01 de agosto de 2021
|
Buscar
EDICIÓN VERANO

El partido sigue con su política de apartar a los críticos mientras aumentan las bajas como esta del municipio catalán de Rubí

Crisis en VOX: La formación de Abascal se rompe en Barcelona por diferencias en la gestión

La crisis interna en el partido de Abascal continúa. En Barcelona, donde hace unas semanas numerosos militantes mostraban su descontento ante las últimas decisiones tomadas, este miércoles ha dimitido José María Torrente, el coordinador del partido en la ciudad de Rubí. Entre los motivos de su dimisión destacan que "su opinión no vale para nada" y que en el partido "no saben lo que se llevan entre manos".

La crisis interna en el partido de Santiago Abascal continúa. A finales del pasado mes de abril, la cúpula del partido tomó la decisión de destituir al coordinador de Terrassa alegando una pérdida de confianza. La rebelión interna provocada por esta resolución se saldó con tres abandonos de cargos y numerosas bajas en la militancia provincial. Este grupo de disconformes no para de criticar la purga llevada a cabo por la que definen como una "dirección nacional déspota".

A estos abandonos se les ha unido el del Coordinador de Rubí, municipio de Barcelona, José María Torrente, que ha explicado los motivos de su dimisión en un escrito.

El comunicado comienza alegando que "Vox Barcelona es de todo menos democrático, los Coordinadores (en mi caso Excoordinador) estamos con las manos atadas, asfixiados sin posibilidad de tomar ninguna iniciativa, sin posibilidad de financiación alguna, sin hacer comentarios en nuestras demarcaciones".

Tras esta queja generalizada, el excoordinador puntualiza los motivos de su dimisión uno por uno. Comienza denunciando las elecciones a dedo y la imposibilidad de prosperar por méritos propios : "No estoy de acuerdo que los Coordinadores sean elegidos a dedo en vez de ser elegidos por los componentes de su demarcación, con lo cual la gente se ve sometida a la santa voluntad de los mandamases, impidiendo que la gente pueda aspirar a prosperar por sus propios méritos".

Asimismo, critica la imposibilidad de conseguir financiación explicando que "la única posibilidad de conseguir alguna pequeña financiación es vender en las carpas merchandising (cacharrería), cuando ellos saben que el importe del LOTE de la cacharrería la termina pagando la gente que participa en las carpas". Añadiendo que "no hay forma humana de obtener financiación para afrontar pequeñas campañas para promocionar a nivel local imagen, afiliación".

Además alega que "nuestra opinión ni se tiene en cuenta ni vale para nada, aquí solo vale la opinión del Sr. que todos sabemos y si discrepas vas al paredón". Denuncia que "no saben lo que se llevan entre manos" y cuenta que en su opinión la última reunión de Coordinadores fue "nefasta" ya que, según narra, se les mandaron mensajes contradictorios.

Visita de Ignacio Garriga e Iván Espinosa de  los Monteros a Barcelona

Visita de Ignacio Garriga e Iván Espinosa de los Monteros a Barcelona.

En el comunicado, el excoordinador asegura que podría seguir sacando trapos sucios de Vox y continúa, indignado: "no puedo consentir que gente que se ha sumado a la reconstrucción de nuestro grupo de forma desinteresada y con gran patriotismo sea insultada y menospreciada por un Sr. déspota, falto de empatía y muy mal educado que todos conocéis, porque alguno de ellos aún no está afiliado".

"Resumiendo, somos carne de cañón, muñecos de trapo de usar y tirar, solo nos quieren para hacer el trabajo sucio y luego a la papelera. Abrid los ojos, no os dejéis engañar. Vox Barcelona se está desangrando por estos sujetos" concluye el escrito.

COMPARTIR: