16 de agosto de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Carlos Ríos y su "realfooding" o Marina Yers y “el agua deshidrata” son ejemplos de controvertidos casos divulgados en esta red social

Las dudosas modas alimenticias de Tiktok: Llega la misteriosa 'salsa rosa' convertida en viral

Salsa rosa viral en tiktok.
Salsa rosa viral en tiktok.
La influencer ‘Chef Pii’ ha empezado a comercializar una “salsa rosa”, de un rosa intenso, que se ha hecho viral en Tiktok. Algunos usuarios han alertado de su peligrosidad ya que no llega correctamente empaquetada ni tiene valores nutricionales claros. En esta red social, creadores como Carlos Ríos comercializan sus productos “realfooding”, similares a otros del mercado pero con precios más altos. Marina Yers, por su parte, difunde peligrosos mensajes.

La red social de moda es Tiktok. Cada vez más creadores de contenido intentan hacerse un hueco en la aplicación en la que cabe prácticamente cualquier tema, ya sea entretenimiento, divulgación o incluso alimentación. Recientemente, la influencer ‘Chef Pii’ ha puesto de moda una “salsa rosa” un tanto peculiar ya que su color es muy diferente al de la típica salsa rosa.

De un intenso color rosa, la salsa rosa de moda en Tiktok ha llamado la atención de los seguidores de la influencer, que han empezado a comprar su producto para descubrir a qué sabe. Algunos aseguran que tiene un sabor “dulce, picante y salado”. Y aunque esto no es peligroso, todo parece indicar que su comercialización no es todo lo segura que se requiere en un producto alimenticio.

Las salsas son enviadas a los clientes en sobres sin refrigeración —algunos, de hecho, llegaban rotos y con los botes destrozados a sus destinos— y la etiqueta con la información nutricional “es incomprensible”, denunciaban algunos vídeos. Además, alertaban que “el bote, el color y la consistencia cambia en cada vídeo” y que su precio, unos 20 dólares, es muy superior al del resto de salsas del mercado.

@spillsesh_yt #pinksauce #thepinksauce #foodie #food #tasting #sauce ♬ original sound - Spill Sesh

 

 

Aunque la creadora se escuda en que es un negocio pequeño, la salsa no ha sido aprobada por ninguna agencia de alimentación ni laboratorio, por lo que los riesgos son palpables.

El “realfooding” de Carlos Ríos

La creadora de la “salsa rosa” no es la única que ha lanzado sus productos al mercado gracias al altavoz que le supone Tik Tok. En España, tenemos el referente de Carlos Ríos, un nutricionista que comenzó en la red social criticando la industria alimenticia y promoviendo una alimentación más sana y que acabó lanzando su propia marca de productos “reales” al mercado: Realfooding.

En su página web, afirman trabajar con “una misión muy clara: combinar los mejores ingredientes con tecnología puntera para ofrecerte la mejor versión de los productos que más te gustan”. Sin embargo, estas versiones han sido fuertemente criticadas por los usuarios de diferentes redes sociales.

Productos que ofrecen una lista de beneficios y son idénticos —y en algunos casos inferiores— a otros del mercado pero con precios superiores han sido objeto de numerosas críticas. Uno de los últimos que el influencer ha intentado sacar al mercado ha sido el “aceite de oliva untable”, una especie de margarina que utiliza aceite de oliva virgen extra (al que él mismo denomina AOVE), grasa de karité, agua y sal.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida de Realfooding Market 🛒 (@realfooding.market)

Ríos lo vendió en su publicación de Instagram como una novedad a pesar de que ya se comercializaba sin mucho éxito y, además, lo hacía a precio de oro. Un kilo de aove untable de Ríos cuesta 15 euros, tres veces más que el de una margarina tradicional.

Esta no ha sido la única polémica a la que se ha enfrentado el influencer, que también ha comercializado un gazpacho ‘realfooder’ menos natural que el comercializado por Mercadona y a un precio, de nuevo, superior. Mientras que el de Mercadona lleva un “96% de hortalizas frescas y un 2,2% de aceite de oliva virgen extra”, según comentaba un usuario, el de Ríos lleva un 81% de hortalizas y un 4,7% de aceite. La diferencia de precio es de más del doble.

Además, Carlos Ríos volvió a causar polémica por anunciar helados y croissants "realfooders", criticados por los nutricionistas por no ser “alimentos sanos ni bien procesados”.

Marina Yers: “el agua deshidrata más que hidrata”

Por el contrario, si se mencionan los influencers que han podido resultar perjudiciales para la salud de sus seguidores hay un nombre que destaca sobre el resto: Marina Yers.

La influencer es objeto de polémica habitualmente debido a los comentarios que lanza en sus vídeos, entre los que se encuentran mensajes como “me encanta vomitar, siento que me limpio por dentro” o que las “mascarillas quirúrgicas tienen larvas”.

Uno de sus mensajes más peligrosos fue afirmar que el agua no hidrataba para poder vender una bebida sustituta del agua. “En el agua nunca pone que es un suero hidratante ni que sea algo que se use para la hidratación, de hecho, deshidrata más que hidrata”, explicaba en el vídeo.

Meses después de su afirmación, esta se volvía en su contra, ya que desapareció de las redes sociales durante un tiempo por “problemas graves de salud”. Estos problemas consistían en que a la influencer le habían encontrado “arena en los riñones”, lo que hizo que tuviera que beber “dos litros de agua al día”. “Ahora sí que sí, puedo decir que el agua hidrata y mucho y yo me tengo que hidratar y mucho”.

Otra de sus grandes polémicas tuvo que ver con su remedio para el dolor de garganta, que consistía en “beber un poco de Betadine con sal y agua”, fue duramente criticada por cuentas como Farmacia Enfurecida, que advertía del peligro de esta práctica.

La influencer negó al poco tiempo que lo bebiese, a pesar de que utilizó esa palabra, que ya usaba el brebaje para hacer gárgaras.

COMPARTIR: