05 de diciembre de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

La reconocida activista transexual de la Asamblea de Madrid ha solicitado su baja del partido por los retrasos en la tramitación de la Ley Trans    

Carla Antonelli, exdiputada LGTBI, deja el PSOE: “Ya me he cansado, hice lo que podía”

El Cierre Digital en Carla Antonelli.
Carla Antonelli.
Carla Antonelli ha solicitado su baja del PSOE. Antonelli es la primera mujer trans diputada en España y dice haber tomado esa resolución por los retrasos en la tramitación de la Ley Trans. La exdiputada de la Asamblea de Madrid ha concedido una entrevista a 'El Cierre Digital' en la que ha afirmado sentirse "cansada" y "destrozada por la decisión", además de explicar las razones que la han llevado a tomarla.

Carla Antonelli —la primera mujer trans que fue diputada en España en la Asamblea de Madrid— ha solicitado en la mañana del martes su baja del Partido Socialista por los retrasos en la tramitación de la Ley Trans. “No en mi nombre”, ha aseverado en referencia a los retrasos de la ley por parte de los socialistas. “De lo que no podré cursar nunca baja es de mi naturaleza socialista que va en vena, fui, soy y seré socialista, donde quiera que esté y cual sea el ámbito de la vida”, ha añadido en una entrevista concedida a elcierredigital.com.

En declaraciones para este periódico, Antonelli exhorta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para que vuelva a poner la ley en su sitio y cierre los plazos de enmiendas. “Me he cansado. Hay una mayoría social, se ve reflejado en las encuestas, que está a favor de la ley y, sin embargo, se sigue dando voz a minorías que tienen apoyos mediáticos”.

- La primera pregunta es casi obligada. ¿Cómo se siente?

- Te puedes imaginar, estoy destrozada, conmocionada al tener que tomar una decisión de esta transcendencia.

Antonelli ha señalado en sus redes sociales que tramita su baja “con un inmenso y profundo dolor” tras pedir el voto del PSOE desde hace 45 años. “Desde aquel 13 de agosto de 1977 que aparecí en la prensa escrita de la época y me calificaron de 'travestí politizado', apenas dos meses después de las primeras elecciones democráticas, donde desde entonces he militado de una forma u otra”.

Persona posando con una bandera que pide la Ley Trans frente al Congreso de los Diputados.

- ¿Por qué ha tomado esta decisión tan drástica?

- Es una llamada de atención a lo que está sucediendo.

- ¿Y porqué ahora?

- Sí, esa es la pregunta, porqué ahora y no hace dos años y medio cuando empezó este acoso y derribo. Las respuestas muchas veces son simples. A veces las situaciones nos hacen ver el vaso medio lleno, hasta que una gota rebasa todo. Durante este tiempo me lo he tragado todo, hasta mi propia dignidad, en pro de un interés superior que son los derechos de las personas trans.

- La semana pasada se produjo otra ampliación del plazo para la presentación de cambios en la norma impulsada por Irene Montero, y el Ministerio de Igualdad mostró su “preocupación” por lo que interpretan como un intento del PSOE de dilatar la aprobación más allá de diciembre, que era el compromiso alcanzado.

- El presente nos dice que lo que parecía que estaba todo anunciado y aprobado, ahora otra vez se están anunciando nuevos plazos. Ya hablamos de diciembre, con el amago de más recortes en la Ley, lo que la lleva al próximo año ya inmersos en las elecciones autonómicas y municipales, que será otra de las posibles argumentaciones para nuevos retrasos, y en un suspiro hacia el fin de la legislatura. Estos han sido dos años y medio absolutamente de despropósitos, humillaciones públicas y privadas e insultos todos los días. Yo ya hice todo lo que podía hacer.

- ¿Cuál ha sido la respuesta de sus compañeros de partido?

- Estoy recibiendo miles de mensajes, afortunadamente, todos de apoyo. He presentado esta mañana mi carta de renuncia junto a mi DNI en el distrito de Arganzuela. 

“Prefiero ir por la calle y mirar de frente a mis compañeras/os/es trans que agachar la cabeza de la vergüenza por haberles traicionado, y lo que es peor, haberme traicionado a mí misma”, ha señalado la propia Antonelli en un escrito publicado en sus redes sociales.

La activista y exdiputada Carla Antonelli.

- Su decisión viene gestándose, pues, de lejos.

- Si, ya en junio salió ese panfleto disuasorio, pero es que yo no podía quedarme callada, como cuando hablar me costó mi escaño en la Asamblea de Madrid. Lo que era algo externo se oficializó con un panfleto transfóbico la noche del 9 de junio de 2020, aniversario de la muerte del compañero Pedro Zerolo, para más saña y vergüenza colectiva, que envió a todas las agrupaciones de España quien era en ese momento secretaria de Igualdad del Partido, a la vez que vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo. A partir de ahí, la pesadilla adquirió dimensiones gigantescas, no pasando 24 horas en las que me pronuncié sobre la aberración del argumentario, haciéndolo público en mis cuentas personales de redes sociales, y a tener en cuenta que en esos momentos aún era diputada en la Asamblea de Madrid, lo que como bien se sabe me dejó fuera en los siguientes comicios, por alzar la voz ante la sinrazón y defender lo que estatutariamente reflejaba mi formación política. 

- ¿Y el sentimiento socialista pervive a pesar de todo?

- Yo seguiré siendo socialista y seguiré peleando desde fuera. De lo que no podré cursar nunca baja es de mi naturaleza socialista, que va en vena. Fui, soy y seré socialista, donde quiera que esté y cual sea el ámbito de la vida.

- ¿Cree que va a ser efectiva esta llamada de atención?

- Por desgracia, así es como funcionan las cosas. Ya lo hice hace 15 años con la huelga de hambre con la Ley de Identidad de Género y lo haré siempre. No renunciaré jamás a mis principios.

COMPARTIR: