03 de marzo de 2024
|
Buscar
FIN DE SEMANA

Se produce la primera detención en la ficción virtual de un pedófilo de 18 años en Madrid por corrupción de menores y tenencia de pornografía infantil

Peligrosas agresiones en el metaverso: Los riesgos en este universo post-realidad

/ Representación de un usuario en el metaverso.
La Policía Nacional ha detenido en Madrid a un joven de 18 años como presunto autor de diferentes delitos relacionados con la tenencia y distribución de pornografía infantil y corrupción de menores. Conocía a sus víctimas a través de plataformas online y redes sociales, ganándose su confianza y obteniendo cierto material pedófilo que usaba para contactar y captar a nuevas víctimas, consiguiendo imágenes explicitas de menores de diferentes edades.

El metaverso se abre poco a poco camino dentro de la sociedad, incluida la española. Lo cierto es que el mundo virtual post-realidad parece ser el entorno en el que nos moveremos en un futuro próximo. La revolución digital ha llegado para quedarse y todo apunta a que será en el metaverso donde nos encontraremos, comeremos e incluso nos enamoraremos.

Aunque el metaverso, aquel concepto creado por el escritor Neal Stephenson y que Mark Zuckerberg, promete ser un entorno muy atractivo conlleva sus riegos. La empresa especializada en ciberseguridad Kaspersky ha asegurado que entablar relaciones personales en el metaverso podría conllevar sufrir robos, agresiones sexuales e incluso la apropiación indebida de ciertas imágenes personales, como ha ocurrido recientemente.

Detenido un "pedófilo del metaverso"

Agentes pertenecientes al Grupo de Delitos Tecnológicos de Zaragoza de la Policía Nacional han detenido a un presunto pedófilo, un joven de 18 años que residía en Madrid, al que atribuyen delitos de corrupción de menores, tenencia y distribución de pornografía infantil y explotación sexual, a través del metaverso. Esto lo convierte en uno de los primeros casos de detención por agresiones en el metaverso en el mundo.

11038_portada

Persona viendo vídeos de niñas

Este joven presuntamente desarrollaba perfiles falsos dentro de distintas aplicaciones que podemos encontrar en Android e iOS con cierta facilidad; y explicaba su funcionamiento en redes sociales como TitTok o Youtube. El joven se hacía pasar por una chica de 19 años, con una tendencia sexual liberal y bisexual, convenciendo a sus víctimas de diferentes formas –técnica que se conoce como “child groomers” por la que los pedófilos se ganan la confianza de los afectados y consiguen que accedan a sus deseos–. Utilizaba el material conseguido para embaucar a otras perjudicadas de este tipo de prácticas.

Fotos de la menor

La Policía Nacional lleva con esta operación desde mayo de 2022, cuando  la familia de una usuaria de 11 años de edad denunció a la aplicación, ya que a través de ella este joven había presuntamente obtenido determinadas imágenes de carácter íntimo proporcionadas por la víctima. A través de la comunicación con el presunto pedófilo, este se ganó su confianza mostrándole otras imágenes de otras afectadas que se guardaba.

La fiscalía de Menores de Madrid ha actuado de oficio poniendo en libertad a este presunto pedófilo, una vez acabadas cada una de las diligencias y los distintos trámites policiales ya que en el momento tiempo de los hechos acontecidos, 2022, era menor de edad, tenía 17 años.

f.elconfidencial.com_original_100_24e_b5b_10024eb5b76bbf9e2a35adc20c1e6df2

Joven viendo un vídeo de contenido sexual.

Este joven, identificado como E.J.E.D, de origen hondureño, es el presunto principal captador de distintas jóvenes a través de esta app aprovechando su vulnerabilidad y confianza. Conseguía gran cantidad de material de forma rápida y efectiva engañando a distintas menores con su personalidad y consiguiendo material de alta demanda pedófila.

Se trataría de la primera detención en el metaverso, lugar que puede transformarse en un escenario propio para el delito y la agresión. Según expertos consultados por elcierredigital.com, las redes sociales y el metaverso son un "caldo de cultivo para la proliferación de este tipo de casos, en los que diferentes personas seducen a sus víctimas con su personalidad o su forma de relacionarse consiguiendo material digital que posteriormente distribuyen  y comparten con otros usuarios".

COMPARTIR: