21 de abril de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El último se ha producido en Alicante con dos detenidos acusados de violar a una menor, coincidiendo con un caso similar en 'Gran Hermano Brasil'

Oleada de acosos y violaciones en España: Los casos en los 'realities', espejo para jóvenes

/MC Guimé y Antonio Carlos Junior presionando a Dania Méndez.
/MC Guimé y Antonio Carlos Junior presionando a Dania Méndez.
De nuevo una situación de acoso sexual estalla en un reality show coincidiendo con la creciente oleada de violaciones y agresiones en España. Esta vez ha sido en “Big Brother Brasil”, donde el pasado jueves fueron expulsados dos de sus concursantes por presunto acoso sexual a la influencer mexicana, Dania Méndez. El último caso similar en nuestro país sucedió este mismo martes, cuando dos jóvenes violaron a una menor en Alicante, evidenciando esta problemática sin freno.

En España tres mujeres denuncian cada día haber sufrido una violación, unas cifras que alertan cada vez más a la sociedad. Parece tratarse de otra pandemia mundial, que deja irreparables daños en sus víctimas.

Este lunes 20 de marzo se producía una agresión sexual a una menor de edad (17 años) tutelada en un centro de menores extranjeros no acompañados de Hortaleza, Madrid. La menor habría escapado del centro de menores, momento en el que habría sido  agredida sexualmente por otros dos jóvenes que la habrían asaltado, unos hechos que ya están siendo investigados por la Unidad de Atención a la Familia y la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional. 

Un día después eran detenidos dos agresores mayores de edad en la estación de Renfe de Alicante, tras violar a una niña de catorce años en los lavabos de un supermercado de la localidad. La segunda agresión sexual que se produce esta semana en la Comunidad Valenciana, cuando fue detenido un joven de 23 por los mismos hechos. Unos datos que ponen en vilo a la sociedad, ya que  cada vez son más los casos denunciados, alcanzando cifras que duplican las agresiones en tres años. 

Mientras, en Salou (Tarragona), los Mossos de d'Esquadra investigan una  agresión sexual de cuatro menores a una niña de 13 años. Unos hechos que transcurrieron el pasado mes de octubre en el domicilio de uno de los menores implicados, donde se encontraban los cuatro agresores de la víctima. En la agresión habría habido tocamientos y alguna práctica sexual.

Pero los casos de violación sexual no solo se dan en el ámbito doméstico o en espacios públicos, ahora han trascendido a la televisión, a realities que son grabados y televisados posteriormente. Así ha ocurrido en el  programa "Gran Hermano Brasil", donde la influencer mexicana Dania Méndez fue acosada sexualmente por dos de los participantes, el rapero Mc Guimé y el luchador Antonio Carlos Jr. 'Cara de Zapato', quienes han sido expulsados y están siendo  investigados por la Policía de Río de Janeiro tras los hechos.

Acoso sexual en el reality show de mayor audiencia de Brasil

Todo comenzó en una de las fiestas organizadas por el programa. Durante el evento, la creadora de contenido Dania Méndez,  que había llegado al reality por un intercambio desde “La casa de los famosos de Estados Unidos”, fue víctima de ambos, que, tal y como se aprecia en las imágenes, “le tocaron el culo y el pecho”. Un comportamiento que fue emitido por el Gran hermano brasileño y que no cesó en toda la noche.

En las imágenes del programa se observa como MC Guimé toca en varias ocasiones a Méndez y cómo el luchador forcejeaba con ella para que se quedara con él en la cama. Una situación que fue comentada y denunciada por miles de espectadores en redes sociales, exigiendo que se tomaran medidas ante lo sucedido.

gran-hermano-brasil-kO3B--620x349abc

Dania Méndez.

Un día después el programa se pronunció, expulsando a los dos hombres. "Tenemos una invitada en casa. Una visitante. Una persona que ha venido de otro país. Pero, sobre todo, una mujer. Y, como todas las mujeres, merece un respeto absoluto. Por todo lo que hemos visto y oído, estoy aquí para decir que no nos gusta lo que vimos ayer. Fueron en contra de las reglas del programa", aclaró Tadeu Schimidt.

Investigación policial

Una decisión que cogió por sorpresa a los dos expulsados y es que, según parece, no eran conscientes de la gravedad de lo ocurrido la noche anterior. Pese que la influencer Dania Méndez no quiso darle importancia a lo ocurrido, acabó admitiendo que lo que había sucedido en el reality de Globo, había sido una agresión sexual hacia su persona. “Entiendo que aquí, en Big Brother, cuiden a las mujeres y las protejan, y eso lo valoro y agradezco mucho. Espero que ellos entiendan que toda acción tiene una reacción y que sentí feo cuando Zapatito volteó y me dijo: ‘Dania, perdón’. Entiendo que son las reglas”, señaló la joven mexicana.

captura_istagram_gestor

Además, la familia de Dania quiso agradecer por Instagram el apoyo hacia la joven: “De todo corazón, deseamos agradecer a todas las personas que apoyan con tanto amor, sororidad y comprensión”, se leyó. Y agregaron: “Estamos tranquilos de saber que Dania se encuentra bien y protegida todo el tiempo”.

En estos momentos, la Policía de Río de Janeiro investiga a los exconcursantes y el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, se ha pronunciado con respecto a las acusaciones: “La violencia contra la mujer no es un entretenimiento”. Por su parte, el Ministerio de la Mujer del país ha emitido un comunicado explicando que  “El episodio de acoso sexual en el reality show de mayor audiencia de Brasil no es un caso aislado. La expulsión de los imputados es necesaria, pero estamos lejos de un tratamiento adecuado para estos casos”.

Violación en Gran Hermano España

No es la primera vez que ocurren estos episodios en un reality show y, en concreto, en Gran Hermano. Durante una fiesta organizada por la productora del programa en España, el 3 de noviembre de 2017, José María López, concursante de la 18° edición del programa en España, violó a Carlota Prado.  

José María López Pérez, “que ya se había desprendido de sus pantalones”, ayudó a la otra concursante a descalzarse y a introducirse en la cama que venían compartiendo, pues habían comenzado una relación 50 días antes. En ese momento, según afirma la Fiscalía, la joven conservaba puesta la “totalidad” de su vestimenta.

gh_espana

José María y Carlota.

Acto seguido el acusado se introdujo en la cama mientras que la joven permanecía en silencio “en posición decúbito supino y con los ojos cerrados, realizando movimientos lentos y pesados, debido a su estado”. José María López Pérez, “guiado por un ánimo libidinoso y a sabiendas del estado de seminconsciencia en que se encontraba y aprovechándose de esta circunstancia, comenzó a realizar bajo el edredón movimientos de claro contenido sexual, pese a que ella dijo, balbuceando débilmente, “no puedo”

Tras esto, el acusado apretó su cuerpo contra el de la joven “en aras de satisfacer su deseo sexual, pese a que ella hasta en dos ocasiones levantó la mano como queriendo decirle que parara”. Al mismo tiempo José María López Pérez pidió en varias ocasiones a la concursante que abriera los ojos, pero la víctima permaneció inmóvil. Cuando ya el acusado le preguntó cómo se encontraba, ella “sólo” acertó a responder que se quitara, “momento en que aquélla se giró quedando de espaldas al acusado”.

La Fiscalía, en su escrito, puso de manifiesto que José María López Pérez, tras cubrir a ambos con un edredón “continuó realizando tocamientos, frotamientos y movimientos de contenido netamente sexual, despojando a la víctima de su vestimenta, liberándola parcialmente de su ropa interior y desabrochándole el sujetador, pese a que ésta se encontraba ya en estado de inconsciencia”. Sobre las 1:40 horas la joven se destapó la cara y un brazo “dejando ver su estado inerte”, lo que motivó la intervención de uno de los miembros del programa encargado del visionado de la grabación, “quien hasta ese momento no estaba en condiciones de saber lo que estaba ocurriendo, dado que el acusado había utilizado el edredón para taparse tanto a él como a la víctima”. 

Las imágenes grabadas de estos hechos fueron exhibidas a la joven en la mañana siguiente, en una sala aislada, que se usa como el confesionario de 'Gran Hermano', “encontrándose ésta sola y sin más compañía que la voz en off del conocido como Súper, lo que provocó en ella un incremento del estado de desasosiego, trastorno y perturbación de ánimo que los hechos sufridos horas antes habían producido en ella”. Tras el visionado, la joven abandonó la casa y el presunto agresor fue expulsado.

Los directivos de Zeppelin TV, productora encargada de las diversas ediciones de ‘Gran Hermano’, denunciaron los hechos ante la Guardia Civil. Mientras todo esto sucedía, Mediaset continuó con el concurso y, como se ha dicho, el programa permitió incluso que Carlota volviera a entrar en la casa cuatro días después. Nada más salir expulsada por la audiencia, la concursante denunció los hechos. 

COMPARTIR: