24 de mayo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La ganadera afirma a elcierredigital.com que "es fundamental que nos escuchen para entendernos y no para contestarnos, y esto es una lucha constante"

Eva Gallego, la 'voz' crítica del mundo rural madrileño: "Estamos hartos del trato que nos dan las Administraciones"

El Cierre Digital en Eva Gallego.
Eva Gallego.
La lucha de agricultores y ganaderos continúa. Y son muchos los trabajadores que forman parte de este sector. Una de ellas es la ganadera Eva Gallego, alcaldesa del municipio madrileño de Madarcos. En 2021 formó la asociación “Del ganadero a su casa” y pidió al Gobierno central “apoyar y apostar por el medio rural”. Tal y como ha revelado a elcierredigital.com, "es una lucha constante y estamos hartos del trato que nos dan".

Eva Gallego, es educadora infantil, gestiona su propia explotación ganadera, es madre, alcaldesa de Madarcos un pueblo en la Sierra Norte de Madrid con apenas 70 habitantes y miembro de la ejecutiva del Partido Popular de Madrid como secretaria de Medio Ambiente y Rural, aunque como dice ella “a mí lo que me da comer son mis vacas...”.

Si tuviéramos que definirla me quedaría con lo que dijo de ella Lola Merino, presidenta de AMFAR (Federación de Mujeres y Familias del Mundo Rural), “mujer valiente que da un paso al frente en el liderazgo y en el emprendimiento agrario”, algo que muy difícil de encontrar en estos tiempos convulsos que estamos viviendo en el sector primario, un sector cansado de sufrir día a día mirando al cielo y al suelo y que ya ha estallado pidiendo que al menos, se les reconozca su trabajo en beneficio de la sociedad.

A Eva esto no le resultado extraño porque ya en 2021 junto a otros 14 ganaderos de la sierra norte madrileña que formaban la asociación “Del ganadero a su casa”, pidió al Gobierno central “apoyar y apostar por el medio rural”, con una iniciativa para poner en valor la calidad de producto agrario que llego hasta el Palacio de la Moncloa bajo la etiqueta #delganaderoalaMoncloa, para apremiar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a defender sus productos, su tierra y sus campos, aunque con poco éxito por lo que se ve....

-Estamos en 2024, Eva, ¿porque piensas que se ha llegado a esta situación que ha llevado el campo a las calles?.

-Muy sencillo Jose, por el hartazgo que venimos teniendo desde hace ya mucho tiempo. Desde que yo llego a la ganadería y las vacas pasan a formar parte de mi vida, he tenido una sensación de que te tienes que defender permanentemente ante las administraciones. Vayas donde vayas, te tratan casi como si fueras un delincuente, como si fueras siempre a pedir o engañar o de que no vas a cuidar el medio ambiente...es una lucha constante y creo que ya se ha llegado a ese punto en el que estamos hartos de ese trato y de que no se nos coloque en el lugar que nos corresponde.

-Y ¿cuál es lugar que reclamáis?.

-Mira, yo no digo que seamos más importantes que otros sectores, pero sí que somos algo más que ese sector primario que nos da de comer....porque hay mucho más allá de la labor diaria del agricultor y el ganadero, porque detrás está el trabajo de nuestros ancestros, de nuestros antepasados, porque se ha llegado a este momento a base del sistema de ensayo y error, siempre a base de mucho trabajo. Y se ha visto que esto funciona, por eso sobre nuestros campos tenemos muchos parques y espacios naturales protegidos, reservas, etc...fruto del trabajo que se desarrolla por nuestra parte para que todo funcione y se desarrolle correctamente en beneficio de la sociedad.....por esto es por lo que pedimos ese reconocimiento.

-Este no es solo un problema del mundo rural, todos formamos parte de él y también como no, de la solución, ¿Qué es lo que, a tu juicio, necesita nuestro mundo rural para seguir adelante?.

-¿Lo fundamental?, que se nos escuche para entendernos y no para contestarnos. Que nuestra “sabiduría” conseguida a base de todos esos años sea tenida en cuenta, que se haga una labor educativa de forma que no solo se piense en que recibimos subvenciones, sino que se cuando alguien vaya a comprar alguno de nuestros productos, sepa lo que cuesta conseguirlo, porque se conceden las ayudas y que se nos valore, en suma y ¿cómo se consigue todo esto?, pues con respeto y conocimiento sencillamente.

Eva Gallego/ Fotografía: elcierredigital.com.

-¿Crees que hoy día a un niño se le transmite ese conocimiento? Y, te diría más, ¿Saben que el campo existe?.

-Ciertamente no. Se pasa sobre este aspecto como de soslayo...nos quedamos en lo que sería la primera capa de la piel. Hay que hacer un gran esfuerzo en ese campo o de lo contrario nos quedaremos en la “vaquita morada” de los anuncios y poco más. Los coles, las familias,....tienen que salir al campo porque somos cercanos y eso es lo que queremos transmitir, porque esa puesta en valor que reclamamos comienza precisamente ahí.

-Eva, eres madre de tres jovencitas de las dice estar orgullosa porque a su vez ellas lo están de que su madre sea ganadera. En estos tiempos de tecnología, redes sociales, modas cambiantes... ¿cómo se consigue que unas jovencitas se sientan orgullosas de su origen rural?.

-Sobre todo porque el mensaje que siempre han recibido desde casa ha sido que la dignidad empieza en uno mismo. Lo mejor que he podido ofrecer a mis hijas y te lo digo convencida y emocionada, es haber podido criarlas en un pueblecito como Madarcos donde han podido vivir día a día ese respeto por el campo, no solo por el trabajo de sus padres sino por el que realizaron anteriormente sus abuelos. Ese respeto a su trabajo lo han respirado siempre en casa, así como que nadie les haga sentir vergüenza por trabajar en el campo y que si han podido tener una bici o la sudadera de moda ha sido precisamente gracias a la vacas en nuestro caso y sobre todo, que nadie las haga sentirse “pequeñitas” por trabajar en el campo.

-¿Tienes ya alguna continuadora?.

-Si. Creo que todos los padres que nos dedicamos a esto tenemos la responsabilidad de intentar que nuestros hijos continúen nuestra labor y, en mi caso, parece de las tres, dos quieren seguir en el pueblo y continuar, con la tercera ahí estamos...

-Por lo que tengo entendido, te hiciste ganadera por amor...cuéntanos como fue y como vino después todo lo demás.

-Aquí hay dos partes, cierto es que yo soy ganadera porque me case con el pastor pero lo principal, es que amo el territorio. Amo Madarcos y te digo que jamás pensé que se podía llegar a estar enamorada de una tierra en la que no nací, pero que me vio crecer desde los tres añitos. Siempre tuve claro que mi vida personal y profesional tenía que desarrollarla aquí hasta el punto de que me fui con 15 años a Murcia y no quise hacer amigos allí para que no hubiera nada que me desviara de mi destino que era volver a Madarcos....y el amor se puso en mi camino y me ayudo a conseguirlo.

-¿Te hiciste pronto a la vida rural?.

Bueno yo conocía a mi marido desde siempre, era el chico de al lado....pero cuando empezamos a salir te confieso que me costó mucho entender cómo era posible que para él, las vacas estuviesen al mismo nivel que su novia...vamos que tenía hasta un cierto tipo de celos (Sonríe), pero cuando conoces el tema y a los animales, ves que las vacas son parte de la familia y que si nos les das de comer no comen, que te necesitan día a día como otro elemento más de la familia.

-Y, de no haber conocido a tu pastor ¿habrías seguido ese mismo camino o similar?.

Si la inquietud la tienes dentro de ti, te sale y seguro que habría montado una granja de animales o algo así, solo hay que escuchar a la vida....Y en cualquier caso, tengo claro que estar con los animales te hace mejor persona.

La ganadera Eva Gallego.

-Cuando te definimos como mujer emprendedora lo decimos por algo y no solo por la actividad ganadera, has llevado a un pueblito serrano un secadero de salmón, una Escuela de Hostelería e incluso, una orquesta de cámara...

-Cuando llegue a Madarcos me encontré una tierra muy virgen y algo que quiero que se mantenga y perdure, la esencia de pueblo. Para mí, somos el otro Madrid pero con un gran valor añadido, esa esencia de pueblo que tanto guarda en su interior.

-Y, ¿de dónde sacas esa iniciativa para intentar y conseguir todos esos logros?.

-Tengo la suerte de haber nacido en una familia de autónomos y haber sido pequeña empresaria de forma que cuando llego a la alcaldía hace ya ocho años, me es fácil comprender el esfuerzo que lleva consigo mantener el secadero o el bar. Y lo comprendo porque lo he vivido, se lo que es tener que hacerte cargo de las nóminas, pagar el agua, la luz, los impuestos...por eso cuando veo a alguien que está dispuesto a jugarse su patrimonio por emprender un negocio, ¿cómo no voy a hacer todo lo posible para ayudarle?.

-¿Cómo te dio por intentar ser alcaldesa?.

-Pues te lo voy a decir, a mí lo que me motivo para dar el paso al frente fue ver que aquí con muy poquito puedes ayudar a la gente, a veces tan solo con conseguir arreglarles la luz en su calle o que puedan levantar el teléfono y pedirte ayuda para hacer una gestión.....porque desde aquí se puede ayudar, pero de verdad.

-Lo que está claro es que, pese a lo que se pueda creer, el mundo rural ofrece muchas posibilidades, ¿No es así?.

-Si muchas, somos tierra virgen para hacer cosas. Lo primero que tenemos que hacer es hablar del mundo rural en positivo, no me vale lo de que somos cuatro gatos y cosas así...seremos cuatro personas pero que han decidido apostar por el mundo rural porque sabemos su valor, porque como sociedad se lo debemos a nuestros mayores de alguna manera y porque somos generadores de bienestar.

-¿Cuál es tu objetivo como alcaldesa en este momento?

-En estos cuatro años me he propuesto tener una tiendecita para el pueblo, crear un “medio puesto” para dar servicio a nuestra gente que vive aquí, porque ahora dependemos de que venga el frutero o el pescadero para abastecernos y eso algún día puede fallar. Ahora solo tenemos el bar municipal que da “vidilla” al pueblo durante el fin de semana.

Ahora que hablas del público de fin de semana, ¿Tú crees que este público llega a captar la verdadera esencia rural o se quedan con la foto o el selfie y nada más?-

-Totalmente, como te dije, el visitante ocasional se queda en esa primera capita de la piel. La gente viene buscando la foto y ya está, habría que aprovechar estas visitas para darnos más a conocer y que se lleven otras sensaciónes...de hecho yo cuando pillo a gente en el bar les suelto “el rollo”.

-¿Qué opinas de esto de la España vaciada?, ¿Mito o realidad?.

-No se puede “vender” el campo si ya comenzamos por llamarlo España vaciada.....con ese concepto ya empezamos mal porque más que animar a venir aquí, desanima. Este concepto debería eliminarse de nuestro vocabulario, habría que hablar mejor de revitalización, por ejemplo.

-Sinceramente, ¿Crees que los poderes públicos están esa línea?.

-Pues te voy a ser sincera, mucho si,si si, pero no se trabaja, no se rasca....a los pueblos nos falta personal, habría que revisar temas como la fiscalidad...Y que conste que estoy pidiendo poder trabajar, no solo pedir ayudas y en eso la verdad es que en la Comunidad de Madrid la presidenta apuesta por nosotros y se está trabajando en el territorio, aunque queda mucho por hacer.

-Además de todo que hemos ido hablando, ahora te has convertido en presidenta de AMFAR Madrid, ¿cuál crees que es papel de la mujer en el mundo rural y que tienes pensado hacer desde tu presidencia para que sea puesto en valor?.

-El papel de la mujer rural es muy importante. Siempre se ha dicho que las mujeres asentamos la población en los núcleos rurales y es que cuidar el espacio, tener empatía, y saber estar “cerca de...”, lo tenemos muy asentado. La mujer siempre ha estado muy presente en el mundo rural, aunque les falta fuerza y empuje pero no para que sean valoradas, sino para que se valoren a sí mismas, les cuesta mucho quitarse de encima muchas “ataduras” que aún tienen.

-Eva ¿Qué piensas de actividades como la caza, la pesca o incluso la tauromaquia como elementos dinamizadores de los núcleos rurales?.

-Pues que son esenciales para nuestra vida. Estamos en manos de gente que no conoce a fondo estos temas y se queda en la capa superficial sin ir más allá. Ahora que esta tan de moda hablar de sostenibilidad, la caza ha hecho que seamos sostenibles desde hace muchísimos años, no es de ahora...y eso llévalo también a la pesca o a la tauromaquia. Estamos perdiendo mucho sentido común y ese conocimiento que nos da la vida cuando nacemos para sobrevivir y entender muchas cosas.

José Ignacio Herce junto a Eva Gallego/Fotografía: elcierredigital.com.

-Y no podemos evitar hablar de tu faceta política, ¿Cómo llega una ganadera a formar parte del núcleo de confianza de la presidenta Isabel Diaz Ayuso?.

-Pues sinceramente no lo sé....yo creo que muchas veces sin intención pero con el ejemplo, con la buena fe y esa mirada territorial, se va marcando una directriz que llega hasta ese nivel. En esa línea, estaré el tiempo que consideren que tenga que estar pero siempre seguiré llevando la voz de nuestro día a día, mientras tanto desde mí secretaria creo que hemos conseguido ser creíbles y eso, en un mundo en que casi todo es una comedia, tiene mucho valor.

-¿Cómo se siente una ganadera en una ejecutiva como la de Isabel Diaz Ayuso, rodeada de parlamentarios y cargos de alto nivel? Porque sé que has dejado de asistir a reuniones de la ejecutiva por estar asistiendo al parto de una de tus vacas....

Eso es verdad (Ríe), eso me paso con Ivonne....y es que empatizo con ellas, sobre todo si son primerizas y yo necesito estar ahí en ese momento. Cierto es que en la primera reunión todos mis compañeros en secretarias estaban en el gobierno regional y yo era la vaquera y alcaldesa de un pueblo con setenta habitantes, pero yo en cuanto puedo llevo todo hacia el mundo del campo.

-¿No tienes miedo a perder esa esencia del mundo rural que tanto defiendes?.

-Todo lo contrario, en esas reuniones me siento grande y orgullosa de amar el campo, la caza, de sentir el territorio y de tener las cosas tan claras con el mundo rural. Tengo muy claro que somos el otro Madrid y como le digo a Martinez Almeida cuando coincidimos, “tú eres el alcalde del ayuntamiento más grande y yo del más pequeño, pero los dos somos alcaldes cada uno con sus problemas y sus cosas..”.

-¿Cómo se consigue llevar la voz del campo a ese nivel?.

-Yo como buena pueblerina hablo mucho y aprovecho cualquier momento para transmitir la problemática del campo a quien corresponda, siempre desde el respeto y sabiendo donde estoy.

-Se sincera, tu voz se oye seguro, pero ¿Se escucha?.

-Quiero pensar que si, y lo digo porque las reuniones que estamos manteniendo con el sector están llegando al equipo de gobierno y parece que se está consiguiendo esa predisposición necesaria para poner en valor y escuchar al sector, sea ganadero, agricultor, rehalero, etc.

-Y visto lo visto, ¿Qué futuro espera en este caso, al campo madrileño?.

-Aquí en la Comunidad de Madrid, como te he dicho, al campo se le escucha para entenderle, por eso hay que estar permanentemente trabajando desde el territorio, porque como digo yo “si nos van a pintar la casa, que nos dejen elegir el color...”, y eso solo se consigue pues trabajando y poniendo de nuestra parte, no solo esperando que nos venga todo desde “mama” Comunidad...En cuanto al estado central me gustaría que se definiera, ¿quieren una España verde?, ¿quieren que los ganaderos seamos jardineros o que tengamos explotaciones rentables?...Pero mira en general lo que pido es que se nos conozca porque si algo no se conoce, ni se respeta ni se valora.

COMPARTIR: