05 de julio de 2022
|
Buscar
FIN DE SEMANA

El presidente autonómico socialista no apoya la reprobación del PP y Ciudadanos contra el ministro de Consumo y el líder regional del PP le señala

Castilla-La Mancha se levanta contra Garzón mientras el PSOE de Page calla y no le reprueba

Alberto Garzón-
Alberto Garzón-
La polémica por las palabras del ministro de Consumo Alberto Garzón contra las macrogranjas han llegado este jueves hasta el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha, donde se ha discutido la solicitud de reprobación contra Garzón por parte del PP regional. A pesar de que el presidente autonómico socialista García-Page había criticado las palabras del ministro, se ha mostrado en contra de la reprobación y ha decretado la no construcción de macrogranjas hasta 2025 en la autonomía.

Tras la polémica del ministro de Consumo Alberto Garzón por afirmar ante el periódico británico The Guardian que “España exporta carne de mala calidad procedente de animales maltratados”, el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha se volcaba este jueves en un debate iniciado por los grupos de la oposición –Ciudadanos y Partido Popular– para responder a las palabras del político y reprobarle.

Las formaciones contrarias al gobierno del socialista Emiliano García-Page en la comunidad castellano-manchega solicitaban que el PSOE se sumara a la reprobación contra el ministro de Consumo. Pero, a pesar de que el presidente autonómico Page criticó en un primer momento las palabras de Garzón, finalmente ha reaccionado retando al Partido Popular a que su presidente regional, Paco Núñez, también presentara su dimisión pues, según ha alegado, "tiene los mismos motivos o más para hacerlo", según él, "por haber criticado las macrogranjas del país con anterioridad".

Paco Núñez, líder del PP en Castilla-La mancha

Ante la decisión del PSOE de no reprobar al ministro Garzón, Paco Nuñez ha publicado en su cuenta de Twitter un mensaje secundado por sus muchos seguidores: "Hoy Page ha decidido salvar a Garzón y a Sánchez", escribía.

En el pleno autonómico de este pasado jueves se ha encendido la llama cuando la diputada de Ciudadanos Elena Jaime ha lamentado que Alberto Garzón "sea intocable" y "pueda decir la enésima burrada por la que le pagan todos los españoles". Y ha añadido: "demuestra ser el más inútil del Gobierno". Por último, se ha dirigido a los castellano-manchegos con estas palabras: "No nos podemos permitir un ministro así, los manchegos merecen ilusión. Vamos a ilusionarnos con un conformismo revolucionario".

Por su parte, María Dolores Merino, diputada del PP, defendió en el pleno que las palabras del ministro de Consumo y Comercio fueron "vergonzantes" y, según indicó, "merecen el cese fulminante" del Gobierno. Además, Merino calificó las declaraciones que Garzón realizó en el medio de comunicación británico The Guardian como "una reincidencia en esa fijación obsesiva contra el sector y una deslealtad a España, además de un insulto".

La diputada María Dolores Merino.

En su escrito de reprobación al ministro Alberto Garzón, al que ha tenido acceso elcierredigital.com, Lola Merino señalaba también que las declaraciones del político "son rotundamente falsas y demuestran, o la profunda ignorancia de este miembro del gabinete, o su abismal sectarismo, o ambas cosas a la vez".

La diputada del PP también expresaba que "no es la primera vez que el Sr. Garzón ataca a una de las industrias alimentarias más importantes de España y desprestigia a un sector que cumple estrictamente con la normativa vigente en materia de sostenibilidad ambiental, bienestar animal, seguridad y calidad alimentarias, que da trabajo a cientos de miles de españoles y es un sector estratégico para fijar población y luchar contra la despoblación".

No más macrogranjas en Castilla-La Mancha 

Después del debate, las Cortes de Castilla-La Mancha han aprobado una enmienda que impide la concesión de permisos para construir macrogranjas o ampliar las ya existentes hasta 2025. El Gobierno autonómico, a través de la portavoz socialista Ana Isabel Abengózar, ha defendido la medida ante el “crecimiento exponencial de autorizaciones y de modificaciones de proyectos con aumento de capacidad” de estas explotaciones.

Según ha expresado la portavoz del Gobierno de Page, “esta medida no pone en riesgo al sector cárnico ni al ganadero ni al agrícola”. La moratoria ha contado con el voto a favor del PSOE, que gobierna con mayoría absoluta en la comunidad de Castilla-La Mancha. La decisión ha sido aplaudida por el ministro de Consumo Alberto Garzón en redes sociales. Por su parte, el Partido Popular se ha opuesto a esta medida y ha anunciado movilizaciones.

La nueva regulación respecto a la construcción de macrogranjas en la comunidad castellano-manchega, que se ha aprobado por 19 votos a favor y 14 en contra y sin abstenciones, abre una nueva batalla política y social en esta región. Sobre todo, después de que el presidente autonómico, Emiliano García-Page (PSOE), criticara en un primer momento las palabras del ministro pidiendo su “rectificación”, al igual que otros varones socialistas y miembros del Gobierno.

Sin embargo, el Ejecutivo de Page ha aprobado este jueves la primera medida con aplicación en toda la comunidad autónoma contra este tipo de ganadería intensiva y ha decidido no apoyar la reprobación del ministro que solicitaba la oposición, formada por el PP y Ciudadanos.

COMPARTIR: