06 de agosto de 2020
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

Desde firmas de tapizado que ahora fabrican batas y mascarillas, hasta circos que ceden sus carpas para albergar hospitales de campaña

La sociedad civil se moviliza contra el coronavirus: Mecenas, empresas y ciudadanos se vuelcan en la lucha

Sanitario atendiendo a un paciente contagiado por coronavirus
Sanitario atendiendo a un paciente contagiado por coronavirus
Los hospitales están sufriendo verdaderos apuros para hacer frente al número de contagiados por coronavirus, algunos de ellos incluso llegando al colapso. Por este motivo, han surgido en España numerosas iniciativas desde la sociedad civil para ayudar en la medida de lo posible a frenar la crisis sanitaria. Desde empresas de tapizado que fabrican batas y mascarillas, hasta circos que ceden sus carpas para albergar hospitales de campaña, pasando por el alcalde que lleva la compra a sus mayores.

El número de contagiados por coronavirus en España está haciendo que muchos de los hospitales que atienden a los pacientes con este virus se vean desbordados y les falte material sanitario. Es por eso que desde hace unos días están surgiendo iniciativas desde diferentes sectores de la sociedad civil para tratar de aportar su granito de arena para tratar de frenar esta crisis.

Un ejemplo lo encontramos en el pueblo albaceteño de Montealegre del Castillo, donde, tanto Ayuntamiento como empresas y vecinos se han puesto manos a la obra para trabajar en la medida de lo posible en diferentes tareas útiles para la sociedad en estos momentos.   

De esta manera, las empresas de tapizado de sofás del municipio se han unido para fabricar batas y mascarillas para el hospital de Albacete y el Consistorio es el encargado de financiar el material para su elaboración. "A raíz de la iniciativa de las empresas, decidimos que teníamos que colaborar pagando el material", explica a elcierredigital.com María Dolores Almarcha, teniente alcalde y médico de Montealegre.

montealegre_del_castillo

Montealegre del Castillo

"Un empresario llevó al hospital de Albacete una tela y le dijeron que sí servía, entonces con las medidas y el patrón de la bata hicieron en el pueblo el modelo. Luego preguntamos a los vecinos que quiénes estaban dispuestos a coser para fabricarlas y la respuesta nos dejó impresionados. Acudió muchísima gente, incluso de pueblos vecinos. Una solidaridad increíble de la gente", cuenta María Dolores Almarcha.

En este pueblo empezaron produciendo para el hospital de Albacete y para el de Almansa, y "ahora la diputación de Castilla La-Mancha nos ha pedido que les enviemos productos e, incluso, tambieñn van para los hospitales en Madrid", indica la teniente alcalde de Montealegre del Castillo, quien señala que "esto lo hacemos como un socorro necesario al sector público".

Asimismo, en este pueblo los agricultores también han querido sumarse a la lucha contra el coronavirus y se han ofrecido a fumigar las calles. "Los agricultores se han mostrado dispuestos a realizar esta labor de fumigación y la van a realizar dos veces a la semana. Todo el mundo está aportando y es muy bonito, el pueblo está emocionado", comenta la también médico de Montealegre del Castillo.

La Universidad de Valldolid fabrica mascarillas

La falta de material de prevención es uno de los graves problemas que están sufriendo los sanitarios que trabajan a diario atendiendo pacientes contagiados por coronavirus. Frente a estas carencias, la Universidad de Valladolid (UVa) ha querido sumar esfuerzos y elaborar mascarillas a través de su laboratorio de fabricación (FabLab).

De esta manera, ya ha comenzado la producción de mascarillas protectoras de uso sanitario que serán entregadas a diario a la Guardia Civil para su redistribución en los hospitales y residencias de ancianos de la ciudad. Están fabricadas con plástico y acetato y se obtienen gracias a las seis impresoras 3D con las que actualmente cuenta la universidad.

Las máquinas están activas las 24 horas del día y se encuentran ubicadas en el edificio UVa Innova del Campus Miguel Delibes. Se producen diariamente mediante la decenas de mascarillas, pero el objetivo de los técnicos de la universidad es optimizar paulatinamente los procesos para así obtener un número cada vez mayor.

La iniciativa ha surgido gracias al trabajo conjunto de varias empresas de Valladolid y del Parque Tecnológico de Boecillo, que desde este sábado han comenzado a elaborar diversos utensilios y productos en función de sus capacidades tecnológicas.

Carpas de circo como hospitales

Otro caso reciente de solidaridad que se ha dado recientemente llega desde un sector relacionado con el espectáculo. Se trata del circo, y es que la Asociación Circos Reunidos ha puesto a disposición del Gobierno todas sus carpas, que actualmente se encuentran cerradas, para que sirvan como hospitales de campaña ante la crisis del coronavirus.

Lo que pretende la iniciativa del colectivo circense es ayudar a paliar el desbordamiento de los hospitales públicos, por lo que ponen a disposición de las autoridades sanitarias el material y el equipo de montaje de las carpas.

circo_albacete

Los circos están repartirdos por varias comunidades autónomas, por lo que consideran que “pueden ser de gran ayuda en las ciudades en las que se encuentran”. Además, han recordado que muchos circos están ofreciendo funciones enteras gratuitas en sus redes sociales para llevar “más llevaderos” estos días de cuarentena.  “Es momento de arrimar todos el hombro para poder salir juntos y vencer al virus”, han asegurado desde la asociación.

El alcalde que lleva la compra a sus vecinos

Además de la sociedad civil, tambíen muchos políticos a nivel personal están sumando sus fuerzas en esta grave crisis sanitaria. Es el caso de Andrés Díaz, alcalde del municipio de Ponte Caldelas (Pontevedra), quien se ha convertido en un héroe en su pueblo. Para evitar que los vecinos más vulnerables al coronavirus salgan de sus casas, se encarga de llevarles la compra de alimentos y de los productos farmacéuticos que necesiten.

Con su furgoneta recorre los 33 núcleos de población de su enclave municipal para atender las necesidades de los más mayores y otros grupos de riesgo. En Ponte Caldelas viven unos 6.000 habitantes y los núcleos de población están muy dispersos. Es por eso que Andrés Díaz se ha ofrecido a hacerles y llevarles la compra y lleva ya más de una semana de aquí para allá repartiendo sin descanso.

alcalde-ponte_caldelas

Andrés Díaz, alcalde de Ponte Caldelas/Facebook

Desde el consistorio del pueblo pontevedrés han hecho una lista con todas las personas de riesgo que están empadronadas, desde ancianos que viven solos hasta matrimonios mayores. En total, unos 250 habitantes que coinciden con en estas características poblacionales.

Desde el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ponte Caldelas los llaman a diario, para saber que están bien, así como para recordarles que hay quien hace los recados por ellos y no tienen que preocuparse por salir de casa y arriesgarse al contagio.

Como se puede comprobar, son muchas las iniciativas ciudadanas que han surgido en los últimos días para sumar esfuerzos en esta lucha contra el coronavirus, desde diferentes sectores que aportan lo que pueden. Todas tienen en común lo mismo, la solidaridad con el resto de la sociedad en momentos difíciles.

Máscaras de snorkel en Alicante

Las máscaras de snorkel utilizadas en verano para sumergirse y bucear en el agua puede adaptarse, con la ayuda de una impresora 3D, para crear máscaras de seguridad utilizables por equipos médicos. Es el proyecto en el que están metidos desde el fin de semana pasado, la firma Artefactos en coordinación con el Hospital General Universitario de Alicante, aportando conocimientos y máquinas para la protección del personal sanitario.

Artefactos es un proyecto alicantino de investigación multidisciplinar que busca generar soluciones alternativas y accesibles en código abierto para la autonomía y calidad de vida de personas con diversidad funcional y, según el diario Alicante Plaza, ahora utilizan sus recursos y tecnología para luchar contra el coronavirus. 

snorkel

Una enfermera china con gafas protectoras 

Además, un equipo de ingenieros y diseñadores voluntarios dirigido por  la firma Artefactos trabaja en coordinación con médicos del Hospital General de Alicante, para fabricar también mascarillas reutilizables, así como diferentes materiales de protección que necesitan los sanitarios que se enfrentan a esta pandemia.

Cuando el personal del hospital alicantino necesita material, pide ayuda según la escasez o necesidades y desde su casa los miembros del equipo intentan buscar soluciones. Lo que pretenden desde esta firma es que sus creaciones sean homologadas y se comparta el código para que puedan fabricarse en cualquier lugar del mundo a través de la tecnología de impresión 3D.

Una de estas creaciones en la que más avances han conseguido es  el proyecto de adaptación de modelos de máscaras de snorkel de la firma Decathlon, con filtros de seguridad FFP2 o FFP3 para que sirvan de elemento de seguridad para hospitales.

 Amancio Ortega e Inditex

Tambien en estas aportaciones voluntarias de la sociedad civil aparecen ricos empresarios, convertidos en mecenas, como Amancio Ortega y su hija Sandra Ortega Mera que han puesto a disposición del Ejecutivo español sus infraescructuras logísticas, así como la aportación de varios containers con miles y miles de mascarillas.

Así, la empresa Inditex, propiedad de la familia Ortega, además de asegurar que preservará todos los puestos de trabajo ante la situación generada por el coronavirus, está poniendo a disposición del Gobierno toda la capacidad de su red logística, de aprovisionamiento y de gestión comercial, muy especialmente desde China, para atender las necesidades de urgencia, tanto de material sanitario como textil, que se están necesitando en estos momentos.

Además, está explorando también la capacidad de convertir parte de su fabricación textil a producción de material sanitario, por ejemplo, a batas protectoras, que están pendientes de unos ajustes sanitarios y confirmar la disponibilidad de materia prima, que podría ser traída desde China, donde Amancio Ortega tiene un gran poder empresarial , como quinto hombre más rico del mundo.

COMPARTIR: