los que llevamos tantos años trabajando de manera altruista”.

SosDesaparecidos pide tres medidas urgentes al Centro Nacional de | El  Cierre Digital

Joaquín Amills.

“Si siguen con esa forma de actuar hacia mi persona incurren en un delito, que es el enaltecimiento e inducción al odio. Al final, el karma devuelve lo que siembras y quien siembra odio y difamaciones se les vuelve en contra. No hay más ciego que el que no quiere ver. Estamos hartos de decir que no cobramos subvenciones y aún así nos siguen machacando”, añade el presidente de SOS Desaparecidos.

“Llevamos años diciéndole al CNDES que hay que tomar medidas contra el intrusismo, porque no todo vale. Es muy bueno que la gente acuda a una búsqueda, pero siempre y cuando sea organizada, responsable y no para tomar fotos. Si queremos mejorar la situación de los desaparecidos y paliar el dolor de los familiares las cosas no se hacen de esta forma. Nadie nos ha regalado nada, nosotros nos hemos ganado a pulso el respeto y la credibilidad. Para nadie de SOS Desaparecidos esto es un negocio. Estas amenazas no son casualidad, sino que obedece a una campaña de insultos y difamaciones en contra de SOS Desaparecidos y de mi persona”, concluye Joaquín Amills. 

COMPARTIR: