25 de septiembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

En España afecta a uno de cada tres niños, incidiendo sobre los que están en una situación de vulnerabilidad socioeconómica

La obesidad intantil se convierte en un grave problema de salud pública según la OMS

Obesidad infantil.
Obesidad infantil.
Como consecuencia del encierro y la interrupción de las actividades recreativas o por desatención de un sobrepeso que ya existía, la obesidad infantil se ha convertido en un problema de salud pública que sigue en auge. Esta enfermedad afecta a uno de cada tres niños en España y según la evidencia científica, la obesidad afecta más a los niños y niñas en situación de vulnerabilidad socioeconómica, convirtiendo al exceso de peso infantil en una problemática asociada a la desigualdad social.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad como “una acumulación anormal o excesiva de grasa que supone un riesgo para la salud”. Estos factores constituyen dos de los principales problemas de salud pública de la actualidad a nivel mundial, los cuales han crecido al punto de triplicarse en los últimos 30 años.

Hasta hace algunos años el sobrepeso y la obesidad eran considerados como un problema inherente a las sociedades de los países desarrollados pero este escenario ha cambiado radicalmente y la epidemia se ha extendido a una velocidad alarmante entre los países de ingresos bajos y medios, particularmente en las grandes ciudades.

Asimismo, estos factores dejaron de ser exclusivos de los adultos volviéndose una preocupación para padres y pediatras, que comenzaron a ver cada vez más niños con este problema de salud. Según los últimos datos de la OMS de 2019, en los niños de cero a cinco años, el exceso de peso alcanza el 13,6%, una cifra considerablemente elevada si se tiene en cuenta que el exceso de peso esperado para esta edad es de 2,3%.

A nivel mundial, más de 42 millones de niños menores de cinco años tienen sobrepeso u obesidad y se prevé que esta cifra aumente a aproximadamente 70 millones para 2025 según las tendencias actuales. Un reciente informe de la OMS advierte de que, si no se toman medidas concretas para cambiar la realidad actual y futura, para 2030 el 27,2% de los niños entre cinco y nueve años tendrá obesidad.

El sobrepeso y la obesidad constituyen patologías multifactoriales. Su incidencia se encuentra influenciada por cambios en la dieta y por el estilo de vida resultante de la industrialización, la urbanización, el desarrollo económico y la globalización del mercado, que ofrece una excesiva oferta de alimentos de consumo inmediato combinado con otro gran problema: el sedentarismo masivo, que durante los últimos meses se ha incrementado por el confinamiento y las restricciones a las actividades que impuso la pandemia por COVID-19.

Y si bien los niños sufren las consecuencias del sobrepeso (hipertensión, insulinodependencia, hígado graso, enfermedades que hasta hace un tiempo eran únicamente de los adultos), otro de los aspectos que más preocupa es que un niño con obesidad tiene mucha probabilidad de seguir siéndolo en la edad adulta.

La obesidad infantil un problema cada vez más preocupante

Se sabe que el desequilibrio energético entre las calorías consumidas y gastadas es la causa principal de la obesidad y el sobrepeso, que se ve favorecido por el aumento en el consumo de alimentos de alto contenido calórico, ricos en grasas y el descenso de la actividad física, con un alto incremento del sedentarismo, que se vio potenciado por la pandemia.

Sin embargo, el Día Mundial de la Obesidad se ha convertido en una fiesta saludable en centros educativos y entidades de toda España. A través de las actividades coordinadas por la Gasol Foundation —fundación de los hermanos  Marc y Pau Gasol cuya misión es la prevención y reducción de la obesidad infantil— 16.000 niños y niñas han conmemorado este día con movimiento, diversión y hábitos de vida saludable.

Influye la genética en la obesidad infantil? - Clínica IMOS

Niño con obesidad.

Bajo el lema #TodoElMundoTieneQueActuar, en línea con la Federación Mundial de la Obesidad, la Gasol Foundation ha aunado a multitud de organizaciones —escuelas, entidades sociales, clubes deportivos, empresas, instituciones, etc.— que han participado en al menos una de las acciones propuestas por la fundación.

Por otra parte, la evidencia científica señala una clara asociación entre la prevalencia del exceso de peso y el nivel socioeconómico de las familias. Un reciente análisis comparativo llevado a cabo por la Gasol Foundation revela que la obesidad se duplica y la obesidad severa se triplica en los niños y niñas en situación de vulnerabilidad respecto a la media nacional —según la comparativa de datos del estudio representativo PASOS y del proyecto SEÍSMO, dirigido a escuelas localizadas en barrios en situación de vulnerabilidad.

La fundación de Pau y Marc Gasol ha coordinado una serie de actividades dinámicas, saludables y deportivas con el objetivo de sensibilizar sobre la obesidad infantil. Además, para todos aquellos centros educativos, entidades sociales y deportivas, instituciones, empresas o particulares que quisieran demostrar su compromiso con la salud infantil, la Gasol Foundation hizo público el manifiesto “Todo el mundo tiene que actuar”. Los firmantes se comprometen a llevar a cabo actividades transversales de promoción de hábitos saludables, no solo en el Día Mundial de la Obesidad sino durante todo el año.

COMPARTIR: